lunes, 16 de enero de 2017

La tagedia de Mosul

LA BATALLA OLVIDADA

Por Martín Poblete
.
Esta semana se cumplen tres meses, cual si fuera letra de cambio a noventa días, de la batalla por la ciudad de Mosul en el norte de Irak, en la margen oeste del Tigris, en otros tiempos una próspera ciudad multicultural  de mas de un millón de habitantes, la segunda del país; importante estación del ferrocarril construido por los gobernadores coloniales ingleses conectando Mosul con Bagdad y Basrah en el Golfo Pérsico, dónde se llega cruzando el espectacular puente sobre el Éufrates, hoy después de un año de ocupación por las fuerzas de Estado Islámico, su pasado es un lejano recuerdo.

En un comienzo, la idea de lanzar una ofensiva por la recuperación de Mosul y consecuente expulsión de Estado Islámico del norte de Irak, fue de los mandos del Peshmerga o Ejército kurdo, proponiendo una operación de pinzas desde el noreste con los iraquíes desde el sur; pero las sospechas de los asesores americanos en Bagdad  de una presunta participación del Mayor General Qassem Suleimani en el plan, sumadas a los temores del gobierno en Ankara respecto a presencia del ejército kurdo cerca de la frontera con Turquía,  terminaron entregando la operación a los militares iraquíes bajo asesoría y apoyo logístico americanos.  No hubo plena coordinación con los kurdos, a pesar de que Suleimani se mantuvo al este del Tigris y posteriormente viajó a Aleppo para comandar en el terreno la intervención iraní en la guerra civil de Siria.

La ofensiva  encontró desde la partida considerable resistencia, sin perjuicio del control total del espacio aéreo por los americanos, el UK y Francia.   A muy corto andar se perfiló  una cruel, cruenta, feroz  batalla por una ciudad, barrio por barrio, calle por calle, casa por casa.   A diferencia de Aleppo, no hemos tenido informes de ONGs ni de misiones de observación internacionales;  un comunicado reciente del mando conjunto americano-iraquí dice estar en control de la mitad de la ciudad, los kurdos se abstuvieron de comentar sin confirmar ni negar la veracidad de lo informado.

Eventualmente, la superioridad logística y numérica  iraquí, apoyada por la cobertura aérea de americanos, ingleses y franceses, mas la presión de los kurdos por el  norte, debiera permitir recuperar Mosul expulsando a los elementos de Estado Islámico.   Difícilmente sabremos la verdadera dimensión de la tragedia humana, desde luego las víctimas civiles a merced de los beligerantes, también las bajas en combate históricamente muy altas en toda batalla por el control de una ciudad.   Tal vez hace algunos años, decisiones acertadas por las potencias en condiciones de hacerlas, pudieron haber evitado tanto sufrimiento.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario