miércoles, 22 de febrero de 2017

La crisis en Washington
TRUMP INSISTE EN SUS PLANES ANTIMIGRATORIOS Y LE DA LA ESPALDA A LOS JUECES Y AMPLIAS FACULTADES A LOS AGENTES QUE DECIDIRÁN QUIEN INGRESA A EE UU Y QUIEN NO

Desde ahora los agentes estadounidensese en los puestos fronterizos podrán deportar a los inmigrantes indocumentados abriendo una forma indiscriminada de abordar el tema, se establece en una nueva resolución del gobierno del Presidente Donald Trump.
.
Estas nuevas directrices que reemplazan a otras anteriores que fracasaron tras la intervención y objeción de algunos jueces que rechazaron las medidas como también por una serie de protestas realizadas  en distintas ciudades estadounidenses y también en el exterior, como en México.
.
Entre las  medidas se contemplan aquellas que aceleren el proceso legal, dando más capacidad a los agentes, contratar a otros 15.000 agentes migratorios y eliminar las exenciones aplicadas previamente por la Administración de Barack Obama.
.
Las directrices, firmadas por el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, indican que no solo se perseguirá a los inmigrantes indocumentados con cargos criminales violentos, sino también  a aquellos que hayan “abusado” de los beneficios públicos o que, “a juicio de un agente de inmigración, puedan suponer un riesgo para la seguridad pública y seguridad nacional”.
.
Se perseguirá a los indocumentados que a juicio de un agente de inmigración, puedan suponer un riesgo para la seguridad pública y seguridad nacional
.
Entre las directrices, firmadas por Kelly figura la contratación de 10.000 nuevos agentes para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y 5.000 más de la Oficina de Aduanas y Fronteras (CBP).
.
”El auge de la inmigración ilegal en la frontera sur ha sobrepasado a las agencias y los recursos federales y ha creado una significativa vulnerabilidad en la seguridad nacional de EE.UU.”, se subraya en las directrices. El Departamento de Seguridad Nacional, agrega, “ya no eximirá a clases o categorías” de extranjeros indocumentados de “una potencial aplicación de la ley”, es decir, de una deportación.
.
Esto supone un notable cambio respecto a las directrices marcadas durante el anterior Gobierno de Barack Obama, que ordenaba no llevar a cabo estas deportaciones en base a violaciones menores de la ley, como conducir sin licencia o tener una luz rota del automóvil u otro vehículo.

Por otro lado, el Ejecutivo de Trump otorga mayor capacidad legal a los agentes migratorios federales, así como permitirá que agentes estatales o locales puedan sumarse a estas labores de control migratorio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario