viernes, 17 de febrero de 2017

Corrupción en Perú
.
LA "PANDILLA DE LOS EXPRESIDENTES" DESFILA ANTE LOS TRIBUNALES LIMEÑOS
Alejandro Toledo

Alan García
Ollanta Humala
Una verdadera fila frente a los tribunales peruanos de los ex mandatarios por diversos casos de supuestos fraudes al Fisco, incluyéndose también en esta misma lista a Keiko Fujimori por lavado de dinero.Todo esto ocurre cuando el ex presidente Alejandro Toledo huye por el mundo evitando una orden internacional de detención. Se cree que actualmente está en Stanford, en California, para intentar volver a trabajar como investigador en la universidad de esa ciudad, donde está contratado. Toledo es acusado de haber recibido un soborno por 20 millones de dólares de la empresa Odebrecht para obtener el contrato de construcción de dos tramos de la carretera interoceánica que une Perú con Brasil.
Es la denominada “pandilla de los expresidentes”, como la han bautizado los medios de comunicación. Sin embargo, el exmandatario peruano Alan García pidió hoy que no lo incluyan en esta “pandilla” denunciados por actos de corrupción en el caso Odebrecht, al negar que haya tenido conocimiento de las coimas recibidas por un exviceministro de su segundo periodo en el Ejecutivo (2006-2011).
En una entrevista a RPP Noticias, García dijo que “la labor del delincuente es hacer las cosas con nocturnidad” y que él sí puede garantizar “que no tenía ningún conocimiento ni nada que ver con eso, de manera que a mí no me metan en la pandilla de los expresidentes”.
“A mí nadie me ha dicho que me han entregado 20 millones de dólares en una cuenta, o a usted le he entregado 3 millones, ni que está en las agendas, no me confunda”, agregó García en alusión a las denuncias contra los expresidentes Alejandro Toledo y Ollanta Humala.
Alan García acudió hoy a una citación de la Fiscalía para responder, como testigo, sobre el proceso de concesión del Gasoducto Sur Peruano que ganó Odebrecht en el 2014 durante el Gobierno de Ollanta Humala.
El ex Mandatario afirmó que “cuando un viceministro se corrompe, corrompe hacia abajo, mueve allá abajo su comisión, (pero) cuando un presidente se corrompe tiene ministros que son sus brazos ejecutores y eso es lo que tenemos que seguir investigando”.
De esa forma, el expresidente aprista aludió también al actual mandatario Pedro Pablo Kuczynski y el primer ministro Fernando Zavala, que formaron parte del gabinete de Toledo cuando se presume que negoció una coima de 20 millones de dólares con la empresa brasileña Odebrecht para la construcción de la carretera Interoceánica, según la denuncia fiscal en su contra.
García dijo que “conocer que este señor Cuba y otros han recibido dinero ha sido una puñalada en la espalda”, en referencia al exviceministro de Comunicaciones Jorge Cuba detenido por recibir una coima de Odebrecht para la construcción de la Linea 1 del Metro de Lima.
“Me dan ganas de pedirle perdón al país por no haber anticipado eso”, afirmó.

Respecto al expresidente Toledo, García opinó que “es inevitable que tenga que venir, desde el momento que Israel dijo que no lo acogería hasta que solucione sus problemas, los jueces norteamericanos o de cualquier país lo que van a hacer es disponer que sea puesto en Perú”.
Odebrecht ha declarado al Departamento de Justicia de Estados Unidos que entregó 29 millones de dólares en sobornos entre el 2005 y 2014 en Perú para hacerse de obras públicas en un periodo que comprende los Gobiernos de Toledo (2001-2006), García (2006-2011) y Humala (2011-2016).
Declaración de Humala
Ollanta Humala acudió la mañana de hoy viernes al despacho del fiscal anticorrupción Reynaldo Abia, quien investiga las irregularidades detectadas en la concesión a Odebrecht del Gasoducto Sur Peruano.
Por este caso se citó también a Alan García.
Ollanta Humala ingresó a la sede fiscal sin declarar a la prensa que lo esperaba. Consultado sobre qué esperaba de esta nueva diligencia fiscal, replicó: “Nada”.
El exmandatario era esperado por su abogado Julio Cesar Espinoza, con quien ingresó al despacho del fiscal Reynaldo Abia para someterse al interrogatorio.
La Segunda Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción investiga la presunta intromisión política en favor Odebrecht en la licitación del Gasoducto Sur Peruano.
Responde a García
Al retirarse de la sede de judicia Ollanta Humalal, declaró: “Nadie quiere estar en el mismo saco del señor (Alan) García. Me alegra que esta vez sí haya venido al llamado de las autoridades. Y obviamente, yo no pertenezco a ese club de presidentes prófugos o que se van fuera del país a vivir”.
“He venido a suscribir un acta de reprogramación de las citaciones. Se va a reprogramar nuestra citación. Y vendremos porque yo vivo en el Perú, mis actividades acá son sobre el ejercicio de la presidencia del Partido Nacionalista Peruano”, enfatizó Ollanta Humala.
El ex presidente Ollanta Humala aseguró estar permanentemente a disposición de las autoridades, acatando las normas del Ministerio Público y del Poder Judicial. En ese sentido, en alusión a declaraciones del ex mandatario Alan García en la víspera, sostuvo que jamás se ha ido del país, pues tiene arraigo y realiza sus actividades políticas en el Perú.
"Nadie quiere estar en el mismo saco del señor [Alan] García. Me alegra que esta vez sí haya venido al llamado de las autoridades. Y obviamente, yo no pertenezco a ese club de presidentes prófugos o que se van fuera del país a vivir", dijo Humala Tasso en declaraciones a la prensa.
Ayer, García Pérez se refirió al preso ex presidente Alberto Fujimori y al ex mandatario Alejandro Toledo, sobre quien pesa una orden de captura y prisión preventiva por presuntamente haber recibido US$20 millones de Odebrecht. "A mí no me metan en la pandilla de los ex presidentes", manifestó.
Ollanta Humala declaró a la prensa a su salida de la sede de la Segunda Fiscalía Anticorrupción, que encabeza una investigación preliminar para esclarecer la concesión del Gasoducto Sur Peruano en junio del 2014 a la empresa brasileña Odebrecht.
"He venido a suscribir un acta de reprogramación de las citaciones", manifestó el líder del Partido Nacionalista Peruano. En noviembre ya había declarado en este caso como testigo, condición que mantiene.
"Se va a reprogramar nuestra citación. Y vendremos porque yo vivo en el Perú, mis actividades acá son sobre el ejercicio de la presidencia del Partido Nacionalista Peruano", refirió.
En otro momento, Humala incidió en defender las obras del Gasoducto Sur Peruano, adjudicado a un consorcio encabezado por Odebrecht durante su gobierno.
“Las pericias del Ministerio Público han señalado que no hay perjuicio al Estado […] Kuntur fue una iniciativa privada y no es como se ha venido diciendo, que costaba US$1.200 millones de dólares. Eran US$1.200 o US$1.300 que el Estado tenía que dar de manera extraña e irregular a una iniciativa privada supuestamente autosostenible”, manifestó.
Asimismo, consideró que el proyecto es bueno y señaló que el actual gobierno debió aplicar la cláusula anticorrupción y no rescindir el contrato por insolvencia del consorcio.
También pidió que el aspecto técnico sea explicado por ex ministros de Energía y Minas de su gestión. “Están los ministros Carlos Herrera Descalzi, Jorge Merino, Eleodoro Mayorga, Rosa María Ortiz, que son los que deben defender el proyecto, porque correspondía al sector. Pediría que las partes técnicas y puntuales del proyecto las respondan ellos”, exhortó.
Según la tesis de la fiscalía, basada en la declaración de un colaborador eficaz, la constructora brasileña habría aportado dinero a la campaña presidencial de Humala en el 2011 para posteriormente obtener concesiones de obras.
Ayer, el ex mandatario Alan García tambien asistió a la fiscalía anticorrupción. En declaraciones a la prensa, manifestó que el gasoducto iba costar US$1.300 millones provenientes de la inversión privada sin participación del Estado. Sin embargo, García afirmó que durante el gobierno de Ollanta Humala se anuló el contrato y el proyecto pasó a costar US$7.000 millones el 2014.
También está en la mira Keiko Fujimori
La Segunda Fiscalía Supraprovincial Corporativa de Lavado de Activos dispuso abrir investigación preliminar a los hermanos de Keiko Fujimori, Hiro y Sachie, por el presunto delito de lavado de activos.
Igualmente, dicho despacho fiscal pidió el levantamiento de la inmunidad parlamentaria del congresista Kenji Fujimori para que también pueda ser incluido en esta investigación que busca esclarecer el  gran incremento de capital que tuvo  la empresa Logística Integral Marítima Andina S.A. (Limasa), que es de propiedad de los tres citados hermanos. 
Tras una indagación previa iniciada en junio del año pasado, la fiscalía dispuso que hay indicios suficientes para pasar a la etapa de investigación preliminar.
De acuerdo a las pesquisas, el pequeño negocio de almacenaje de los hermanos Fujimori tuvo un vertiginoso crecimiento en dos años recurriendo a la modalidad de capitalización de deudas con empresas que también estaban vinculadas a los hijos del sentenciado ex presidente Alberto Fujimori.
De acuerdo a la información que maneja la fiscalía, el capital social de Limasa, que en 2009 era de S/40 mil, habría pasado a sumar S/2’867.320 en el 2014.
Dicha empresa, que cambió su nombre a Integrated Global Logistics (IGL), llegó a convertirse en socia de la transnacional Sankyo, compañía japonesa que es líder en el negocio de la logística marítima.
Cabe anotar que en marzo del 2013, la policía encontró en el local de Limasa un contenedor con cerca de cien kilos de cocaína que iba a ser embarcado a México.
La resolución de la fiscalía, a la que el diario El Comercio tuvo acceso, indica que la investigación tendrá un plazo de 120 días. También dispone solicitar a la Superintendencia Nacional de Registros Públicos información relativa a los investigados y a las empresas Limasa e IGL. 
Igualmente, la fiscalía ha solicitado un perito para examinar cómo se ha dado la capitalización de deudas de las empresa involucradas.
También se ha pedido a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) para que informe si existen reportes de operaciones sospechosas de los investigados.
El Comercio trató de obtener la opinión del legislador Kenji Fujimori sobre esta decisión de la fiscalía, pero este no respondió.
(*) Fuentes: El Comercio, Crónica Viva y archivos de Kradiario

No hay comentarios.:

Publicar un comentario