jueves, 30 de julio de 2015

CASO QUEMADOS-EL PAPEL DE LA IGLESIA-KRADIARIO

RECOPILACIÓN HISTÓRICA DEL CASO QUEMADOS 

Autoría: nación.cl


En plena dictadura, el arzobispo de Santiago Juan Francisco Fresno no dudó en enfrentarse al Poder Judicial para cuestionar la resolución “claramente insuficiente” del ministro Alberto Echavarría Lorca en el caso donde murió Rodrigo Rojas de Negri y Carmen Gloria Quintana resultó con graves quemaduras. La Suprema le respondió y Bernardino Piñera, tío del ex Presidente, también entró en la polémica.
.
El 2 de julio de 1986, Carmen Gloria Quintana y Rodrigo Rojas de Negri sufrieron graves quemaduras que 4 días después terminarían acabando con la vida del joven fotógrafo en medio de la represión de la dictadura de Augusto Pinochet. En ese difícil contexto, la Iglesia alzó la voz y cumplió un valiente rol condenando la violencia y criticando duramente a la justicia.
.
Los archivos de prensa de la época, recopilados por la Vicaría de la Solidaridad, revelan cómo los religiosos se involucraron directamente en el caso que a 29 años sufrió un vuelco con las declaraciones del ex conscripto Fernando Guzmán, quien desbarató el "pacto de silencio" impuesto por los militares que perpetraron la cobarde acción.
.
A pocos días de confirmarse la trágica muerte de Rojas de Negri, “cinco obispos, encabezados por el secretario general de la Conferencia Episcopal, Monseñor Sergio Contreras, concurrieron a presentar sus condolencias y a dar su bendición. Acudieron además de Monseñor Sergio Contreras, Monseñor Jorge Hourton, Monseñor Alejandro Goic, Monseñor Carlos Camus y el Obispo de llapel, Monseñor Pablo Lizama”, informaba Radio Cooperativa el 8 de julio de 1986.
.
Los dimes y diretes con la Justicia
.
Ese mismo día, La Cuarta publicaba que “el pleno de la Corte de Apelaciones había designado  al ministro Alberto Echavarría Lorca para que en calidad de visita extraordinaria sustancie un proceso por la muerte de Rodrigo Rojas Denegri, y por lesiones graves por quemaduras a Carmen Gloria Quintana”.
.
El 24 de julio de 1986, el ministro resolvía que “fue un movimiento de Carmen Gloria Quintana el que originó la combustión que le provocaron graves quemaduras a la joven y a Rodrigo Rojas tras ser detenidos por una patrulla militar el 2 de julio”, indicaron los medios.
Dicha versión del magistrado calzaba con la declaración que entregó el Ejército donde desmentía la participación de uniformados en el hecho y culpaba del inicio de las llamas a la propia afectada.
.
“Echavarría se declaró incompetente para seguir conociendo el caso, remitiendo los antecedentes del proceso al juez militar de Santiago, junto con declarar reo al teniente de Ejército Pedro Fernández Dittus, como presunto autor de cuasidelito de homicidio en la persona de Rodrigo Rojas y de cuasidelito de lesiones graves en la persona de Carmen Gloria Quintana”,  informaba la prensa de la época. Además, “dejó en libertad incondicional por falta de méritos a los otros 24 militares”, agregaban los medios.
.
La decisión del magistrado no sólo le valió las críticas de la familia de las víctimas y los abogados representantes, Héctor Salazar y Luis Toro, sino que también fue apuntada directamente por el arzobispo de Santiago, Juan Francisco Fresno.
.
El arzobispo Juan Francisco Fresno  “hizo un llamado a la Corte Suprema para que ‘arbitre los medios necesarios que permitan llegar al fondo de la investigación’ sobre el caso. Monseñor Fresno expresó su preocupación por el deterioro moral que se aprecia en el mismo y la inquietud que ha provocado la resolución del ministro Echavarría, en la cual se da una explicación de los hechos ‘que resulta claramente insuficiente para toda la inquietud que en la comunidad nacional estos hechos han provocado".
.
El Mercurio del 27 de julio de ese año añadía que "el cardenal señala que el país ha sido testigo de ‘numerosos hechos delictuosos que han quedado sin sancionar y de numerosas investigaciones que no han sido apropiadas para determinar los responsables de los crímenes que han conmovido a la opinión pública’ y estima  que el prestigio del Ejército de Chile y los Tribunales de Justicia, ‘instituciones fundamentales de la República’, están en juego”.
.
Tales dichos encontraron rápida respuesta en la Corte Suprema que en pleno emitió un acuerdo en el que “lamenta las declaraciones que según la prensa y la televisión habría formulado el señor cardenal, Su Eminencia Juan Francisco Fresno, con relación al proceso de los jóvenes quemados”.
.
El arzobispado de Santiago replicó, cerrando filas con el cardenal y expresando que “lamenta el pronunciamiento de la Corte Suprema respecto a la apelación hecha a la justicia por Mons. Fresno al caso de los quemados”, consignó Las últimas Noticias.
.
Asimismo, el tío del ex Presidente Sebastián Piñera y en ese entonces presidente de la Conferencia Episcopal, Bernardino Piñera, también entró en la polémica entregando una declaración en la que “dice que Mons. Fresno ha expresado con sencillez palabras de pastor, ‘lo que creemos es el sentir de la gran mayoría de los chilenos’ y que no pretendió inmiscuirse en el funcionamiento de la justicia”, agregó el mismo medio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario