martes, 28 de febrero de 2017

Chile-EE UU

“LA TORTURA ES UN CRIMEN DE LESA 
HUMANIDAD”, DIJO LA COMISIÓN 
CHILENA DE DERECHOS HUMANOS EN 
REACCIÓN A PALABRAS DEL 
PRESIDENTE TRUMP

La Comisión Chilena de Derechos Humanos, reaccionó con firmeza frente a las declaraciones del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trumpo, quien dijo este lunes que creía  absolutamente que los métodos de torturas  funcionaban.

En una entrevista exclusiva con ABC News aseguró el Mandatario que sus jefes de inteligencia consideran que técnicas como el "ahogamiento simulado" pueden dar resultados en la lucha contra el terrorismo.

La Comisión Chilena de DD HH entregó una declaración en la que señala lo siguiente:

1.- La Tortura constituye un crimen de lesa humanidad y puede ser sujeto de persecución criminal en cualquier lugar del Mundo, sobre la base de la aplicación del Principio de la Justicia Universal.
.
2.- La Comisión Chilena de Derechos Humanos condena, de manera categórica las declaraciones de Donald Trump, que justifica la aplicación de la tortura, no sólo porque afecta los derechos humanos sino porque implica un retroceso para la vigencia del derecho internacional.
.
3.- Respaldamos y hacemos nuestras las declaraciones del Relator Especial de Naciones Unidas sobre la Tortura, Nils Melzer, quien señaló que Trump debería tener presente “las consideraciones morales y legales de la comunidad internacional, antes de autorizar la reintroducción de técnicas de interrogatorio más estrechamente asociadas a la barbarie que a la civilización.”
.
4.- La Comisión Chilena de Derechos Humanos insta al Gobierno de Chile, a desplegar todas las iniciativas necesarias que permitan activar el sistema de protección internacional de los Derechos Humanos, a fin de evitar que Estados Unidos aplique la Tortura,- práctica represiva que tanto dolor provocó a miles de chilenos en nuestra historia reciente-, por ser contraria a los principios y normas que rigen la Organización de Naciones Unidas, así como porque transgrede y vulnera la letra y espíritu de la normativa internacional de los Derechos Humanos.
.
5.- Asimismo, junto con exigir una activación de todos los órganos de protección de Naciones Unidas, es necesario el uso de todos los medios de disuasión disponibles, a objeto de frenar ésta y otras medidas ya anunciadas y/o implementadas por el nuevo Gobierno estadounidense, como su nueva política migratoria, la que por su claro contenido xenófobo y racista, no sólo es absolutamente contraria al Derecho Internacional sino que reflejan un absoluto desprecio por el respeto de los derechos fundamentales del ser humano, y no hacen sino confirmar las aprensiones de aquellos que en el concierto internacional han levantado su voz crítica por el carácter instrumental que los Gobiernos norteamericanos, a lo largo de la Historia, le han otorgado a los Derechos Humanos.
.
6.- Por último, hacemos un llamado a la sociedad civil organizada, especialmente a los organismos de Derechos Humanos de Chile y el mundo, a rechazar públicamente la autorización de la Tortura otorgada por el Gobierno de Donald Trump, desplegando todas aquellas iniciativas que expresen de un modo inequívoco nuestra adhesión al Derecho Internacional de los Derechos Humanos y nuestra explícita condena a esta medida, por constituir un grave retroceso para la Humanidad toda y una clara amenaza a la paz y seguridad internacional.

Lo que dijo y prometió Trump

Trump indicó que está dispuesto a combatir "fuego con fuego" para hacer frente a los yihadistas del Estado Islámico (IS) y no descartó volver a utilizar técnicas de interrogatorio que cesaron con la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca en 2009.

"Quiero mantener al país seguro. Cuando están cortando cabezas de los nuestros y otros por ser cristianos en Oriente Medio y el Estado Islámico hace cosas propias de la Edad Media, ¿que si me preocupa el ahogamiento simulado? Combatiremos fuego con fuego", recalcó.

Trump aseguró que escuchará a su gabinete, especialmente al secretario de Defensa, James Mattis, y el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo, cuando llegue la hora de determinar si se resucitan prácticas para interrogar a sospechosos de terrorismo consideradas torturas por el Congreso y la anterior administración.

El "ahogamiento simulado", la privación de sueño, el uso de perros agresivos, los gritos, los golpes o la humillación fueron algunas de las técnicas de "interrogatorios forzados" instauradas tras los atentados terrorista del 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos por el Gobierno del entonces presidente George W. Bush.

Obama firmó órdenes ejecutivas al llegar a la Casa Blanca en 2009 para poner fin a esas prácticas, mientras que el Senado legisló en contra de esos métodos en 2015.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario