miércoles, 29 de julio de 2015

FINANZAS-ANÁLISIS-BRIONES-KRADIARIO

EL “CRASH” QUE SE NOS PUEDE
 VENIR ENCIMA

Por Mario Briones R.
               
La preocupación por los acontecimientos económicos mundiales recibió un pequeño relajo por la crisis financiera griega, país que está sufriendo los efectos del carro de cola del modelo de economía neo liberal mundial, sin embargo, la mayor preocupación sigue  siendo la economía global, en especial la de Estados Unidos, que muestra volúmenes y signos monetarios preocupantes que iremos comentando.

China ha sufrido  importantes pérdidas bursátiles tras un hundimiento del 30% entre mediados de junio y principios de julio por la desaceleración del crecimiento económico. El 27 de Julio cayó 8,5% su mayor descenso en ocho años, una economía que está en proceso de consolidación del crecimiento a corto plazo y con un PIB oficial del 7 %. El sentimiento de la región Asia-Pacífico fue afectado por un PMI manufacturero chino que en Julio tocó 48,2 un mínimo de 15 meses,  versus  49,7 esperado y 49,4 anterior. China está propiciando ajustes en los desequilibrios y cambio del modelo de crecimiento, desde exportaciones e inversión a uno de consumo y servicios.  Esta baja explica la caída en la demanda de metales que nos está afectando como país, reflejada en US$ 2,35 la libra y en los futuros del cobre, para entrega en septiembre se redujo a un 1,9 % ubicándose en US$ 2,428 dólares la libra. El cobre es una medida muy importante de la actual contracción, porque se utiliza en todo tipo de manufacturas.

Australia está siendo muy afectada y  muestra un déficit de más de US$ 4.000 millones, provocado por la caída en sus exportaciones de hierro, que ha retrocedido un 70% desde enero de 2011. El cobre en Chile reportará $ 964.689 millones de pesos menos en el presupuesto del presente año. La Comisión de Operaciones de Futuros de Materias Primas de Estados Unidos (CFTC, por sus siglas en inglés) proyectaron un descenso de los precios del oro por primera vez en al menos una década, al tiempo que reafirmaron sus expectativas de que el cobre siga bajando.

Japón, la tercera economía mundial, languidece con una enorme deuda pública que, como porcentaje del PIB, se ha cuadruplicado y alcanzará a 227% para finales del próximo año, según el Ministerio de Finanzas de Japón, debido a que los ingresos fiscales y la actividad económica es tan anémica, que en realidad Japón está gastando ¥ 200 por cada ¥ 100 recibidos de impuestos, y con dicha perspectiva, no es muy difícil anticipar un derrumbe de la economía.

En Europa, el BCE  está en un proceso de compra masiva de bonos por € 60.000 millones al mes hasta Septiembre de 2016, por un total de al menos € 1,1 billón (US$ 1,2 billón) como agregado de estímulo monetario. En todos los países que han adoptado esta política (EE UU, Gran Bretaña, Japón, etc.),  los resultados han sido ineficaces para activar las economías e insuficientes para enfrentar las altas deudas y los déficits.  Europa, que llegó a tener un 16,4% de las importaciones mundiales en el 2011, alrededor de 2/3 del comercio total se realiza con otros países de la misma UE, que han seguido aumentando la deuda, agravada con la reciente crisis de Grecia, que creo nuevas divergencias en relación a la utilidad del euro, y los efectos de dicha moneda en situaciones de crisis entre los países del Norte y del Sur. El economista, Santiago Niño B., dice de España, “en el 2014 respecto a 1996 el PIB ha aumentado en 109%, pero la deuda pública lo ha hecho en 218%. Los afiliados a la Seguridad Social han crecido el 32%, pero el déficit no ha mejorado absolutamente nada de nada”. El FMI esta alertando sobre la vulnerabilidad del crecimiento en la zona euro que,  podría inclinar al bloque a un estancamiento prolongado.

En Latinoamérica se constata una caída generalizadas de la actividad y de las exportaciones en especial a China, donde solo Brasil exporta a China un 17%, lo que ha repercutido en un desempleo que a Junio fue 6,9% en seis grandes ciudades de Brasil y hace un año era de un 4,8%. Las importaciones procedentes de China, a Junio del 2015, con respecto de Latinoamérica, cayeron un 13.1%, con Europa 13.3%, con EE UU 10,6% y con Europa del Este 22.9%.
.
A estas cifras, debemos señalar que el comercio bilateral entre Argentina y Brasil alcanzó los US$ 1.992 millones en mayo, presentando un declive del -23,7% con respecto al mismo mes del año anterior.  En otros países existe una alta inflación como Venezuela, que se estima llegara a 150%. En Argentina se debate entre el dato oficial interanual de 15% y el de los privados que calculan la inflación en 25%. Todos estos factores muy relacionados con la caída de la actividad mundial, en especial de China, que a estas alturas podríamos caracterizar como de fuerte depresión y encaminada a una recesión profunda, con el agravante de extraños comportamientos financieros, que puede derivar en un  gran “crash” bursátil.

En América del Norte, encontramos una situación controvertida. Canadá vive prácticamente en recesión técnica y con un dólar canadiense cotizando a  0,76 centavos de dólar. La economía se ha contraído 0,6 % entre Enero y Marzo como consecuencia de la caída del precio del petróleo (de referencia en Norteamérica) por debajo de los US$ 50 el barril, con signos de que continuará profundizándose por la incorporación del petróleo de Irán, que en un plazo de 12 a 18 meses, puede producir sobre un millón de barriles más por día.

Con respecto a Estados Unidos, la particularidad de la información que emana de los organismos financieros es su sesgo optimista, suficiente como para que la FED realice cambios en la tasa, considerando que su economía estaría despegando de acuerdo a los indicadores del área laboral, la inflación y similares. Las  preocupaciones respecto a Norteamérica son varias porque tomando en cuenta el volumen de su economía, un ¼ del total mundial, tiene la fuerza suficiente como para empujar al resto de las economías a un estancamiento mayor, por lo que debemos hacer algunas precisiones respecto a las causas encubiertas que estarían justificando subir las tasas.

Los datos oficiales respecto a Estados Unidos, son un déficit comercial internacional en bienes y servicios que aumentó a US$ 41.9 mil millones en mayo desde US$ 40,7 mil millones en abril (revisado). Las ventas minoristas a Junio 2015 fue  de - 0,3 %, la de Mayo 1,2% y la de abril 0 %. La tasa de - 0,3% es la tercera tasa negativa del año, si consideramos  que en Enero fue - 0.8% y en Febrero - 0.6%. 
.
Respecto a la inflación a Junio 2015, los datos oficiales registran una tasa de 0,1% y un acumulado de 12 meses  de 1,6%. El desempleo fue de 5,3 %  a Junio 2015, sin embargo, a pesar de la “recuperación” económica de Estados Unidos, que aumenta las contrataciones y la gente se anima a buscar empleo nuevamente, la proporción de la población adulta que tiene empleo o lo busca, ha disminuido y representa una tasa de participación de la fuerza laboral que se sitúa en 62,6 % a Junio 2015, el valor más bajo desde octubre de 1977, y si consideramos  Enero de 2007, la tasa de participación laboral que era de 66,4 %, muestra  una caída constante con la actual en 8,5 años.  Recientemente el Departamento de Comercio de Estados Unidos ha publicado una caída de - 6,8 % en las ventas de casas nuevas en Junio, cuando lo esperado era - 0,1%.

Estas cifras y otras no dan a entender que exista una recuperación sostenida, son cifras que están mostrando una tendencia a la baja en la economía.  Si la inflación es 1,6 % acumulada, cuesta entender que no se afecte por los costos en salud.
.
De acuerdo a la encuesta Mercer (Asesores mundiales en áreas de riesgo, estrategia, etc.) de los empresarios, consideran que el costo de la salud por empleado aumentará en un promedio de 3,9% en 2015, la deuda estudiantil  se encuentra en niveles record de US$ 1,3 billones de dólares y el promedio de deuda es US$ 30.000 por estudiante, con pagos mensuales de US$ 350, según deuda, y con 20% de los estudiantes en mora. En los alimentos, de acuerdo al ERS (Economic Research Service) del  Departamento de Agricultura de EE UU.,  estiman que el precio de la carne de vacuno aumentarán de 5,5% a 6,5% en 2015 y de 2,5% a 3,5% en 2016. Los precios de las aves de corral se incrementaron en un 1,4 % de mayo a junio y son 1 % más alto año tras año, etc., precios que disminuyen el poder adquisitivo del consumidor y que no parecen incidir en las cifras oficiales de la inflación.

Tenemos que recordar que la Reserva Federal registra un Balance de US$ 4.49 billones al 15 de Julio y  Janet Yellen, Presidenta de la FED, en tono decidido a testificado ante el Congreso la semana pasada para decir, "Estamos muy cerca de donde queremos estar, y ahora pensamos que la economía no sólo puede tolerar sino necesita mayores tasas de interés".  Nunca en los últimos 300 años los tipos de interés en el mundo estuvieron tan bajos durante tanto tiempo y nunca, en este periodo, hubo una distorsión tan exagerada entre la economía real y financiera ¿Y qué indica esto? Que el mundo está peor de lo que parece  y que nadie sabe a dónde conduce todo esto.

El problema está en los desequilibrios monetarios y financieros que se trasladó a la banca en la sombra, por los graves problemas que puede causar.  De acuerdo con el Bank of International Settlements, el valor nocional del conjunto de derivados contratados OTC “over the counter” (es decir entre partes y ajenos a cualquier plataforma oficial y de control), ascendía a principios de año a US$ 630 BILLONES, casi 9 veces más que el PIB mundial. Contrastada esta cifra con el volumen de derivados contratados de acuerdos a las normas de oficiales, es sustancialmente más baja y ronda los US$ 65 billones.  Sólo cuatro de los grandes bancos acaparan el 92% del volumen total de derivados OTC, Bank of America, Goldman Sachs, Citi y JPMorgan, los cuatro gigantes cuyo apalancamiento es mayor incluso que el  de los Hedge Funds y que son, “demasiado grandes para caer”.

Ante semejante situación, un movimiento inesperado o brusco de mercado causará estragos, aniquilando todo el capital de los bancos y más. Las intenciones de la FED para aumentar el capital de los grandes bancos por US$ 200.000 millones es un “chiste”. Parece una cifra imponente pero insignificante porque representa un 0,1% del total. También es Insuficiente la cobertura que ofrece el Fondo de Garantía Bancaria USA, o FDIC, ante eventuales episodios adversos. El FDIC garantiza hasta US$ 250.000 por cuenta o depósito bancario. Los depósitos en Estados Unidos rondan los US$ 9.2 BILLONES y el FDIC, pese a sus buenas intenciones, tan sólo dispone de US$ 25.000 millones, es decir, alcanza para cubrir el 0.27% del conjunto de los compromisos.

No sabemos lo que va a ocurrir ni cuándo y probablemente nadie lo sabe, porque los mercados están intervenidos y las cifras alteradas. El lunes de la semana pasada, en las horas de menor actividad y liquidez en los mercados, en la apertura del mercado chino, es decir, cuando aún era domingo en Europa y USA, en cuestión de escasos minutos aparecieron ventas sorpresivas en Nueva York y Shangai por sobre las 33 toneladas de ORO y tal avalancha de ventas impactó el precio que el mercado no pudo absorber. 
.
La “mano negra” actuó y botó en segundos el precio del oro.  Además de todo lo señalado, falta por dimensionar el impacto que está generando el alza del dólar que puede escalar sobre $ 700. Los principales efectos serán mundiales, que puede ser Septiembre, cuando la FED suba las tasas. Se afectará a los bonos, el precio de las acciones, los créditos en dólares de los países emergentes, provocará un aumento del déficit de EE UU por los intereses y bajarán más sus exportaciones. Un dólar más alto producirá efectos inflacionarios en el resto del mundo, acentuará una baja en los precios de los commodities, etc. Las cifras nos están avisando lo que se nos viene encima y que Ud., debe saber para que no entre en pánico. Los que perderán serán los ricos, pero los pobres sufrirán las consecuencias. Probablemente inventarán algo y no subirán las tasas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario