miércoles, 25 de enero de 2017

EL MURO CON MÉXICO VA,  DIJO HOY TRUMP, Y LO PAGARÁ MÉXICO

EL PRESIDENTE DE MÉXICO PEÑA NIETO HA DICHO QUE SU PAÍS NO PAGARÁ NI UN CENTÁVO, MIENTRAS EL MINISTRO MEXICANO DE ECONOMÍA AMENAZÓ POR SU PARTE CON ROMPER RELACIONES CON ESTADOS UNIDOS


Sin arrugarse para nada y sin que le temblara la mano, el presidente de Estados Unidos comenzó a cumplir otra de sus promesas de campaña: la construcción del muro con México.

Así rubricó este miércoles una orden ejecutiva para destinar fondos federales a la construcción del muro durante una ceremonia celebrada en el Departamento de Seguridad Nacional (DSN).  A su vez endureció radicalmente los controles de inmigración del  país y castigó a las llamadas “ciudades santuarios” que protegen a los inmigrantes indocumentados.

“A partir de hoy los Estados Unidos de América recuperan el control de sus fronteras”, declaró Trump. “Vamos a salvar vidas a ambos lados de la frontera”. “Hemos estado hablando de esto desde el principio”, aseguró el mandatario respecto a una de sus más aclamadas promesas electorales al firmar el documento junto al recién confirmado secretario de Seguridad Nacional, el general retirado John Kelly.
Frente a las familias de estadounidenses asesinados por personas que viven en los Estados Unidos de forma ilegal que estaban sentadas en la audiencia, Trump dijo: “Cuando se trata de seguridad pública, no hay lugar para la política”.
Trump aseguró que a partir de ahora, su país “recuperará sus fronteras” y pondrá freno al “aumento sin precedentes de la inmigración ilegal procedente de Centroamérica, que está dañando tanto a Estados Unidos como a México”.
El financiamiento para el proyecto del muro es aún poco claro. Trump ha prometido repetidamente hasta ahora que México pagará por ello, se espera que los contribuyentes estadounidenses cubran los costos iniciales y la nueva administración no ha dicho nada sobre cómo obligará a México a reembolsar el dinero. Una de las acciones ejecutivas que Trump firmó el miércoles parece indicar que podría restringir la ayuda a México.
Trump aseguró en una entrevista a la cadena ABC que la construcción del muro en la frontera con México comenzará “en meses” y que su planificación ocurrirá “de inmediato”. Trump insistió en que “en última instancia” el coste del muro será “reembolsado por México” y ese pago será del “cien por cien” del coste de la construcción. El presidente estadounidense confirmó que el Gobierno federal adelantará el dinero necesario para iniciar la construcción, pero luego los mexicanos se encargarán de devolverlo.
.
“Todo se nos reembolsará en una fecha posterior con cualquier transacción que hagamos con México. Solo le digo que habrá un pago, que sucederá de alguna forma, quizás una forma complicada, lo que estoy haciendo es bueno para Estados Unidos, también va a ser bueno para México. Un México muy estable y muy sólido”, afirmó. Preguntado por la negativa del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, a pagar la factura del muro, Trump respondió que no puede decir otra cosa. “Él tiene que decir eso”, justificó el magnate neoyorquino.
Poco antes, en su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, explicó que dentro del plan para reforzar la frontera con México se aumentará el número de agentes y se crearán nuevos centros de detención para los inmigrantes aprehendidos en la frontera.
Está previsto que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, quien ha insistido en repetidas veces que su país no pagará el muro, se reúna con Trump en la Casa Blanca la próxima semana. No obstante, el presidente mexicano está “considerando” cancelar la visita tras la orden del presidente Trump, dijo un funcionario. El ministro de Economía de México amenazó ayer martes durante una visita a Washington de romper las relaciones con EE.UU. si se les obligaba a pagar el muro.
Los asesores del Congreso dicen que hay aproximadamente 100 millones de dólares en créditos no gastados en la cuenta del Departamento de Seguridad Nacional que podrían destinarse a la seguridad fronteriza. La cantidad permitiría cubrir los primeros pasos de planificación pero se requeriría ampliar el presupuesto cuando se empiece a construir la valla.
Las órdenes del presidente también requieren la contratación de 5.000 agentes y policías de aduanas adicionales para patrullar la frontera, aunque el aumento está sujeto a la aprobación del Congreso.
El presidente también puso fin a lo que los republicanos han etiquetado como “sistema de captura y liberación” en la frontera. Actualmente, algunos de los inmigrantes que son arrestados mientras cruzan la frontera ilegalmente son puestos en libertad a cambio de informar sobre su detención a los funcionarios de inmigración días después.

A fines de esta semana se espera que Trump firme órdenes que restringen el flujo de refugiados a los Estados Unidos. Su propuesta actual incluye una suspensión de al menos cuatro meses de todas las admisiones de refugiados, así como una prohibición temporal de personas procedentes de algunos países de mayoría musulmana, según informó una fuente de una organización de políticas públicas que coordina peticiones de asilo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario