miércoles, 18 de enero de 2017

Justicia-Argentina-Caso Nisman

HACE DOS AÑOS QUE MURIÓ EL FISCAL NISMAN Y NADIE SABE EL POR QUÉ Y EL CÓMO

Hace dos años ocurrió el asesinato del fiscal argentino Alberto Nisman, caso en el cual aún no se conocen a los autores materiales e intelectuales del crimen.
.
Los nuevos investigadores del caso, el fiscal Eduardo Taiano y el juez Julián Ercolini, trabajan sobre la nueva hipótesis de que Nisman murió el sábado 17 de enero del 2015, y no al día siguiente, como se convenció la primera fiscal que trabajó en la pesquisa, Viviana Fein.
.
El atentado contra AMIA
Nisman fue hallado muerto con un balazo en la cabeza en el interior de su departamento en el barrio de Puerto Madero. El fiscal investigaba el atentado más importante de la historia argentina y cuatro días antes de su muerte  denunció a la entonces presidenta Cristina Kirchner y parte de su Gobierno como posibles encubridores de los acusados iraníes de haber atentado con coche bomba contra la mutual judía AMIA ocurrido el 18 de julio de 1994 que dejó un saldo de 86 muertos y total destrucción del recinto en el centro de Buenos Aires.
.
Las nuevas autoridades que instruyen ese expediente, tramitado en un inicio por el fuero correccional, retomaron pistas y hechos concretos que habían sido dejados de lado por Fein. O que incluso nunca fueron analizados. Uno de ellos es el papel que jugó en esta trama el supuesto experto en informática de Nisman, Diego Lagomarsino, el dueño del revólver del que salió el disparo que mató a su jefe, según la versión del diario argentino Clarín.

También iniciaron un nuevo estudio de las personas que pudieron haber entrado al departamento de Nisman durante las horas en las que él no se comunicó con nadie, es decir, desde las 20:20 del sábado en adelante.
.
Otra de los nuevas pistas en las que ya trabajan Taiano y Ercolini es el papel que jugó la noche el domingo 18 de enero del 2015 el entonces secretario de Seguridad Nacional, Sergio Berni. A eso se suma que profundizarán en otros trabajos investigativos que la fiscal Fein obvió. Uno crucial: un allanamiento que la policía le pidió realizar en una dirección de la provincia de Entre Ríos, donde los peritos informáticos determinaron que era el sitio al que correspondía una dirección de IP de internet desde la que entraron de forma remota a la computadora de Nisman.
.
Las sospechas sobre Lagomarsino se centran ahora en sospechas sobre su verdadero trabajo con Nisman. ¿Era el analista informático de la Unidad AMIA? Las nuevas autoridades de la causa lo dudan. También analizarán documentos que se habrían encontrado en su casa y que corresponderían a expedientes y pruebas judiciales. Los defensores de Lagomarisno niegan que tenga responsabilidad en la muerte de Nisman.
.
Respecto al papel de Berni, en la Justicia consideran que su situación aquella noche del 18 de enero del 2015 fue absolutamente irregular. Es lo mismo que escribió la anterior jueza de la causa Fabiana Palmaghini en su última resolución sobre el caso, en la que se declaró incompetente y solicitó que pase  a la Justicia Federal.
.
Según pudo comprobar la magistrada, Berni entró al departamento de Nisman, embarrado, y permaneció en ese lugar durante un largo tiempo, sin que haya allí ninguna autoridad judicial. ¿Qué hizo en la escena del hecho? Con él también estuvieron caminando por donde no debían, otras 19 personas, como el jefe de la Policía Federal, Román Di Santo, miembros de la Prefectura Nacional, y "civiles".
.
Hay un testigo que puede complicar más a Berni y que declaró que las cosas podrían haber sido distintas dentro del departamento. Es un prefecto de apellido Aranda quien afirmó que intentó frenar el ingreso de Berni y sus acompañantes, pero que no pudo hacerlo porque eran funcionarios nacionales.
.
La jueza Palmaghini remarcó que la Presidenta de la Nación, denunciada por Nisman, supo antes de la muerte del fiscal que las autoridades judiciales que debían investigar lo que pasó en Le Parc. Berni la había llamado desde el mismo lugar en el que habían ocurrido los acontecimientos.
.
La Justicia analiza pruebas que nunca nadie estudió como se debía: hay imágenes de al menos catorce personas que suben al ascensor en el piso 13, en el que vivía Nisman, o lo marcan desde la planta baja o el subsuelo. ¿Quiénes son? 

Los que tienen algo que decir

Sandra Arroyo Salgado, ex pareja de  Alberto Nisman, fue muy crítica con el comportamiento de muchos integrantes del gobierno kirchnerista frente al caso del fiscal muerto. “Yo desconozco si ha tenido una participación concreta en el hecho de la muerte, pero lo que ningún argentino puede dejar de desconocer el rol que han tenido en los días que transcurrieron desde la denuncia de Alberto hasta su muerte e incluso con posterioridad”, le dijo a Radio Mitre. Incluso consideró que los ex funcionarios actuaron como “un grupo de tareas” para “obstaculizar el avance de la investigación de las dos causas, tanto la denuncia como la de su muerte”.
Cristina Fernández de Kirchner: Según Arroyo Salgado la entonces mandataria quiso instalar “distintas hipótesis” y generar “dudas hasta sobre su sexualidad”.
En una cadena nacional, Fernández de Kirchner habló de “una íntima relación” entre Nisman y el técnico informático Diego Lagomarsino. Además la ex Presidenta dijo estar “convencida” de que la muerte del fiscal "no fue un suicidio".

Aníbal Fernández: La jueza también criticó el papel del fallido candidato a gobernador. El quilmeño acusó a Nisman de utilizar los fondos que el Estado destinaba a la investigación del atentado a la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina para "salir con minas y pagar ñoquis". Además lo llamó “sinvergüenza”. Salgado también apuntó contra Ricardo Echegaray, otrora titular de la AFIP (Administración Federal de Ingresos Publicos)  por haber promovido “una fiscalización de la sucesión”.

Diego Bossio: Los “tweets” del ex jefe de ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social)  también fueron criticados por Arroyo Salgado. “La insólita acusación del fiscal Nisman implica una judicialización absurda de la política que busca instalar mentiras ensuciando la democracia”, había escrito el hoy kirchnerista arrepentido en la red social del pajarito.
Diana Conti y Carlos Kunkel: la ex mujer de Nisman recordó que los diputados del Frente Para la Victoria adelantaron que recibirían al fiscal “con los tapones de punta” para rechazar sus acusaciones en el Congreso. “Lo que hemos decidido desde el Frente para la Victoria es concurrir la mayor cantidad de integrantes posibles del bloque, no para escuchar sino para hacerle preguntas a Nisman”. La legisladora había afirmado que la denuncia de Nisman “no tiene pies ni cabeza”.
Kunkel aseguró que desde la familia del fallecido fiscal hubo "un desesperado intento por cobrar los seguros y cuando alguien se suicidia no se paga el seguro".
Daniel Rafecas: Para Arroyo Salgado el juez federal trató de “sepultar la denuncia” de Nisman. En su fallo, el magistrado fue lapidario con las acusaciones del fiscal. “Ha quedado claro, que ninguna de las dos hipótesis de delito sostenida por el Fiscal Pollicita en su requerimiento, se sostienen mínimamente”, consideró Rafecas respecto a la presentación del fiscal que retomó la denuncia de Nisman.
Los camaristas Jorge Ballestero y Eduardo Freiler: según la ex mujer de Nisman los jueces de Cámara intentaron convalidar la “situación” que generó Rafecas. En su fallo los integrantes de la Sala I determinaron que “inexistencia de `elementos novedosos´ idóneos para alterar el temperamento desestimatorio oportunamente adoptado” para la reapertura de la causa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario