domingo, 19 de julio de 2015

RECHAZO DEL ¡TODOS X CHILE!-KRADIARIO

COLUMNISTAS DESTROZAN EL ESLOGAN DEL GOBIERNO PARA "EL DENOMINADO SEGUNDO TIEMPO"

Mientras el columnista Óscar Contardo sepultó este domingo en el diario "La Tercera" la pirotecnia comunicacional del gobierno de Michelle Bachelet con su campaña ¡Todos x Chile!, a la que califica de "sicología barata", Pablo Halpern hizo lo mismo en los últimos días en El Mercurio señalando que el nuevo eslogan del Gobierno podría ser criticado por su falta de originalidad, por ser una reedición de una frase que, en esta y otras versiones, se ha utilizado en innumerables campañas y también por la ingenuidad de su invitación. 
.
"Sin embargo, estas no son sus mayores debilidades. Su contraste con lo que ha sido uno de los componentes identitarios del Gobierno y de la Nueva Mayoría convierten al eslogan en una frase difícil de sostener. Hasta ahora, la actual administración y el conjunto de partidos que la apoyan, con la excepción de la Democracia Cristiana, han promovido un mensaje divisivo y confrontacional, enteramente ajeno al espíritu de unidad que subyace al "Todos x Chile".

Contardo (foto derecha) en su columna tercerina señala además que "las derrotas no pueden disfrazarse de nuevos comienzos. Los fracasos no tienen segundo tiempo. La gente no vive para jugar en una cancha ni pareja ni dispareja; la explotación de esa imagen deportiva aplicada hasta el hartazgo a las políticas públicas es una tontería creada por la cultura del power point, tributaria del culto a la competencia como modo de vida".

"Lo que efectivamente sí se gana o se pierde es una elección, después de hacer una campaña, de buscar votos, lograrlos y comprometerse a cumplir un programa redactado con muchas puertas de salidas, por si las moscas. Convertirse en ganador, entonces, significa haber logrado la confianza de una mayoría que votó por un período presidencial, no por un partido de fútbol", precisa.

El viernes 10 a primera hora de la mañana, los medios de comunicación que llegaron hasta el estadio San Jorge de BancoEstado para cubirir  la reunión de la Presidenta Michelle Bachelet con sus ministros, dieron cuenta de la decisión del gobierno de lanzar un nuevo eslogan, el que marcaría el inicio del segundo tiempo del Ejecutivo, bajo la frase “Todos x Chile!”.

Prácticamente todo el gabinete de secretarios de Estado, así como también funcionarios del Ejecutivo se enteraron de la nueva campaña.

La sorpresa llegó incluso hasta Carlos Correa, director subrogante de la Secretaria de Comunicaciones (Secom), división encargada de la difusión pública del gobierno.

Altas fuentes de Palacio señalaron que el Ministerio Secretaria General de Gobierno -a cargo de Marcelo Díaz- marginó a Correa del cambio de eslogan, algo que, agregan las mismas fuentes, gatilló su molestia y posterior renuncia tras 16 meses de gestión.

Correa primero asumió como subdirector de esta división, y luego, tras la salida de Paula Walker como directora el 11 de marzo, asumió la cabeza de manera temporal.

La decisión de darle un giro a la expresión comunicacional del gobierno se tomó hace poco más de tres semanas, en medio del trabajo que realizó la Presidenta Bachelet junto con el comité político para definir la nueva hoja de ruta que fue presentada al resto del gabinete, y luego el sábado a los presidentes de partidos de la Nueva Mayoría. 

Así, fue el ministro Díaz el encargado de generar este nuevo material, el que fue visado por la Presidenta y el ministro Burgos previo a su presentación oficial.

La agencia contratada para crear esta frase fue Felicidad, de propiedad de Piedad Rivadeneira. La publicista es un rostro conocido en los partidos de la ex Concertación, ya que en 2009 trabajó en la apuesta gráfica de la campaña presidencial de Eduardo Frei.

De hecho, el logo Todos X Chile!, tiene características muy similares al usado justamente para la campaña del entonces abanderado DC: ¡Todos por Chile, Todos por Frei!.

Más allá de la semejanza en la frase, también se pueden identificar similitudes en el diseño de las letras, así como también en los colores: en ambos se utiliza rojo y azul.

El propio ministro Díaz confirmó desde La Moneda que el costo de este trabajo fue “del orden de los $20 millones”. Junto a esto, el secretario de Estado aclaró que este pago correspondía además a un conjunto de estudios que tienen que ver con la imagen y el posicionamiento comunicacional del gobierno.

La elección de Felicidad se hizo a través de un trato directo y no una licitación. Esto, aseguraron en Segegob, porque las compañías disponibles para esta tarea, que son parte del denominado “convenio marco”, no cumplían con los requisitos concretos.

La nueva frase quedó plasmada en distintas gigantografías como también se imprimieron chapitas y cuadernos con el logo, los que fueron entregados a los ministros y asesores gubernamentales, así como también a los presidentes de partidos y secretarios generales del oficialismo en el encuentro del sábado. Todo este despliegue fue calificado por el gobierno como una forma de marcar un hito comunicacional para esta nueva etapa.

La efectividad de los eslogan

Halpern (foto izquierda) dice que "ningún eslogan, por más ingenioso que sea, puede funcionar si no surge de una manera de hacer las cosas. La retroexcavadora, los poderosos de siempre, las imposiciones de una mayoría circunstancial, la velocidad impuesta a la discusión de los proyectos en el Congreso, la demonización de los empresarios, y el desprecio por los consensos tienen poco que ver con una convocatoria a "todos".

Por primera vez, desde el regreso de la democracia, un gobierno ha llevado al país a confrontarse entre facciones supuestamente irreconciliables. Baste recordar la propaganda de "los poderosos de siempre" en referencia a los empresarios, creada en La Moneda. Este lenguaje le hizo mucho daño a Chile en décadas pasadas y, cuidadosamente, había sido desterrado por los gobiernos de la Concertación. El estilo confrontacional que se ha instaurado ha tenido como resultado malas políticas públicas, un impacto negativo en el crecimiento económico y un clima generalizado de desconfianza que luego se vería agravado por los escándalos relacionados con el financiamiento de la política.
.
Se esfumó todo lo prometido en campaña
.
En su columna de hoy Óscar Contardo sostiene que crear un eslogan para anunciar que todo lo que se prometió en campaña "se esfumó en un entretiempo imaginario, es absurdo. Hacer pasar un derrumbe por una nueva partida -¡Todos x Chile!- es un gesto desconcertante que recuerda esos consejos de sicología barata que pretenden hacer que la gente disfrute sus tragedias y haga malabares con sus desgracias".

Además, expone que el mensaje sólo empeora cuando un parlamentario oficialista explica en una entrevista que se sacaron mal las cuentas en el diseño de la reforma educacional y que "'todos' tendrán que 'apechugar'".

"Eso ya es francamente vulgar. Hasta el minuto nadie ha visto a ninguno de los economistas -un enjambre muy seguro de su ciencia- que planificaron la reforma educacional dando la cara frente a la ciudadanía para explicar las razones de tamaña impericia. En este momento el único resultado tangible del plan de los expertos es un lamentable espectáculo de rectores de universidades privadas disputándose una bolsa de dinero público a través de los medios", asegura.

Respecto al "segundo aire del gobierno", Contardo señala que se "hizo hincapié en la necesidad de ajustarse a la realidad, como si la gente viviera en un estado de evasión permanente. Todo un despropósito si enseguida de hacer gárgaras con el rigor de los tiempos, el presidente de la Cámara de Diputados -parte de la Nueva Mayoría- dice que la dieta parlamentaria que recibe es apenas “razonable” para mantener su “modo de vida”. El señor diputado llama razonable un ingreso que supera por mucho al de todos sus similares de los países de la Ocde, lo que incluye Gran Bretaña, Estados Unidos y Francia. ¿Eso es un “país serio”, como dijo, por su parte, el también oficialista presidente del Senado? ¿El país en el que un Congreso con mínimos de confianza llama a licitar un estudio de imagen para enfrentar su propia crisis como si se tratara de revitalizar una marca de zapatillas?".

El columnista concluye mencionando que al eslogan del segundo tiempo le faltó un "par de signos de interrogación que reemplacen los de exclamación, y lo que le falta a la llamada élite política es, justamente, aquello que le piden a la ciudadanía: un baño de fría realidad".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario