lunes, 27 de julio de 2015

INTERNACIONAL-SIRIA-KRADIARIO

SIRIA O LA EVOLUCIÓN DE UNA GUERRA CIVIL

Por Martín Poblete

En un comienzo, el conflicto en Siria parecía solucionable, sin perjuicio de las dificultades implícitas en el quiebre de la unidad del Ejército. La cuestión parecía centrada entre varias fuerzas opuestas al régimen de Bashir El Assad,  a la minoría étnica Alauí dándole sustento social, y a su instrumento político el Partido Baath, una especie de cruza entre Action Francaise y el fascismo mussoliniano fundado a comienzos de la década del 1930.
.
La entrada en el conflicto de variados elementos ajenos a Siria empezó a complicar las cosas, estimulando la fragmentación de los grupos opuestos al gobierno y su líder; la entrada en escena de los servicios de inteligencia del  Reino de Arabia Saudita, y sus aliados en los Emiratos del Golfo Pérsico, contribuyó a la confusión, empujando gradualmente a los elementos en conflicto  hacia una virtual guerra civil.

Hacia fines de 2012, Siria estaba en plena guerra civil, las perspectivas de solución negociada cada vez mas lejanas; sin embargo, hubo un político dispuesto a intentar una forma de transición,  el Embajador Farouk Al Sharaa, prominente miembro de la minoría Alauí, había sido ministro de relaciones exteriores en el gobierno del General Hafez El Assad. El propuso entablar negociación con Bashir El Assad, no en contra de él,  buscando trabajar una salida negociada cuando Bashir estaba en las cuerdas, era el momento indicado para haberlo empujado a la mesa de negociaciones, pero a los americanos y con ellos a los israelíes y los sauditas, les bajó la idea del cambio de régimen  frontalmente rechazada por Bashir, dando por fin al intento del Embajador Al Sharaa quien volvió a sus tierras ancestrales en las montañas noroccidentales del país.

La primera fase de la internacionalización del conflicto civil sirio  tuvo lugar en el curso de 2013, primero con la entrada en escena de los servicios de inteligencia civil y militar  americanos, tratando de identificar grupos supuestamente "moderados" y/o "pro occidentales" los cuales, como ya lo sospechábamos, no existían entonces ni existen  ahora; a los americanos se agregaron con mayor fuerza los sauditas y sus aliados llevando armas, municiones, y mucho dinero.
.
Dichas intervenciones resultaron en situación de considerable precariedad del régimen gobernante, obligando a su vez a la intervención directa de Iran en dos direcciones, la primera supervisando la reorganización del Ejército leal a Bashir El Assad, se dice que el Mayor General Qassem Souleimani habría visitado Damasco varias veces en la primera mitad de 2013;  la segunda, en forma de apoyo logístico y político, a la intervención en terreno de una brigada del ejército irregular Hezbollah;  ambas gestiones consideradas fundamentales en ayudar a estabilizar el frente de combate, preservando la autoridad del gobierno en una franja desde las regiones occidentales hasta Homs y de ahí al Mediterráneo, con los puertos de Tartus y Latakia, en el primero hay una base naval cedida a Rusia, la última disponible para esa marina de guerra en aguas del Mediterráneo.

En el año 2014, hubo intentos fallidos de negociación auspiciados por Naciones Unidas bajo la conducción del hábil diplomático argelino Lakhdar Brahimi,  seguidos de una nueva y grave escalada intervencionista manejada por dos grupos  extremos islámicos de diferentes pelajes, Al-Nusrah, a menudo identificado en los medios occidentales  por supuesta cercanía con Al Qaeda; y Estado Islámico extendiendo su presencia desde Irak.  La guerra civil de religión islámica también había llegado a Siria.  En extensión del conflicto militar  en Irak, las fuerzas de Estado Islámico intentaron ocupar territorio en el extremo nororiental sirio, pero fueron frenadas por el Ejército kurdo y su aliado el PKK, grupo kurdo original de la región oriental de Turquía.

Fracasados en su intento por encontrar socios confiables en el conflicto civil sirio, desde comienzos de 2015 los americanos han usado su fuerza área operando desde portaaviones en el Mediterráneo y en el Golfo Pérsico, para bombardear posiciones de Estado Islámico en Siria; recientemente se han agregado aviones de combate del Reino Unido desde su base en Chipre.  Las limitaciones impuestas por las distancias entre los portaviones  y el escenario de  operaciones, han llevado a  Estados Unidos  a negociar permiso de Turquía para usar la base área de Incirlik (los pilotos de combate de la chilena FACH recibieron ahí su entrenamiento para volar los F 16). 
.
Sin parecer una coincidencia, el gobierno turco, apenas concretadas las negociaciones, instruyó a su fuerza área a iniciar bombardeos en Siria contra posiciones del Estado Islámico, y de los kurdos luchando exitosamente contra dicho Estado. Según declaraciones de altos funcionarios turcos en Ankara el propósito sería establecer una zona protegida para ubicar refugiados. Turquía tiene frontera con Siria en dirección este-oeste de alrededor de mil cuatrocientos kilómetros de largo.

A esta fecha, el conflicto en Siria si bien sigue siendo una guerra civil, va tomando las características de un conflicto internacionalizado por potencias cuyos objetivos van mas allá de mantener en el poder o derrocar a Bashir El Assad,  con diversos actores en el terreno cuyos intereses no parecen ser del todo coincidentes, a lo cual debe agregarse la guerra civil de religión islámica. 
.
Mientras tanto, continúa el drama de los millones de refugiados sirios en Jordania, Líbano, y Turquía,  desplazados de sus tierras y viviendas han visto sus vidas brutal y violentamente alteradas; a ellos deben agregarse los desplazados y refugiados internos imposibilitados de abandonar Siria,  su dolor y sufrimientos, sometidos a cambiantes regímenes de arbitrariedad y crueldad, constituyen una de las mayores tragedias humanitarias recientes.   

No hay comentarios.:

Publicar un comentario