lunes, 20 de julio de 2015

COLUMNA SEMANAL DE PSICOLOGÍA SOCIAL Y FAMILIAR-KRADIARIO

LA MAGIA DE LAS ENDORFINAS

Por Jessika Krohne
www.psicologiaglobal.cl

Ya hablamos de la feniletilamina que es el compuesto químico que nos hace sentirnos enamorados de una persona.

Hoy me gustaría dedicar esta columna a las endorfinas: Las hormonas del bienestar y la felicidad.

Nuestro cuerpo es capaz de producir una serie de hormonas, tres de las cuales son responsables del  placer y la motivación (dopamina), aliviar el estado de ánimo (serotonina) y producir felicidad (endorfina). Una forma rápida de producir estas hormonas es activando la sexualidad o visualizar imágenes o paisajes placenteros, como también recordar situaciones personales de éxito, bienestar y satisfacción, sin embargo hay una serie de actividades que ayudan a nuestro organismo a producirlas. Conozcamos entonces, más de estas maravillosas hormonas.

Las endorfinas son neuro-péptidos (pequeñas cadenas proteicas) que se liberan a través de la médula espinal y del torrente sanguíneo. Son opiáceos naturales del organismo que puede ser hasta 20 veces más potentes que los medicamentos contra el dolor que se venden en las farmacias.
Las actividades como escuchar música, bailar, darse un baño, caminar, compartir con los amigos, etc.  hacen aumentar los niveles de endorfinas en la sangre.
Las endorfinas también  tienen funciones esenciales para la salud:
o    promueven  la calma
o    crean un estado de bienestar
o    mejoran el humor
o    reducen el dolor
o    retrasan el proceso de envejecimiento
o    potencian las funciones del sistema inmunitario
o    reducen la presión sanguínea
o    contrarrestan los niveles elevados de adrenalina asociados a la ansiedad

Hay actividades bien conocidas que aumentan los niveles de endorfinas como pueden ser: comer chocolate, tomar el sol, hacerse masajes, meditación, yoga, bailar, cantar, escuchar música, hacer ejercicios respiratorios, correr o realizar otro tipo de actividad física.

Hay un estudio alemán muy interesante acerca del "beso matutino". Este estudio  ha analizado las consecuencias del beso matutino de despedida entre los cónyuges. Los hombres que besan a sus esposas por la mañana pierden menos días de trabajo por enfermedad, tienen menos accidentes de tráfico, ganan de un 20% a un 30% más y viven unos cinco años más.
.
Para Arthur Sazbo, uno de los científicos autores del estudio, la explicación es sencilla: "Los que salen de casa dando un beso, empiezan el día con una actitud más positiva". No hay una causa y un efecto en la conducta sexual, sino eventos físicos, químicos, psíquicos, afectivos y comunicacionales que se conectan de algún modo, que interactúan y se afectan unos a otros.
.
Existe una alquimia sexual, pero se relaciona íntimamente con los significados que le damos a los estímulos, y éstos con el poder que les ha concedido una cultura que, a su vez, serán interpretados por cada uno que los vive de acuerdo con sus recursos personales y su historia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario