lunes, 13 de febrero de 2017

Columna de psicología social y familiar

EL AMOR EN LOS TIEMPOS MODERNOS

Esperando el Día de los Enamorados

Por Jessika Krohne Soletich 


Hace 10 años uno conocía a alguien en un bar, en la universidad o en el barrio donde uno vivía toda una vida. Hoy día, uno conoce a alguien en las redes sociales, a través de internet o en las aplicaciones nuevas dirigidas a buscar pareja.
.
Hace 10 años uno esperaba con ansias que la persona que uno conocía te contactara a través de una carta que el pretendiente dejaba en el buzón de la casa. A veces uno recibía mensajes por terceras personas o se encontraba con mensajes inesperados que invitaban a una cita. Hoy día, uno recibe mensajes instantáneos, mensajes por whatsapp, facebook o e-mail para acordar una cita o incluso se tiene la primera cita por skype para conocerse un poco mejor antes de salir en persona y tener un encuentro cara a cara. Uno trata de googlear a su pretendiente para conocerlo un poco más a fondo antes de salir con él.
.
Efectivamente el "cortejo amoroso" ha sufrido muchos cambios, desde que la vida de una persona gira en un 80% del tiempo frente a una pantalla. Eso cambia mucho la vida amorosa de una persona y puede tender a dificultarla y complicarla bastante, ya que el ser humano no nació frente a una pantalla y menos aprendió a comunicarse a través de ella, entonces hay mensajes que se pueden mal interpretar y los mensajes breves a través de whatsapp y los emojis que pueden resultar ambiguos tampoco ayudan para tener una comunicación fluida a través de las pantallas. Menos cuando uno está conociendo a alguien, ya que ahí se pueden mal interpretar las cosas mucho más, al no conocer la persona que está al otro lado.
.
Los mensajes instantáneos insegurizan mucho, ya que se puede ver exactamente cuando la otra persona leyó el mensaje y si está tipeando o no. Eso puede llevar a interpretar erróneamente una situación , ya que conlleva muchas inseguridades si la otra persona no contesta de inmediato. ¿Qué tan ocupado puede estar?¿Tendrá problemas de conexión? ¿Está malo su teléfono? ¿Dije algo inadecuado? ¿No le gusto lo suficiente?, son varias de las muchas preguntas que uno se puede hacer en ese momento.
.
Un estudio reciente de estados unidos iluminan una tendencia global: en una encuesta de 2014 acerca de 3000 jóvenes entre 18 y 30 años que habían terminado una relación el último año, el 56% declaró haberlo hecho por mensajería o redes sociales. Sólo el 18% lo hizo cara a cara. Claramente estamos observando una tendencia cada vez más fría e impersonal en nuestra sociedad que esperemos se revierta en algún momento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario