viernes, 20 de mayo de 2016

ENCUENTRAN PRIMEROS RESTOS DEL AVIÓN EGIPCIO QUE DESAPARECIÓ CERCA DE ALEJANDRÍA Y QUE SE CREE  FUE DERRIBADO EN UN NUEVO ATAQUE TERRORISTA




Ruta de la muerte del avión egipcio - Infografía del diario francés Le Monde y La Vanguardia de Barcelona





Restos del avión de EgyptAir desaparecido ayer en el Mediterráneo fueron encontrados al norte de la ciudad egipcia Alejandría, como “un miembro humano, dos asientos y un par de maletas”,  informó la televisión estatal egipcia.
Igualmente el ministro de Defensa griego, Panos Kamenos, señaló que en su poder tenía la misma versión. El portavoz militar egipcio, Mohamed Samir, señaló en un comunicado que aviones y unidades militares del Ejército encontraron hoy los restos a 290 kilómetros de Alejandría.
Sin embargo entre los hallazgos ya realizados y la localización del avión sumergido en el fondo del mar hay un buen trecho que recorrer debido a que deben tomarse en cuenta las corrientes marinas y el viento.
Según el experto aeronáutico Jean Serrat, la distancia relativamente escasa entre el último punto conocido del avión y el lugar en que han sido vistos los restos sugiere que el Airbus-320 sufrió una caída practicamente en vertical. El avión fue dado por desaparecido cuando se encontraba a unos 230 kilómetros de la costa de Alejandría.
Las autoridades egipcias afirmaron ayer que la desaparición puede haber sido causada por un ataque terrorista. En Egipto los expertos señalan que un ataque terrorista era más probable que un fallo técnico. Responsables de varias agencias de Estados Unidos dijeron a la agencia noticiosa Reuters que un análisis de imágenes de satélite no habían mostrado por el momento señal alguna sobre una explosión a bordo del vuelo de EgyptAir. Los ataques islamistas han tenido como objetivos aeropuertos, aerolíneas y lugares turísticos en Europa, Egipto, Túnez y otros países de Oriente Próximo en los últimos años.
El avión transportaba 56 pasajeros, entre ellos un niño y dos bebés, y 10 tripulantes, dijo EgyptAir. Había 30 egipcios y 15 franceses a bordo, junto con ciudadanos de otros 10 países, siete miembros de la tripulación y tres efectivos de seguridad. Entre los pasajeros había un matrimonio con un hijo de 2 años y un bebé, así como un empresario egipcio que iba a viajar el viernes, pero que adelantó el vuelo un día, según medios locales
Egipto es uno de los destinos tradicionales de turismo para los occidentales, gracias a su riqueza arqueológica, pero el sector ha sido golpeado tras el derribo de un vuelo ruso en octubre en el que murieron las 224 personas a bordo, y por la insurgencia islamista y una serie de ataques con bomba.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario