jueves, 25 de mayo de 2017

Visita desilusionó a los europeos

FUERTE TIRÓN DE OREJAS DE TRUMP A  SOCIOS DE LA OTAN 

“Si los miembros de la OTAN cumplieran con sus obligaciones acordadas, la organización militar tendría 119.000 millones de dólares más”, dijo el Presidente de Estados Unidos Donald Trump en la central de la alianza en Bruselas.

Sermoneó a los jefes de Estado para que pagaran la parte que les corresponde en defensa con el fin de ayudar a contrarrestar la amenaza terrorista.
Según Trump el financiamiento de la OTAN (Organización del Atlántico Norte) mejoraría  si sus miembros cumplieran con sus obligaciones, que consisten en contribuir con el 2% de su PIB. “23 de los 28 Estados miembros no gastan lo que deben. Es injusto para los contribuyentes de Estados Unidos”, dijo el mandatario estadounidense.
En este encuentro, Trump se reunió por primera vez con el flamante presidente francés, Emmanuel Macron, quien tardó seis segundos en superar al mandatario estadounidense en su ya característico apretón de manos, con el cual quiso mostrar nuevamente al mundo  -y a un hombre como Macrón  tres décadas menor que él- que hay un nuevo líder en el escenario mundial.

El truco de Trump es apretar la mano fuerte y luego mantener la de quien saluda por un lapso de tiempo más largo que lo normal y a menudo tirándolo para tratar de acercarlo hacia él. Trump se mantuvo firme como de costumbre. Pero esta vez, fue Trump y no Macron,  quien trató de retroceder primero. Macron simplemente no lo soltó cuando Trump trató de retroceder. Sin embargo, por la tarde, antes de la tradicional foto de la cumbre, en un segundo round, Trump volvió a apretar la mano de Macrón pero esta vez, aprovechando el enfoque de las cámaras de la TV, arremetió contra el político francés con fuertes estirones de brazo, obligándolo a usar la mano que tenía libre para frenar el ímpetu del dirigente estadounidense. El estilo de saludar de Trump ha estado bajo la lupa desde su apretón de manos de 19 segundos con un visiblemente desconcertado Shinzo Abe de Japón.
El diario El Mundo de España escribió que los europeos “estaban preparados para lo malo, para las extravagancias y la superficialidad, pero con lo que se encontraron en Bruselas superó todas las expectativas. La primera visita de Donald Trump a la OTAN estuvo cargada de simbolismos, y símbolos con los que se encontraron Merkel, Macron, May y el resto. Un desastre de relaciones públicas, de comportamiento, de lenguaje. Una humillación pública y una decepción monumental cuando el norteamericano evitó, además, todo compromiso firme con la defensa conjunta”, comentó El Mundo.

Filosofía pura
MÍNIMA MORALIA
Por Hugo Latorre Fuenzalida.
Si Aristóteles escribió su “Magna Moralia”, Theodoro Adorno debió contentarse,  dos mil años después, con escribir su Mínima Moralia”, que él mismo la define como la moral del hombre dañado. Es, también lo dice, la moral del capitalismo de  las dos grandes guerras, esa que declara, para la moral económica:  “se debe dar mucho menos a los otros que lo que  ellos le entregan al capitalista”, definiendo el derecho a la desigualdad como ética aceptable para la vida moderna.
La ética cristiana se sustentó más en la “Magna moralia” de Aristóteles, hasta que la influencia del calvinismo vino a privilegiar la “Mínima moralia,” que denuncia  Adorno, y que tan bien describe Max Weber en su obra “La ética protestante y el espíritu del capitalismo”, en la que define el espíritu del capitalismo como la preeminencia de aquellos hábitos e ideas (cultura) que favorecen la conducta racional y que en lo económico se materializa en reducir los costos e incrementar las utilidades, maximizando el provecho personal.
En cambio la “Magna moralia” aristotélica habla con un tono muy diferente: “La moral, a mi parecer, sólo puede formar parte de la política. En política no es posible cosa alguna sin estar dotada de ciertas cualidades; quiero decir, sin ser-quien la ejerce- hombre de bien. Pero ser hombre de bien equivale a tener virtudes; y por tanto, si en política se quiere hacer algo, es preciso ser hombre virtuoso.  Esto hace que parezca el estudio moral como el principio de la política. Y por tanto sostengo que al estudio del conjunto de estos temas debe más bien darse el título de política antes que el de moral.”
Así de categórica y directa es la vinculación entre ética y política en Aristóteles. El cristianismo lo tomará luego con Santo Tomás, con D’Escoto, Alberto Magno y toda la serie de filósofos medievales que tratan de racionalizar la fe, aterrizando no hacia el saber de Dios sino a las cosas que son atingente a los hombres en su existencia terrenal.
Desde ahí se desprende un humanismo social que estará fermentando lo político en los siglos sucesivos, hasta desembocar en las encíclicas sociales, desde el lado de la religión y el iluminismo social y el pensamiento revolucionario, desde el pensamiento laico.
El progresismo tomó de la ciencia los fenómenos dinámicos y de la filosofía el pensamiento dialéctico, con ello se fue anticipando la conquista del Paraíso en la tierra, en beneficio de ese hombre que por milenios vivió sometido a la naturaleza más elemental, como un expulsado, como exiliado.
Pero, como lo proclamó la dialéctica histórica de Hegel, los procesos  avanzan en polos contradictorios, y así como emergió el pensamiento humanista progresista, también hacía su parte el pensamiento conservador.
Este último, toma fuerza a partir de la derrota del revolucionarismo francés y la imposición de la paz burguesa  durante  el siglo XIX, luego de la caída de Bonaparte. El éxito de la Revolución Industrial y el industrialismo imperial, definen un mundo capitalista que resolverá sus contradicciones en las dos grandes guerras mundiales, alineando el cambio tecnológico acelerado como el gran instrumento de dominación económica del capitalismo universal contemporáneo.
Las revoluciones científico-tecnológicas vienen a suplir las guerras como elemento de conquista de hegemonías y sociedades, su influencia dominante se hace cultural, económica y política, aunque su brutalidad bélica es ahora –si no eliminada- al menos parcialmente reemplazada por la más sutil pero igualmente dominante influencia del capital-tecnológico industrial y sus estrategias globales.
Ante la imposibilidad de las grandes conflagraciones bélicas (la energía atómica las hace inviables), los conflictos sectoriales y de baja intensidad se “rutinizan” para ampliar o reducir el espacio geográfico de influencia.
La matematización del saber ha venido a legitimar la vieja racionalidad cartesiana, pero deformándola en un “calculo, luego existo”, con lo cual el sentido del interés egoístamente privado, impuesto por los pensadores ingleses, viene a forjar un credo ideológico que también se sustentó en una interpretación de la creencia religiosa, como lo señalamos en el caso del calvinismo, que legitimó la creencia en la bendición de los ricos, tan opuesto a la prédica evangélica del “rico, el camello y la aguja”.
Esa “Mínima moralia”, que denuncia Adorno, es la que se ha enseñoreado en el mundo moderno y es la que define una sociedad que camina  a la disolución de la política (política abscóndita), por la vía del borronamiento de la ética social y por la exaltación del hedonismo consumista, oral y por el interés puramente emolumentario o “anal” (Freud), restando sentido trascendente al existir, definiendo una verdadera “muerte del hombre” (Foucault), que al no reconocerse en los otros, tampoco se logra encontrar existencialmente a sí mismo, desembocando en “La era del vacío” (Lipovesky) o en el “Ser para la muerte” (Heidegger), hasta establecer el  “Dios ha muerto” (Nietzsche), que en el fondo es la muerte de toda trascendencia valórica,  eso mismo que defendió Aristóteles con el concepto de “Magna Moralia”.  

Elecciones en Chile


EL TRASPASO DE VOTOS ENTRE PRIMERA Y SEGUNDA VUELTA 2005  Y 2009:
 ¿UN REGALO PARA PIÑERA?

Por Rafael Luis Gumucio Rivas

En las elecciones del  2000, en la segunda vuelta el traspaso de votos favoreció a Ricardo Lagos Escobar: disciplinadamente, todos los sufragios de la Gladys Marín, Tomás Hirsch y Sara Larraín pasaron al candidato socialista; En 2005, la división en la derecha, en la primera vuelta le pasaron la cuenta a Sebastián Piñera en la segunda vuelta, favoreciendo a Michelle Bachelet. En 2009, la suma  de votos de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, Marco Enríquez y Jorge Arrate permitía ganar fácilmente a Sebastián Piñera, pero, como se puede ver en el cuadro adjunto, el traspaso de los votos a Frei, por parte de Marco Enríquez y de  Jorge Arrate fue muy deficiente.

La campaña de Frei Ruiz-Tagle fue un verdadero desastre, pues el candidato había hecho un mal gobierno en su primera administración, y los partidos políticos de la Concertación, alianza que lo apoyaba, no dejaron ningún error, sectarismo y torpeza por hacer; además, los ciudadanos estaban aburridos por las traiciones de la Concertación.

Es muy fácil culpar a Marco Enríquez de la derrota de Frei: siempre el chivo expiatorio justifica cualquier derrota. Personalmente, no adhiero a la autocrítica, pues pienso que el haber combatido a la Concertación fue un acierto, que estaba en pleno derrumbe debido a las malas prácticas y, sobre todo, a la continuación de la aplicación del neoliberalismo instalado por la dictadura de Pinochet – el término acuñado por el ideólogo del Frente Amplio, Carlos Ruiz, “neoliberalismo a la norcoreana”,  me parece genial. No cabe duda de que la Concertación logró acortar las cifras de pobreza, pero mantuvo intacta la desigualdad, y más de dos decenios el coeficiente Gini se ha mantenido prácticamente sin variación.

El primer gobierno de Sebastián Piñera fue “el quinto” gobierno de la Concertación: al comienzo pretendió gobernar por sobre la alianza partidos políticos que lo apoyaban, pretendiendo ejercer todas las carteras del gabinete ministerial, pues la mayoría de los secretarios de Estado eran empresarios, alumnos eran egresados de colegios para “la gente bien” y sus estudios superiores en la Universidad Católica. A todos los proveyó de un “pen drive” que, hasta el día de hoy, se ignora cuál era su contenido y su utilidad.

Pablo Longueira, como presidente de la UDI, harto con el gabinete de los gerentes, trató de imponer un viraje en la conducción del gobierno repitiendo, hasta la saciedad, que el carecía de relato – término siútico para retratar que Piñera quería gobernar solo, y que sabía mucho de finanzas, pero poco de política – y logró imponer un gabinete en que predominaron los políticos, en su mayoría, parlamentarios de la UDI y de RN, que tuvieron que renunciar a sus cargos en el congreso. En este gobierno de partidos de derecha, la UDI mandaba y RN obedecía.

Durante el gobierno de Piñera, se desarrollaron las más importantes manifestaciones sociales del período de la transición a la democracia, no sólo de los estudiantes, sino también de los ecologistas y de otras organizaciones regionales, entre ellas Magallanes, Aysén, Freirina y Calama.

En las encuestas de opinión el rechazo al gobierno de Piñera alcanzaba récords inéditos para este período de la transición, debido a su deficiente manejo político e incapacidad para gobernar.

Para el 30 aniversario del golpe militar, Piñera se refirió a los “cómplices pasivos” de la dictadura, que le valió la ira de sus partidarios y de los militares, que seguían considerándolo como un “patito feo”, una especie de democratacristiano infiltrado.

En el hipotético caso de que triunfara Sebastián Piñera, en las elecciones de noviembre próximo, la situación no va a ser igual: el magnate esta vez no podrá hacer lo que quiera: no habrá un gabinete de gerentes, como tampoco funcionarios que llevarán chaqueta roja, como uniforme en las distintas actividades en terreno,  ni tampoco el Presidente, como el general Carlos Ibáñez, podrá disfrazarse para cada ocasión y ya no reiremos con las “piñericosas”.

Como podemos constatar en lo que va de su campaña electoral, Piñera está dominado por la UDI y su presidenta, Jacqueline van Rysselberghe, mientras que Renovación Nacional y Evópoli seguirán siendo los mozos de este partido. Que se haya escuchado en la proclamación como candidato a la presidencia Sebastián Piñera, “Viva Chile Pinochet” no nos debe extrañar, pues los partidarios del dictador Pinochet se han aprovechado de la ocasión para apoderarse de la candidatura de Piñera.

El líder derechista encabezará “la restauración” de la hegemonía conservadora anulando los tibios y  anulando los tibios y pocos cambios sociales que se han hecho durante el gobierno de Bachelet. Como toda restauración, será un inevitable regreso  al pasado. (Con los Marco del Pont y san Bruno de la rancia derecha)

El colapso de la Concertación, posteriormente Nueva Mayoría, es una buena noticia para el país: ya hace mucho tiempo que esta combinación estaba agónica, y sólo faltaba la “extremaunción”, de la cual se encargaron los sacristanes democratacristianos. El matrimonio entre los Walker y los Teillier no daba para más.

Había un buen tiempo que la restauración se había instalado en el seno del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet: antes con el ministro del Interior, Jorge Burgos y Rodrigo Valdés y, ahora, con ministro, Mario Fernández, que se distingue de Burgos por ser un buen abuelito de la Presidenta y no un reaccionario recalcitrante.

Los democratacristianos están felices con su candidata, Carolina Goic, y han recuperado una especie de patriotismo partidario, y poco les importa que su candidata tenga un 3% en las encuestas, pues es nuestro juguete y no lo compartimos con los ciudadanos, como dicen algunos. El no mezclarse con los rojos los hace muy felices porque ya no los maltratan. Podemos decir que los Castro son unos tiranos y pedir la caída de Maduro sin preocuparnos de ofender a nuestros socios de la Nueva Mayoría.

Por otro lado, los radicales, los socialistas, comunistas y el PPD, aun cuando tienen sus roces con su candidato, Alejandro Guiller, pues él pretende ser independiente a toda costa lo que aterra a los partidos aburridos de que sus candidatos los ignoren, lo soportaban en Bachelet porque estaban seguros de que llegaría a la presidencia de la república, pero con Guillier, la exigencia es mayor, pero como todos los candidatos aspirantes a La Moneda, están seguros de llegar a la segunda vuelta y conquistar la presidencia.

En el caso de la eventual candidata presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, que cada día remonta en las encuestas, también asegura que llegará a la segunda vuelta. Los líderes del Frente Amplio se niegan a seguir la política del mal menor, es decir, apoyar al candidato de la Nueva Mayoría, y tienen razón debido al seguidismo neoliberal de la Concertación.

A tres candidatos contra Piñera, que no logran ponerse de acuerdo para desistir uno en favor del que llegue segundo, está dentro de las probabilidades que Piñera gane la elección, no sólo por el apoyo de los fachos pobres, sino especialmente por la división de sus oponentes. No quiero ser pesimista, ni agorero, pero Chile Vamos muestra más unión que los tres candidatos contrarios a la reacción conservadora.

Traspaso de votos  entre  1 y 2 vuelta
Ricardo Lagos
47,95
Joaquín Lavín
47,51
Gladis Marín
3,18
Tomás Hirsch
0,51
Sara Larraín
0,44
 Arturo Frei Bolívar
O,38

Suma Marín Hirsch y Larraín
4,13 %
Segunda Vuelta
LAGOS
51,31
3,35
LAVÍN
48,69
1,15

LAGOS  PERDIO SOLO  0.78  Traspaso de Marín Hirsch y Larraín
2005
Michelle Bachelet
45.96
Sebastián Piñera
25,41
Joaquín Lavín
23,23
Tomas Hirsch
5,5

Suma Piñera y Lavín
48,64
Suma
Bachelet Hirsch
51,46
Michelle Bachelet
53,50
Sebastián  Piñera
46,50

Perdida de Piñera traspaso  2,14
Ganancia Bachelet traspaso  2 %
2009
Sebastián Piñera
44,05
Eduardo Frei
29,60
Marco Enríquez
20,13
Jorge Arrate
6,21

Suma Frei  Arrate Enríquez
55,9 %
Segunda vuelta
Sebastián Piñera
51,61
Eduardo Frei
48,39

Perdida Frei respecto a la suma con Arrate más Enríquez
7 %
Donde Fueron los votos de Arrate y Enríquez

Arrate
Enríquez
Frei
Piñera
Blanco nulo
Frei
70,6
43,9
99
0,8
14,9
Piñera
11,8
21,0
1,0
99.2
8,5
Nulos Blancos
17,6
29,7
O,0
0,0
76.6
Total
100
100
100
100
100


El más grande fraude de la historia chilena


BYE BYE VILLALOBOS


Por Hernán Ávalos

El general director de Carabineros Bruno Villalobos debería renunciar a su cargo, por transparencia en la gestión de una de las instituciones fundamentales de la República, de la cual dependen  la seguridad interior, el control de las fronteras,  la protección de las personas, el resguardo de sus bienes y la prevención de los delitos.

Y si no lo hace, la Presidenta Michelle Bachelet tendría que pedirle la renuncia, para facilitar la investigación por fraude que lleva adelante el Ministerio Público. El desfalco en la policía uniformada ya bordea los $20.000 millones birlados al Estado y tiene a un centenar de imputados entre oficiales, particulares y funcionarios públicos.

Es cierto que durante su carrera Villalobos fue edecán policial del Presidente Ricardo Lagos y jefe del departamento de seguridad presidencial de Bachelet. Resulta comprensible que existan sentimientos de gratitud por los servicios prestados. Pero aquí el  “bien jurídico” protegido es la probidad. Y  el Gobierno debe entender que hoy la ciudadanía tiene estándares ético moral más exigentes que antaño, para evaluar a las autoridades, a los  políticos, a los parlamentarios, a los jueces, a los militares, a los empresarios, a los periodistas y en general a quienes detentan el poder.
.
Ya han surgido voces autorizadas reclamando, públicamente, por la necesidad que Villalobos deje su cargo y sea posible una investigación prístina del  mega fraude  –el más grande de nuestra historia--  y  facilitar la tarea a quien le reemplace, para efectuar los cambios estructurales que requiere la administración de una institución de 60.000 uniformados. Entre ellos, la del precandidato presidencial de Chile Vamos senador (RN)  Manuel José Ossandón y la del diputado Sergio Espejo, vicepresidente de la DC.
.
No es posible minimizar la gravedad del delito cometido. Porque a diferencia de la estafa que aplica entre particulares, el fraude tipifica sólo cuando hay perjuicio para las arcas fiscales, para el Estado, para la Nación, es decir para todos los ciudadanos. Y en este caso con el agravante que la llamada “mafia de las finanzas”, entraba a saco a los fondos de Carabineros y, adicionalmente, obtenía suplementos presupuestarios del Ministerio de Hacienda, para continuar con las millonarias operaciones dolosas de beneficio personal para los miembros de esta verdadera asociación criminal.
Hasta ahora el general Villalobos no tiene requerimiento penal. Pero indudablemente le asiste responsabilidad de mando.
.
 En sus declaraciones los imputados han mencionado, también a los ex directores de Carabineros  Alejandro González, Eduardo Gordon y Alberto Cienfuegos, aunque ninguno de ellos ha sido requerido por el fiscal Eugenio Campos, a cargo de la investigación del Ministerio Público.

Un general de recia personalidad

Villalobos ya había demostrado su recia personalidad cuando enfrentó críticas públicas por el “laxo procedimiento” de sus hombres para controlar los desórdenes callejeros del 21 de mayo de 2016 en Valparaíso, los cuales  dejaron un guardia municipal fallecido, dos incendios  en edificios céntricos y cuantiosos daños a la propiedad. En aquella oportunidad responsabilizó al sistema educativo, a los padres de los manifestantes desalmados por desatender a sus hijos, y no expresó autocrítica por la actitud de las siempre eficientes fuerzas antimotines bajo su mando.
.
 Así no le tembló la mano para expulsar al director de finanzas general inspector Flavio Echeverría. Y por primera vez en la historia institucional, presentarlo engrillado ante el tribunal. Luego expulsó por “traicionar el juramento de servicio”,  a otro centenar de oficiales como resultado de la investigación sumaria, en su mayoría ex funcionarios de la Dirección General de Carabineros vinculados al alto mando.
.
Pero el general Villalobos no se detuvo en su empeño por intentar revitalizar su institución, recuperar el prestigio social dañado y de paso blanquear su imagen. Y el 28 de abril último, a tres semanas de haber estallado el llamado “pacogate”, presentó al Gobierno un conjunto de medidas destinadas a controlar las cuentas policiales. También proclamó el  fin de la especialidad de intendencia encargada de los dineros y anunció la contratación de profesionales externos para gestionar las finanzas y la contraloría interna. Así logró el espaldarazo del ministro de Interior Mario Fernández (DC) y se supone de la Presidenta Bachelet. No obstante, las mejoras propuestas no serán de trámite rápido. Requieren una modificación a la Ley Orgánica Constitucional de Carabineros,  con quórum calificado. Y por las críticas políticas cruzadas respecto de la continuidad de Villalobos en el cargo, probablemente la tramitación parlamentaria sea condicionada a su renuncia.

Ocho años a cargo de la inteligencia policial

Ocurre que resulta difícil entender que Villalobos,  habiendo asumido la dirección general de Carabineros en 2015, luego de ser elegido por la Presidenta Bachelet entre una quina de generales, no hubiese detectado ninguna anormalidad en las cuentas de remuneraciones,  viáticos, pasajes aéreos, adquisiciones, bienestar y gastos reservados utilizadas en el fraude.  Con la experiencia de haber servido desde su creación en 2014, la Dirección de Inteligencia, Drogas e Investigación Criminal, ya investido con el grado de general inspector, y de haber manejado el presupuesto de $300 millones anuales, justamente de la partida de gastos reservados, para realizar operaciones policiales encubiertas.
.
Incluso podría decirse que Villalobos pertenece a la llamada “comunidad de inteligencia nacional”, puesto que ya entre los años 2008 y 2012, investido del grado de general, estuvo al mando de la antigua Dirección de Inteligencia Policial de Carabineros.

La verdad es que con los profesionales,  los medios y los equipos de que dispone Carabineros, resulta increíble que el jefe de la inteligencia no haya tenido indicios ni conocimiento del fraude en las finanzas de su propia institución. Es evidente que hubo falencias para el control de las cuentas. Pero existen los procedimientos de contrainteligencia para fiscalizar la conducta del personal.  Así los ocho años que Villalobos estuvo a cargo de la inteligencia de Carabineros, coincidentemente están en la década de operaciones dolosas que investiga el fiscal Campos.

Todos los carabineros de ronda en las calles

El proceso judicial no deja de asombrar. El diario La Tercera reprodujo el domingo último declaraciones formuladas ante la  fiscalía por el general Echeverría respecto del desvío de los gastos reservados para sobresueldos a generales, regalos y fiestas, es decir, para objetivos distintos a los establecidos por la ley. Incluso otros medios han mencionado como presuntos beneficiados con estos dineros a los ex subsecretarios de Carabineros Felipe Harboe,  actual senador (PPD) y la abogada Javiera Blanco, ex ministra de Justicia y hoy integrante del Consejo de Defensa del Estado.  Ambos han guardado silencio frente a estos trascendidos.
.
Con todo, la renuncia de Villalobos terminará con la suspicacia de un pretendido encubrimiento de sus pares y de autoridades, y será la oportunidad de fortalecer Carabineros, reestructurar su institucionalidad,  reforzar su doctrina de servicio público y perfilar su rol fundamental en la prevención de los delitos. Esto último, considerando que en la última década el temor de los ciudadanos frente a la posibilidad de ser víctima de delitos se ha mantenido en el 80%, en contraposición a la comisión de los delitos investigados que sólo llega al 30% promedio.  Así una policía uniformada, presencial, vigilante, oportuna y eficiente obtiene credibilidad,  prestigio social, y resulta fundamental para mejorar la sensación de inseguridad en la población.

miércoles, 24 de mayo de 2017

HISTÓRICA VISITA AL PAPA DE DONALD TRUMP
El Vaticano expresó “la satisfacción por las buenas relaciones bilaterales existentes entre la Santa Sede y los Estados Unidos de América, así como por el compromiso común en favor de la vida y de la libertad religiosa y de conciencia”, en un comunicado que entregó hoy tras la visita del presidente estadounidense Donald Trump al Papa Francisco.
Asimismo declaró “el deseo de una colaboración serena entre el Estado y la Iglesia Católica en los Estados Unidos, comprometida en el servicio a la población en los campos de la salud, la educación y la asistencia a los inmigrantes”.
En las conversaciones también hubo “un intercambio de puntos de vista sobre algunos temas relacionados con la actualidad internacional y con la promoción de la paz en el mundo a través de la negociación política y el diálogo interreligioso, con especial referencia a la situación en Oriente Medio y a la tutela de las comunidades cristianas”.
Había gran expectación por el cara a cara entre el líder de la superpotencia y el pontífice argentino, que está hoy al frente de una religión con más de 1.200 millones de fieles y a quien, más allá del universo católico, se le reconoce una gran autoridad moral en todo el mundo.

No hay que olvidar que durante la campaña electoral norteamericana,el año pasado, el Papa hizo duros comentarios sobre los planes de Donald Trump de levantar un muro en la frontera con México. El Papa dijo entonces que quien pretendía hacer estas cosas no podía ser considerado cristiano. A estas palabras el entonces candidato republicano replicó con dureza.


Es la batalla política de las dos "G"

¿ESTÁN ROTAS LAS RELACIONES ENTRE GUILLIER Y GOIC? 

Las relaciones entre el senador Alejandro Guillier y su colega DC Carolina Goic quedaron bastante lesionadas anoche, cuando en un duro mensaje que el candidato presidencial independiente le envió a la senadora, la acusó de haber "metido a su partido en un zapato chino”  al optar por competir directamente en primera vuelta de las elecciones presidenciales desechando las primarias legales del 2 de julio.

El precandidato del PS. PPD y PC hizo esta crítica en una entrevista con el canal regional Antofagasta TV.

“La DC tiene hoy un problema de conducción. Es Carolina Goic la presidenta de partido, no yo”, dijo Guillier.

El cuestionamiento, se da luego de que en los días previos Goic pusiera en entredicho la capacidad de Guillier para alinear a los partidos que apoyan su candidatura en torno al proyecto de elección de gobernadores regionales -una de sus principales banderas de lucha-, cuya aprobación y aplicación para este año están en duda. “El tiene que poner todo su liderazgo en función de contar con los votos de los partidos que lo respaldan”, había dicho la abanderada DC.

La crítica  de Guillier fue la más severa o más dura contra su contendora, según algunos medios como La Tercera.

“Carolina Goic se dejó conducir por gente de su propio partido y creyó en esto de la línea propia que ya fracasó en los años 60, cuando era un partido mucho más grande”, dijo el candidato. Y agregó: “Se metieron en un ‘zapato chino’ y ahora no saben qué hacer. Yo le puedo decir a Carolina Goic, ella es la única que puede sacar a la Democracia Cristiana de este impasse en que se metieron, simplemente volviendo a casa” (a la Nueva Mayoría).
.
En la misma línea, el senador advirtió que “yo no puedo tomar las decisiones por la Democracia Cristiana, eso es tarea de Carolina Goic. La mía es decirle que las puertas están abiertas. Pero cuidado, los procesos políticos toman su dinámica y se nos acaba el tiempo”.

Responde la DC

Desde la DC hubo respuesta inmediata. La misma Goic declaró que invitaba a Alejandro Guillier “a que en vez de caer en la política sucia, que tanto daño le ha hecho al  país, se refiera a las 13 medidas de transparencia que he propuesto para recuperar la confianza de la gente",  afirmó.
.
En tanto, el vicepresidente del partido, el diputado Matías Walker, acusó a Guillier de “pecar de soberbia si pretende que la unidad del sector se dé en torno a él; la unidad se da en torno a las propuestas que dicen relación con un camino que logre interpretar las demandas que tiene la gente. El senador demuestra con sus palabras que está desconcertado, porque la agenda pública de los temas los está marcando Carolina”.

Ya en la mañana de ayer desde la DC continuaban los cuestionamientos al liderazgo de Guillier frente a los partidos que lo apoyan. El ex presidente de la colectividad, Gutenberg Martínez advirtió que “lo concreto es que Guillier no logra alinear a su sector, y esto tiene importancia política de proyección, porque supuestamente un candidato presidencial, cuando tiene más fuerza o más poder, es precisamente cuando es candidato”, afirmó el histórico dirigente de la DC.
.
La crítica de Martínez generó reacciones entre los partidos que respaldan a Guillier. “Mejor que Martínez no hable en esos términos, porque no aporta nada”, afirmó el presidente del PPD, Gonzalo Navarrete.

El fuerte impasse de ayer entre Guillier y Goic se produce en uno de los momentos más complejos al interior del oficialismo y viene a tensionar aún más la relación entre la Democracia Cristiana y los demás partidos de la Nueva Mayoría, los que ya han notificado su intención de marginar a la DC de la confección de la plantilla parlamentaria a raíz de la decisión de sus socios de marginarse de las primarias y competir directamente en primera vuelta.

Esa resolución, de hecho, fue reafirmada ayer por los partidos que respaldan la candidatura de Guillier ante la DC durante la reunión del comité político extraordinario convocado por el gobierno en La Moneda.

Guillier criticó también a sus aliados

Antes de las anteriores declaraciones, el senador y candidato presidencial Alejandro Guillier criticó la propuesta diseñada por el PS, PPD, PC y PR, respecto a postergar la primera elección de intendentes, que pasarían a llamarse gobernadores regionales, para 2020, uno de los proyectos ejes de la descentralización.

Las tiendas aluden a la dificultad de concordar candidatos únicos a gobernador, con dos abanderados oficialistas compitiendo en primera vuelta.

Durante unl almuerzo de los senadores de la Nueva Mayoría, el senador DC Jorge Pizarro pidió al Ejecutivo poner en discusión inmediata la ley orgánica constitucional que permite la elección de intendentes, actualmente en primer trámite en la Cámara de Diputados. En el encuentro estuvo el ministro de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre, quien permaneció en silencio. "El Gobierno no estuvo dispuesto a poner urgencia, por el rechazo de algunos colegas", comentó luego Pizarro.

Coincidiendo con Guillier, la abanderada presidencial DC, Carolina Goic, declaró: "Los votos DC estarán y llamo al resto a no sacar cálculos políticos, eso es inaceptable. Se desprestigia la política cuando se antepone el cálculo electoral, el cómo me va como partido, antes que los intereses de las regiones".

Más extrema fue la postura del diputado Pablo Lorenzini, quien advirtió que "si el Gobierno no pone urgencias, se va a complicar el concurso de la DC en otros proyectos".

Guillier se esmera por un cambio de opinión

Mientras el candidato presidencial Alejandro Guillier se esmera por coordinar con los timoneles y secretarios generales de los partidos que lo respaldan -PR, PS, PPD, PC, MAS e IC- convocando una mesa de trabajo para perfeccionar el proyecto que establece la elección directa de intendentes, al interior de la Nueva Mayoría siguen apareciendo voces que están en contra de la iniciativa.

Una de ellas es la del senador del PPD, Felipe Harboe, quien advierte que la elección de intendentes "podría generar un problema de gobernabilidad”.

"A mi juicio el proceso es inverso, primero definir cuál es el modelo de desarrollo del territorio para que a Chile le vaya bien y la gente de regiones tenga más oportunidades de las que tiene hoy día y para que los problemas se resuelvan en todo el territorio; y en segundo lugar elegir los cargos, lamentando que todo se haya hecho a la inversa. A mi juicio, en este caso, el orden de los factores sí altera el resultado, porque vamos a tener eventualmente una elección de gobernadores regionales este año con candidatos que no saben qué van a poder hacer porque no está lista la ley de transferencia de competencia”, declaró en Radio Agricultura.

"Lo más delicado a mi juicio es que se va a generar un problema de gobernabilidad porque no están bien resueltos los mecanismos, dado el modelo de centralización que tiene Chile”.

Entretanto, el domingo, en una entrevista con Pedro Carcuro en el programa El Sillón de Pedro, de TVN. Guillier se desmarcó del tema al decir: “No es mi tarea estar alineando a los partidos, ellos tienen que resolver sus problemas”. Luego, en la misma línea, consultado por la posibilidad de que el bloque oficialista vaya en listas separadas, indicó: “Ellos son los políticos, no yo. Ellos se metieron en camisas de once varas (…) no me corresponde enredarme en un enredo que ellos mismos armaron”.

El abanderado afirmó que le ha sido difícil instalar en los partidos la idea de que se debe hacer política ciudadana: “ninguno de los partidos me la dio fácil cuando yo pedía hacer una política más ciudadana”.

En todo este cuadro aparece un Guillier debilitado y sin decisiones propias. Esto explica que sea el ex presidente Sebastián Piñera el que siga liderando las encuestas con un 26% de las preferencias,  a pesar de la polémica que se originó con su declaración de patrimonio. Según Cadem de esta semana un 54% cree que Piñera será el próximo presidente de Chile, subiendo 5 puntos porcentuales desde la semana anterior y alcanza el nivel más alto desde que comenzara esta serie en agosto del 2016. Hay que observar, sin embargo, que esta empresa  encuestadora aparece más cercana al ex Presidente que al resto de los candidatos.
.
España-Política

COLAPSO DE LA ÉLITE SOCIALISTA DE LA TRANSICIÓN ESPAÑOLA

Por Martín Poblete

El Partido Socialista Español (PSOE) fue  importante en la transición española a la democracia, sus líderes jugaron lealmente contando con el apoyo masivo de sus bases. 
Los sucesivos gobiernos de Felipe González fueron formando una élite partidaria en los altos cargos de gobierno, la diplomacia y las Cortes (parlamento). 

Al ingreso de España a la Unión Europea (el 12 de junio de 1985),  sucedió también su ingreso a la OTAN. Dos destacados líderes socialistas, Joaquín Almunia y Enrique Barón, entraron de lleno a la tecnocracia europeísta incluyendo su aparato bancario y financiero. Un importante dirigente, Javier Solana, se convirtió en Secretario General de la OTAN.    En paralelo, intelectuales socialistas entraban en casas editoriales y empresas de comunicaciones, a fines del último gobierno de Felipe González. Así, el socialismo era ya parte del "establishment" político español.

El desastroso segundo gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero abrió espacio al retorno de la centroderecha, en la figura del líder del Partido Popular Mariano Rajoy. Inicialmente, el PSOE quedó en manos de un antiguo dirigente, Alfonso Pérez Rubalcaba, quien trató de mantener un papel opositor abierto a negociar en las Cortes, mientras surgía una nueva formación de izquierda PODEMOS (fundado en enero de 2014 y liderado por Pablo Iglesias Turrión).

Cuatro meses después de su formación, PODEMOS participó en las elecciones europeas de 2014, logrando cinco escaños (de 54) con el 7,98 % de los votos, lo que lo convirtió en el cuarto partido más votado de España. En los primeros veinte días en que se permitió su inscripción, reunió más de 100 000 miembros, convirtiéndose en el tercer partido en número de afiliados y en octubre alcanzaba el segundo lugar, con más de 200 000. 

En las elecciones generales celebradas el 20 de diciembre de 2015, las listas presentadas por PODEMOS para el Congreso de los Diputados, en solitario o en coalición con otras formaciones políticas, obtuvieron el 20,68% de los votos y 69 diputados en el conjunto del Estado.

Mientras tanto, la línea seguida por Pérez Rubalcaba fue objetada por un joven político manchego, Pedro Sánchez, quien ganó la secretaría general del PSOE con definiciones particularmente duras respecto al gobierno de Mariano Rajoy, buscando frenar el auge de PODEMOS.

En su empeño por impedir un segundo mandato de Mariano Rajoy, Sánchez condujo al PSOE a dos derrotas históricas en 2016 y también le costó su propio cargo. El PSOE quedó con una directiva provisional con el mandato de convocar a nuevas elecciones internas para renovar su dirigencia, produciéndose  la predecible postulación de la lideresa de los socialistas andaluces, Susana Díaz, y el sorprendente retorno de Pedro Sánchez.

La vieja nomenclatura socialista se alineó con Susana Díaz, su proyecto de oposición desde las Cortes y los gobiernos autonómicos en manos socialistas, y disposición a negociar, mientras tácticamente buscaba frenar a PODEMOS  mediante políticas de centro izquierda. 

Esta propuesta tuvo el apoyo de Felipe González, Alfonso Guerra, Javier Solana, Alfonso Pérez Rubalcaba, los jefes de dos de las mas importantes "baronías" socialistas. El extremeño Fernández Vara y el manchego García Page; y hasta Rodríguez Zapatero se subieron al carro de Susana Díaz.  Como ya sabemos, contados todos los votos, Pedro Sánchez resultó elegido secretario general del PSOE por mayoría absoluta en un triunfo de la voluntad de las bases por sobre una élite agotada. La vieja guardia, alejada de la militancia, y tal vez de la realidad,  había perdido su apuesta sin atenuantes

Mientras los militantes de base celebraban cantando la Internacional, Pedro Sánchez se apresta ahora  a enfrentar su primera crisis en las Cortes: deberá definir la posición socialista frente al voto de censura y retiro de confianza al Gobierno de Mariano Rajoy, presentado por Pablo Iglesias y los diputados de PODEMOS.