martes, 10 de mayo de 2016

CRISIS EN BRASIL

ROUSSEFF LUCHA SEGUNDO A SEGUNDO COMO SI FUERA CONDENADA A MUERTE PARA EVITAR UN JUICIO POLÍTICO PERO HASTA AHORA HA SIDO SIEMPRE TRAICIONADA







PRESENTADA PETICIÓN A LA CORTE PARA ANULAR EL IMPEACHMENT

La mandataria brasileña, Dilma Rousseff, a punto de ser apartada del poder por el Senado, recordó este martes que el último día de su mandato es el 31 de diciembre de 2018 y aseguró que luchará contra el juicio político con "todos los medios disponibles".
.
"El último día de mi mandato es el 31 de diciembre de 2018", dijo Rousseff en una conferencia sobre políticas para las mujeres, frente a miles de fervientes simpatizantes. "Voy a luchar (contra la destitución) con todas mis fuerzas, usando todos los medios disponibles, medios legales, medios de lucha", aseguró la primera mujer presidente de Brasil a menos de 24 horas de que el Senado decida si le abre un juicio político y la aparta del poder por hasta 180 días, mientras la juzga.
.
"Estoy cansada de los desleales y los traidores", confesó la mandataria antes de identificar como autores de un "golpe moderno" al vicepresidente Michel Temer y al ex presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha. "Los dos proporcionaron esta especie de golpe, un golpe realizado no con las armas, no con bayonetas, un golpe realizado rasgando nuestra Constitución", denunció.
.
Para Rousseff, Temer y Cunha han usado "el proceso de impeachment para hacer una especie de elección indirecta en la cual el pueblo es apartado y no participa".
.
Rousseff es acusada de cometer un "crimen de responsabilidad" por ocultar déficits del presupuesto con préstamos de bancos estatales durante su campaña a la reelección y en los primeros meses de su segundo mandato. La mandataria insiste en que los gobernantes que la precedieron practicaban las mismas maniobras fiscales.
"Soy un tipo de víctima" como muchas mujeres brasileñas, sostuvo la ex guerrillera de 68 años, torturada durante la dictadura militar (1964-1985). 

Dilma Rousseff ha perdido el apoyo de casi todos los partidos que integraban su coalición de gobierno y cuenta con apenas un 10% de popularidad. Un alocado intento frenar el proceso de juicio político el lunes no dio resultado: el presidente interino de la Cámara de Diputados anuló intempestivamente la votación del pleno de la Cámara baja que en abril apoyó el proceso, pero luego dio marcha atrás y anuló su propia decisión.
.
A menos de tres meses de los Juegos Olímpicos, que comienzan el 5 de agosto en Río de Janeiro, Brasil es sacudido por la batalla por el impeachment, una recesión económica que se anticipa como la peor en un siglo y una enorme investigación por corrupción en la estatal Petrobras, que tiene a decenas de políticos y empresarios en la mira.
.
El presidente interino de la Cámara de Diputados de Brasil, Valdir Maranhao, ha decidido apoyar que se siga el proceso de destitución contra la presidenta, Dilma Rousseff, horas después de haber optado por lo contrario.
.
“Revoco la decisión adoptada por mí el 9 de mayo de 2016 por medio de la cual fueron anuladas las sesiones del plenario de la Cámara de Diputados celebradas los días 15, 16 y 17 de abril de 2016, en las que se decidió sobre la denuncia por el delito de responsabilidad número 1/2015”, ha anunciado en un comunicado.
.
Maranhao cambió de opinión después de que su formación, el Partido Progresista (PP-MA), le amenazara con expulsarle, según el diario O Globo, por haber anulado las sesiones parlamentarias que aprobaron el proceso de destitución política contra Rousseff. El presidente de la Cámara de Diputados comunicó anoche su nueva postura en un escrito enviado al presidente del Senado, Renan Calheiros, en el que anuncia que deroga la anulación del juicio político a Rousseff en la Cámara aunque no explica este cambio.
.
Los principales partidos de la oposición en Brasil dijeron ayer que iban a recurrir la decisión de Maranhao ante el Tribunal Supremo, mientras que Calheiros indicó que esa cámara seguiría adelante con el proceso.
.
La sesión de la Cámara de los Diputados anulada por Maranhao tuvo lugar el 17 de abril pasado cuando 367 de los 513 parlamentarios dieron vía libre al juicio político destituyente contra Rousseff y trasfirieron la decisión definitiva al Senado.
.
Maranhao explicó que había anulado esa votación por una petición de la Abogacía General del Estado, que indicaba que existen “vicios que declaran nula de pleno derecho” esa sesión de la Cámara.
.
El abogado general de la Unión, José Eduardo Cardozo, reclama la nulidad de las sesiones celebradas el 15, 16 y 17 de abril en la Cámara de Diputados, en las que se votó a favor del ‘impeachment’. “He desechado la argumentación de nulidad hecha en relación con los motivos presentados por los diputados en el momento de la votación, por entender que no existieron vicios en sus declaraciones”, explicó.
.
“He acogido las demás argumentaciones por entender que efectivamente hubo vicios que convierten en nulas de pleno derecho las sesiones en cuestión”, aseguró. Su decisión inicial se basó en que los diputados revelaron el sentido de su voto antes de conocer el alegato de Cardozo a favor de Rousseff y que apenas le dejaron hablar, lo que vulneraría el derecho a la defensa.
.
La decisión de ayer de Maranhao creó una gran incertidumbre sobre el futuro del proceso contra Rousseff, que finalmente se aclaró con la determinación del Senado de concluir hoy con los trámites del “impeachment”, que debe comenzar mañana y concluir el jueves, cuando la presidenta puede ser separada del cargo durante 180 días.
.
Brasil atraviesa una grave crisis institucional debido al procesamiento de la presidenta del país por su presunta vinculación con las corruptelas ligadas al caso Petrobras en las que se han visto implicados numerosos políticos.
.
Así, el juicio político de la presidenta Dilma Rousseff, programado para este miércoles, sigue su curso en el horario previsto. Todo apunta a que Rousseff será apartada del cargo, por lo menos 180 dias, mientras se la juzga en el Senado.

La iniciativa de la Abogacía General del Estado, que representa jurídicamente a la mandataria, busca resguardar sus derechos y pidió a la Corte "la anulación del proceso de impeachment", informó la Presidencia en un comunicado de prensa, sin dar más detalles. 

El gobierno argumenta que el ahora ex presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, suspendido la semana pasada por obstruir investigaciones en su contra en el escándalo de Petrobras, aceptó abrirle un juicio de destitución por una "venganza" personal.
.
Según el oficialismo, Cunha dio luz verde a la solicitud luego de que el Partido de los Trabajadores (PT), de Rousseff, decidiera apoyar una investigación que le inició la Cámara que presidía por faltas éticas, que contemplan sanciones que podrían costarle su mandato ahora en suspenso por una decisión de la corte suprema.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario