jueves, 12 de enero de 2017

Turismo
CONOCIENDO SANTIAGO DESDE EL AIRE

Por Walter Krohne

Santiago crece, se moderniza y ya le está ofreciendo a los turistas atracciones que antes solamente se encontraban en las urbes de Europa y Estados Unidos. Nos referimos hoy al teleférico que tiene ya una larga historia pero que ahora, completamente modernizado, permite hacer paseos seguros y realmente hermosos cruzando el aire de la capital chilena que en la época estival no está tan contaminado como en el invierno.
.
Esta mañana visitamos esta atracción turística,  siendo atendidos por un personal cuya principal característica es  la amabilidad.  Si bien este servicio fue inaugurado el 1 de abril de 1980, es decir hace casi 37 años, tuvo que interrumpir sus operaciones en 2009 hasta fines del año recién pasado,  por razones técnicas y planes de modernización,  dejando al Parque Metropolitano sin este transporte durante ocho años.
.
Lo que se ha recibido ahora en la nueva etapa, a lo largo de los 2.026 metros de cableado nuevo, es una actualización ingenieril, técnica y de infraestructura que ha estado en ambas etapas a cargo de ingenieros franceses. Las  cabinas de última generación de hoy van y vienen o suben y bajan el Cerro San Cristóbal con gran seguridad tecnológica.  Todo es nuevo, cabinas, cableado,  sistema motriz y los aparatos de control.
.
Hoy son unos 1.000 pasajeros que puede transportar el teleférico de Santiago en 46 cabinas que van apareciendo entre árboles, matorrales y catorce torres con colores rojo y azul, además de contar con ocho soportes para cuatro bicicletas cada uno.
.
Tanto en las estaciones extremas (dos=Cumbre y Oasis)  como en una intermedia (Tupahue), se permite el embarque y desembarque de los pasajeros paralelo al eje del Teleférico. El sistema puede ser utilizado por peatones, personas con movilidad reducida, niños, adultos mayores, no videntes y familias con coches para bebés.
.
Todo esto, el subir y bajar de las cabinas,  ocurre entre las 10 y las 20 horas de martes a domingo, porque el lunes es día de “mantenciones” y ya se está pensando para el futuro en un horario nocturno. El tramo de ida y vuelta cuesta 2.900 pesos, y los niños y la tercera edad  1.600,
KRADIARIO en la cumbre

Como resumen puede decirse que este trabajo de modernización se debe interpretar como un plan de trabajo brillante y con excelentes resultados, y esto, porque sus encargados lo han dado todo para seguir dotando a la ciudad de un servicio que permite a los santiaguinos, chilenos y turistas  extranjeros, disfrutar de un paseo con vistas realmente hermosas y que permite además conocer desde arriba, desde el aire,  una parte importante de Santiago. Es decir aquí ha primado el progreso y la inteligencia sobre la política, que como ocurre en muchos casos, no es a veces un elemento perturbador como se podría haber esperado (léase transantiago).


No hay comentarios.:

Publicar un comentario