jueves, 9 de julio de 2015

PAPA EN BOLIVIA-KRADIARIO
.
LA REFERENCIA DEL PAPA SOBRE EL MAR QUE HIZO JUNTO A EVO MORALES EN
 LA PAZ

Morales le entrega un ejemplar del Libro
del Mar
El papa Francisco consideró ayer en La Paz que en el tema del diferendo marítimo entre Bolivia y Chile, “el diálogo es indispensable”, y abogó por soluciones “compartidas, razonables, equitativas y duraderas” de conflictos “entre pueblos hermanos”.
.
“Estoy pensando en el mar… el diálogo es indispensable”, dijo Francisco, en momentos en que Bolivia reclama a Chile negociar la recuperación de la salida al mar que perdió durante la guerra que libraron en el siglo XIX.
.
“El desarrollo de la diplomacia con los países del entorno, que evite los conflictos entre pueblos hermanos y contribuya al diálogo franco y abierto de los problemas, es hoy indispensable”, dijo el papa durante el encuentro en la Catedral de La Paz con las autoridades civiles.
.
“Todos los temas por más espinosos que sean, tienen soluciones compartidas, razonables, equitativas y duraderas”, instó pocas horas después de su llegada, durante la cual elogió los avances sociales de Bolivia y fue recibido con entusiasmo, cantos y ovaciones.
.
“En todo caso, nunca han de ser motivo de agresividad, rencor y enemistad que agravan más la situación y hacen más difícil su resolución”, advirtió el jefe de la Iglesia católica.
.
En el discurso de bienvenida al papa, el presidente Evo Morales aludió a lo que él denomina un “centenario enclaustramiento marítimo”.
.
“Bienvenido a una parte de la Patria Grande, a la que se le ha mutilado su derecho de acceso al mar mediante una invasión”, le dijo el gobernante indígena de izquierda, cuyo gobierno llevó su demanda por una salida al mar a la Corte Internacional de Justicia (CIJ). 

Reacción de la Cancillería Chilena

Canciller chileno Heraldo Muñoz
La cancillería chilena respondió al Papa Francisco en relación a sus dichos sobre el conflicto marítimo que Chile mantiene con Bolivia, en un comunicado en que señala que siempre se ha potenciado el diálogo en esta relación y fue Bolivia el país que lo frustró con su demanda unilateral ante la corte de Internacional de la Haya.

“No nos hemos negado al diálogo, pero no podemos aceptar que se presente como un diálogo lo que no es más que una demanda con un solo resultado posible que viola un tratado válido y vigente”.
.
"El llamado al diálogo del Papa es muy oportuno, porque siempre hemos buscado el diálogo hasta que Bolivia lo desechó y se fue al tribunal de la Haya", declaró el ministro de relaciones exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, en Santiago.

"Estas palabras conllevan un mensaje al gobierno boliviano para poder dialogar y entendernos en otras forma con Bolivia, en un clima de paz", agregó.

Nos satisface que el papa se haya mantenido fuera de toda cuestión de fondo y se mantuvo como un verdadero pastor de la Iglesia sin tomar postura, señaló el Canciller.

"Estamos acostumbrados a este lenguaje agresivo boliviano y distorsionando siempre la historia", dijo el canciller. "Si hay dificultades se resuelven a través del diálogo en la medida en que haya respeto mutuo", agregó.

Junto con esto la Cancillería aseguró ayer que “lo que Bolivia pretende es afectar la integridad territorial de Chile y eso no es aceptable como bien sabe el Papa Francisco. El santo padre podría tratar de convencer al gobierno boliviano de cesar la agresividad permanente contra Chile y sus autoridades”.
.
En la Catedral de La Paz, ante miles de fieles y en presencia de Evo Morales, el Papa Francisco emplazó ayer a usar un diálogo “franco y abierto” para “evitar conflictos con los países hermanos”, en alusión al problema con Chile.

Según una alta fuente de la organización de la visita consultada por La Tercera, la referencia al tema del mar no estaba en el discurso y fue algo que el Pontífice decidió improvisar. Para el Presidente boliviano se trata de todo un triunfo comunicacional, pero lo que hizo el Santo Padre fue insistir “en la solución pacífica a los conflictos con países hermanos”, en referencia a la disputa con Chile, agregando que "todos los problemas deben tener soluciones equitativas".
El Pontífice explicó que “una nación que busca el bien común no se puede cerrar en sí misma; las redes de relaciones afianzan a las sociedades”. Así, exhortó a que “el desarrollo de la diplomacia con los países del entorno evite los conflictos entre pueblos hermanos y contribuya al diálogo franco y abierto de los problemas”. 
.
Al mismo tiempo, dijo que todos los problemas, por “espinosos” que sean, tienen soluciones “compartidas, razonables, equitativas y duraderas”. Entonces, aseguró que tenía el deseo de que, en todo caso, nunca sean “motivo de agresividad, rencor o enemistad que agravan más la situación y hacen más difícil su resolución”. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario