lunes, 23 de agosto de 2010

Todos los mineros están bien de salud - Millonario Farkas donó 9 861 dólares a cada una de las 33 familias afectadas


Logran comunicación telefónica con los mineros que sobrevivieron 17 días gracias a una cucharada de atún y medio vaso de leche cada 48 horas



El primer contacto telefónico con los mineros atrapados en la mina subterránea San José se logró hoy entre el ministro chileno de minería, Laurence Golborne, y el trabajador Luis Urzúa, quien es el jefe de turno del grupo de mineros atrapados.

Golborne le contó al operario que el hallazgo del grupo a 700 metros de profundidad fue celebrado ayer en todo Chile con fiestas en las plazas públicas. Cada uno de los relatos era aplaudido por los trabajadores, lo que se podía escuchar con mucha claridad como lo mostró esta noche la televisión chilena.

El ministro continuó diciéndoles que a la entrada de la mina se había instalado un campamento donde "están vivivendo los familiares de ustedes".

"Queremos informarles -agregó el secretario de estado- que estamos haciendo todos los esfuerzos para llegar lo antes posible a donde ustedes se encuentran. Este rescate ha sido una tarea realizada por todo Chile".

Golborne les advirtió a los mineros que se mantengan en el lugar del refugio y donde están las sondas, porque hacia el otro costado habría una roca de unos cien metros que estaría en un estado de mucha inestabilidad, según se ha podido detectar con instrumentos desde la superficie.

Un funcionario del Ministerio del Interior habló luego con los mineros para enviarles un saludo personal del presidente de la República, Sebastián Piñera, quien visitó la mina en cuatro oportunidades durante el período en que se hacían las operaciones previas cuando aún se desconocía el estado y el paradero de los trabajadores atrapados.

La comunicación terminó con el Himno Nacional chilenos que cantó el ministro junto con los que lo acompañaban en la superficie y fue también seguido con gran fuerza y emoción por los mineros atrapados a 700 metros de profundidad.

Millonario Farkas hizo potentes donaciones 

Entretanto, el lugar del yacimiento fue visitado hoy por el estravagante millonario chileno y también propietario de minas, Leonardo Farkas, quien arribó al lugar con un cheque de 5 millones de pesos (unos 9.861 dólares) para cada una de las familias de los 33 mineros atrapados. 

Igualmente anunció que promoverá en el país una campaña para reunir un millón de dólares para cada uno de los trabajadores que han logrado sobrevivir a 700 metros y cuyo rescate desde las profundidades, según los expertos, tardará varias semanas o meses.

Farkas, que suele hacer millonarias donaciones o dejar cuantiosas propinas en restaurantes, es propietario de la mina "Santa Fe", situada no lejos de la mina "San José" donde ocurrió el drama.

El empresario llegó a la mina en un moderno todoterreno "Hummer", acompañado por el alcalde de la ciudad de Copiapó, Maglio Cicardini, y personalmente entregó a los familiares los 33 cheques por cinco millones de pesos cada uno.

Sobrevivieron con atún y leche

Con dos cucharadas de atún y medio vaso de leche cada 48 horas lograron sobrevivir 17 días los 33 mineros chilenos que han permanecido atrapados a 700 metros de profundidad en la mina San José, ubicada en la Región de Atacama muy cerca de la ciudad de Copiapó, a unos 800 kilómetros el norte de Santiago de Chile.

Así lo informó a la prensa la senadora por esa región Isabel Allende, hija del derrocado presidente Salvador Allende (1970-1973), quien pudo leer esta información en una ficha médica llenada sobre la base de un cuestionario que fue enviado hoy al interior del yacimiento,  a través de la sonda que mantiene conectados a los mineros, 32 chilenos y un boliviano, con el comando de rescate de la superficie.

Ellos tuvieron que responder diversas preguntas para enviarles desde arriba una dieta equilibrada y las medicinas que necesitan para poder continuar en la mina hasta el rescate final.

"Pude ver la recepción de la segunda cápsula que se envió al fondo de la mina a través de la sonda que envió y trajo de vuelta las fichas médicas de cada uno de los atrapados”, relató la parlamentaria.

Los médicos que se pusieron en contacto hoy con los mineros pudieron comprobar que todos se encuentran en buen estado de salud, salvo algunas excepciones de casos diabéticos.  Así lo confirmó la doctora Paula Newmann.

Alimentos y medicinas

La atención alimenticia y medicamentosa consistió hoy en una solución glucosada al 5% y un comprimido de omeprazol, un medicamento para revestir el estómago a fin de evitar las posibles úlceras de estrés por la falta de alimentación de todos estos días. La médico Newmann dijo, al ser consultada, que los mineros deberán esperar a los menos un día más hasta poder estar en condiciones de recibir alimentos sólidos.

Igualmente el equipo de psicólogos interrogó por escrito a los mineros para conocer mayores aspectos de la vida que tuvieron que llevar durante los 17 días que permanecieron aislados y sin poder ser hallados.

El ministro Golborne, señaló que durante la noche se trabajó en entubar el conducto de unos 8 centímetros de diámetro que ha servido en forma muy efectiva de enlace entre la superficie y los mineros.

"Se está terminado el "encamisamiento" del pozo. Eso va a permitir que no se nos colapse", señaló Golborne a los medios, sobre el proceso de fortificación de las paredes del ducto en el cual se trabajó toda la noche.

"Luego vamos a retomar el contacto con ellos y vamos a iniciar el envío de estas palomas mecanizadas que van a llevar primero, agua con glucosa y una serie de otros elementos que van a permitir mantenerlos con vida", lo que ocurrió efectivamente después de la declaración del ministro.

La palomas mecanizadas son unos tubos de plástico azules por medio de los cuales se les están enviando  los productos que necesitan los mineros para compensarse y poder resistir el tiempo que aún les queda para el rescate.

Por el pequeño ducto los mineros hicieron llegar a la superficie el domingo el conmovedor mensaje en el que señalaron que al cabo de 17 días estaban todos bien.

Golborne confirmó además que en paralelo se seguirá perforando otros lugares del yacimiento "para poder tener otras vías de comunicación".

El grupo de 33 mineros quedó atrapado el 5 de agosto en la mina San José, tras ocurrir en su interior una serie de derrumbes en el momento que iban a salir a la superficie para almorzar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario