viernes, 27 de mayo de 2016

DOS PERIODISTAS SIGUEN COMO REHENES DEL ELN COLOMBIANO HECHO QUE PONE EN PELIGRO LAS NECGOCIACIONES DE PAZ CON EL GOBIERNO
.
En poder del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia siguen como rehenes dos de tres periodistas. La  corresponsal del diario El Mundo de España Salud Hernández-Mora fue liberada el sábado, según información oficial colombiana de esta noche.
.
Este jueves el gobierno colombiano confirmó que los dos periodistas desaparecidos al inicio de esta semana en la región de Catatumbo (noreste) estaban retenidos por el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el segundo grupo rebelde más importante del país.
.
El 23 de mayo, dos días después de que desapareciera en la región de Catatumbo la periodista Salud Hernández-Mora,  corresponsal del diario español El Mundo en Colombia, otros dos profesionales de los medios de comunicación colombianos,  el reportero Diego D’Pablos y el camarógrafo Carlos Melo, de la cadena Caracol desaparecieron también en la misma región cuando investigaban la suerte de su colega. Las desapariciones ocurrieron en una zona controlada por varios grupos armados, cerca de la frontera con Venezuela. 
.
Tras una gran operación de búsqueda efectuada durante casi una semana, ayer el Ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, confirmó "con certeza que el ELN es el responsable de la desaparición de los dos profesionales". El ELN es el segundo grupo rebelde más importante del país –después de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)– implicado en el conflicto armado colombiano.
.
"Reporteros sin Fronteras (RSF) pide que, aparte de la liberada corresponsal española,  los otros dos periodistas retenidos por el ELN sean liberados de inmediato", señaló Emmanuel Colombié, responsable del Despacho América Latina de RSF. "Incumbe a las autoridades hacer todo lo posible para proteger a estos profesionales y facilitar su liberación. Los periodistas que desempeñan su trabajo en zonas de conflicto a menudo se enfrentan a una inseguridad extrema. Su protección es esencial”, añadió. 
.
El gobierno y el ELN anunciaron a finales de marzo el inicio oficial de las negociaciones de paz, después de cerca de dos años de conversaciones preliminares. Se considera que los secuestros de civiles efectuados por esta guerrilla son el principal obstáculo para que comiencen estas negociaciones, que inicialmente se esperaba emprender a finales de mayo. 
.
Colombia ocupa el lugar 134, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de  2016 que publica RSF cada año.
.
Estos secuestros se producen pese a que las retenciones de periodistas han descendido de forma notable desde que en noviembre de 2012 comenzaron las negociaciones de paz entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno, en La Habana.
.
Ese año fueron secuestrados el francés Roméo Langlois, del canal de televisión France24,  que estuvo en poder de las FARC durante un mes desde el 28 de abril, y Élida Parra Alfonso, quien, junto con la ingeniera ambientalista Gina Paola Uribe, estuvieron retenidas por el ELN entre el 25 de julio y el 13 de agosto.
En 2008, el ELN mantuvo retenido al periodista Mario Alfonso Puello entre el 18 de febrero y el 20 de junio, así como al también informador Javier García Rangel, que logró la libertad el 13 de noviembre tras permanecer dos meses cautivo.
La liberada Salud Hernández Mora se sumó a los al menos 18 españoles que han sido secuestrados desde 2000 en Colombia por diversos grupos guerrilleros.
En su mayoría, estas acciones se las atribuyeron las principales guerrillas, las FARC, el ELN y el Ejército Popular de Liberación (EPL).
Colombia, considerado el país más peligro de Latinoamérica para los informadores por el número de fallecidos o desaparecidos desde la década de los setenta, ha visto cómo ese tipo de violencia se ha reducido considerablemente desde 2007 y sólo se han contabilizado cuatro asesinatos, según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ).
Los dos últimos periodistas asesinados fueron Mónica Andrea del Pilar Rocha, que apareció muerta de un tiro en la cabeza en Bucaramanga en noviembre de 2014, y Flor Alba Núñez Vargas, asesinada por disparos en septiembre del año siguiente a la entrada de su emisora en Pitalito (Huila).


No hay comentarios.:

Publicar un comentario