lunes, 20 de julio de 2015

HISTÓRICO PASO ENTRE EE UU Y CUBA-KRADIARIO
.
EE UU Y CUBA ABRIERON HOY SENDAS EMBAJADAS EN WASHINGTON Y EN LA HABANA
AVANZA UN LARGO Y DIFÍCIL PROCESO DE NORMALIZACIÓN DE RELACIONES DIPLOMÁTICAS
.
Estados Unidos y Cuba abrieron formalmente este lunes sus respectivas embajadas tanto en Washington como en La Habana y la bandera cubana volvió a ondear en el departamento de Estado en la capital estadounidense, un histórico hecho que pone fin a 54 años de hostilidades entre los dos rivales de la Guerra Fría.
.
El estandarte cubano -rojo, blanco y azul con una estrella solitaria-, se sumó al resto de banderas de otros países que ondean fuera del edificio en Washington, 
.
El restablecimiento de las relaciones se produjo después de que Washington reconociera que su política de provocar cambios en Cuba mediante el aislamiento y el embargo había fracasado.
.
La bandera cubana se sitúa ahora entre los estandartes de Croacia, a su izquierda, y de Chipre, a la derecha.

Y por primera vez desde 1961, cuando ambos países rompieron sus relaciones diplomáticas, la bandera también se colocó en la misión diplomática de La Habana en Washington, elevada al rango de embajada.
.
Este lunes, el secretario de Estado estadounidense  John Kerry, recibirá a su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, para mantener conversaciones en Washington, y Rodríguez presidirá una ceremonia en la embajada cubana, situada a pocas manzanas de la Casa Blanca.
.
El acercamiento entre Estados Unidos y Cuba fue anunciado el pasado 17 de diciembre, cuando el Presidente estadounidense, Barack Obama, y el líder cubano, Raúl Castro, acordaron normalizar plenamente sus vínculos.
.
Sin embargo, ambos países han asegurado que el paso dado este lunes sólo es un comienzo, y que no será sencillo acabar con décadas de enfrentamiento.

Uno de los principales motivos de conflicto entre Cuba y Estados Unidos, es el embargo económico instaurado desde 1960 sobre la isla. Raúl Castro pidió a Obama que utilizara sus poderes ejecutivos para desmantelarlo. 

La reanudación de relaciones diplomáticas 


Los líderes de Cuba y Estados Unidos anunciaron el 17 de diciembre último el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países en sendas alocuciones televisivas el mediodía del miércoles.
.
El Presidente estadounidense Barack Obama dijo que el cambio de política “era lo correcto” para el pueblo cubano y el estadounidense y que EEUU quería hacerle “mas fácil” la vida a los cubanos y eliminar medidas que son “una carga” sobre el mismo pueblo al que se pretende ayudar, dijo refiriéndose al embargo.
.
El presidente insistió en las contradicciones de la política exterior hacia Cuba y su escaso impacto como motivaciones principales para proponer un cambio histórico.
.


“Ni el pueblo americano ni el cubano se beneficia de una rígida política que aunque ha sido implementada con las mejores intenciones, se estableció antes de que muchos de nosotros naciéramos”, dijo.

El paso de hoy es el primero para normalizar totalmente las relaciones diplomáticas y económicas tras más de medio siglo de embargo.

Al respecto, la Casa Blanca anunció una serie de medidas como sacar a Cuba de la lista de estados que apoyan el terrorismo y facilitar el viaje de los norteamericanos a la isla.

El anuncio llegó horas después de conocerse la liberación del contratista norteamericano Alan Gross, detenido desde hacía cinco años en Cuba, así como de un agente de inteligencia cuya identidad no ha sido revelada pero que según Washington llevaba 20 años preso en la isla y fue clave para identificar a espías cubanos que operaban en territorio norteamericano. EE UU, a su vez, ha liberado a tres cubanos detenidos en Florida y acusados de espionaje. La Casa Blanca sostenía desde hace años que el caso Gross era la piedra que impedía la normalización de las relaciones.

“Empezaremos a normalizar las relaciones entre nuestros países", dijo el presidente de EE UU, Barack Obama, en una declaración en la Casa Blanca publicada en diciembre. Las medidas son "los cambios más importantes en más de 50 años", dijo Obama. Ahora, añadió, empieza "un nuevo capítulo".

El anuncio llega después de una conversación telefónica de cerca de una hora, el martes, entre Obama, y el líder cubano Raúl Castro. Es el primer diálogo público de un presidente norteamericano desde la revolución cubana, en 1959, informó KRADIARIO el 17 de diciembre.

El primer cara a cara entre altos funcionarios cubanos y estadounidenses tuvo lugar en junio de 2013 en Canadá, cita de la mayor parte de los encuentros bilaterales, según la citada fuente de la Casa Blanca. En este otoño de 2014, hubo otro “encuentro importante” en el Vaticano entre las dos delegaciones. El Papa Francisco ha dado un apoyo "importante" al proceso, según la misma fuente.

Raúl Castro conversa
 con su hermano Fidel
Obama no puede levantar por su cuenta el embargo a Cuba, un complejo entramado legislativo que empezó a ponerse en pie a principios de los años sesenta, en plena guerra fría. Suprimir buena parte de las sanciones económicas requiere la aprobación del Congreso, reacio a cualquier medida de deshielo.

Pero el presidente de EE UU sí dispone de un amplio margen para normalizar la relación con medidas unilaterales.

"La decisión del presidente de recompensar al régimen de Castro e iniciar el camino hacia la normalización de las relaciones con Cuba es inexplicable", dijo en diciembre un comunicado del senador republicano por Florida Marco Rubio, hijo de cubanos.  Rubio prometió hacer lo posible para "bloquear este intento peligroso y desesperado del presidente para pulir su legado a expensas del pueblo cubano".

Las medidas de Obama parten de una constatación: el embargo no ha servido para su propósito, la democratización de Cuba. Los hermanos Castro han sobrevivido a diez presidentes norteamericanos.

La Administración de Obama admite que la tensión en Cuba representaba un lastre para las relaciones con América Latina, escribió el diario español El País en diciembre.
.
El contexto ha cambiado en los últimos años. La comunidad cubana en Florida, más heterogénea, se ha distanciado de las voces más duras del exilio, todavía influyentes en el Congreso de EE UU. Varios sondeos reflejan un rechazo creciente al embargo en el sur de Florida, principal feudo del exilio cubano.

Destacados empresarios cubanoamericanos, como el zar del azúcar Alfy Fanjul, han apoyado el levantamiento del embargo. A esto se añade la oposición del big business norteamericano, las grandes empresas, que no quieren perder oportunidades de negociar en una futura Cuba abierta al capitalismo.

Con el reestablecimiento de las relaciones diplomáticas, EE UU intenta cerrar un conflicto que duraba 53 años. La guerra fría ha terminado hoy en América.

Palabras de Castro

El 17 de diciembre de 2014, el presidente de Cuba, Raúl Castro, anunció en La Habana “el restablecimiento de las relaciones diplomáticas" con Estados Unidos, pero ha aclarado que el bloqueo sobre la isla caribeña sigue vigente, por lo que ha instado a su homólogo norteamericano, Barack Obama, a usar su autoridad presidencial para ponerle fin.
.
"Hemos acordado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, pero eso no quiere decir que lo principal se haya resuelto, el bloqueo económico, comercial y financiero que provoca enormes daños a nuestro país debe cesar", ha dicho en un discurso televisado pronunciado desde La Habana.
.
Castro se ha mostrado consciente de que "las medidas del bloqueo han sido convertidas en ley" por el Congreso, por lo que ha pedido a su homólogo estadounidense que "modifique su aplicación en el uso de sus facultades ejecutivas". Además, ha exhortado "al Gobierno de los Estados Unidos a remover los obstáculos que restringen los vínculos entre los pueblos de ambos países, en particular los relativos a los viajes, el correo postal directo y las telecomunicaciones".
.
"Proponemos al Gobierno de los Estados Unidos a adoptar medidas mutuas para mejorar el clima bilateral y avanzar hacia la normalización de los vínculos entre nuestros países, basados en los principios del Derecho Internacional y la Carta de Naciones Unidas", ha añadido.

Reacción en Chile


El ministro chileno de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, celebró y valoró este lunes  la reapertura de las embajadas de Estados Unidos y Cuba en La Habana y Washington, respectivamente, lo que marca el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

En diálogo con radio Cooperativa, el canciller resaltó que hoy "es un día histórico" ya que con la reapertura de las embajadas "termina con una situación de Guerra Fría que se extendió mucho más allá del tiempo en que terminó, por allá por los años 90".

"Yo creo que este es el paso final para cerrar ese periodo de Guerra Fría, porque si bien había terminado a nivel global, en América Latina subsistía por esta situación de enfrentamiento y carencias en las relaciones diplomáticas entre EE.UU. y Cuba, así que yo creo que es un día positivo no sólo para los dos países, sino que para la región en general", agregó.

Por otra parte, el ex ministro chileno del exterior y ex secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, declaró que a su juicio, este es el primer paso para otras acciones más de fondo. "Hay votos en el Congreso norteamericano para levantar el bloqueo (contra Cuba). Aquí se hace mucho generalmente el cálculo un poco simplista de la mayoría republicana y la minoría demócrata, entonces supuestamente  los demócratas estarían a favor los republicanos en contra, y eso no es así", dijo a radio ADN.

Con ello, Insulza puntualizó que "lo que ahora viene, después de algunos días -no hay que apurar mucho esto-, es que el Gobierno norteamericano pida al Congreso el levantamiento de las sanciones" para Cuba.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario