lunes, 16 de mayo de 2016

NO CAMBIARÁ EL MODELO POLÍTICO-ECONÓMICO DE REPÚBLICA DOMINICANA CON EL TRIUNFO CASI SEGURO DEL PRESIDENTE MEDINA EN LAS ELECCIONES 

El actual presidente dominicano, Danilo Medina (64), encabeza el escrutinio en las elecciones presidenciales y, con el 28% escrutado, obtiene el 62% de votos, diez puntos por encima de lo necesario para vencer en la primera vuelta.

La clave del previsible éxito de Medina, un economista que goza de gran predicamento en la isla, radica en la fragmentación de la oposición. Una dispar constelación de candidatos, donde el antiguo núcleo rival, el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), ha sufrido furibundas luchas internas que han acabado por partirlo en dos. Una parte, con siglas incluidas, se ha sumado al Bloque Progresista que encabeza el presidente. Y la otra, se ha hecho fuerte en torno al Partido Revolucionario Moderno (PRM) y a su líder, el empresario Luis Abinader, el único aspirante que ha aguantado la carrera y que con el 28% escrutado obtiene el 35% del voto.

Si Medina logra finalmente la victoria, supondría un respaldo a una política que ha tenido en el crecimiento económico (7%) y el control de la inflación (2,5%) su principal bandera. “El esfuerzo de su gobierno en diversas áreas sensibles, tales como salud y educación, han generado una sensación de progreso entre muchos dominicanos. No obstante, problemas como la inseguridad, la delincuencia y la pobreza persisten todavía como retos”, indica Leticia Ruiz Rodríguez, profesora de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid.
.
La República Dominicana, con un PIB per cápita de 6.500 dólares al año, se volcó tras la elecciones de 2012 en una profunda e impopular reforma tributaria. La reducción del déficit fiscal y el aumento de la recaudación fueron sabiamente explotados.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario