miércoles, 4 de mayo de 2016

ECONOMÍA 

LA INFLACIÓN DESESPERA A LOS TRABAJADORES ARGENTINOS QUE NO TIENEN INCREMENTOS EN SUS SUELDOS


Gas, agua y transporte son bienes que se han vuelto suntuosos para los argentinos y se han convertido en las principales referencias de una inflación que no se detiene, a pesar de que el Gobierno ha insistido con que está en camino de controlarla. Dos nuevos relevamientos realizados por consultoras privadas señalaron que las cifras de abril marcaron una inflación 6,9% y 7,2% en forma respectiva. Se trata de los registros más altos de los últimos 14 años. “Sería feliz de no haber tenido que hacer ningún aumento, pero la realidad es que todos sabemos que heredamos una economía al borde del colapso”, dijo el presidente Mauricio Macri como informó la agencia EFE de España.
.
No son pocos los argentinos que comenzaron a comparar el presente actual con lo vivido durante la crisis de 2002. Y la realidad parece darles la razón, dado que hay que remontarse a abril de aquel año para registrar tan pálidos guarismos. Claro que, en aquella oportunidad, Argentina estaba saliendo de la convertibilidad y el 10,4% que reveló por ese entonces el organismo de estadísticas oficial (INDEC) no sorprendió a nadie.
.
La consultora Elypsis fue la que estableció en 6,9% la inflación para la ciudad de Buenos Aires en abril de este año. Representó una fuerte aceleración con relación a marzo último y colocó en 19,6% el acumulado. Las estadísticas anualizadas, por su parte, arrojaron un 40,2%.
.
Uno de los directores de Elypsis, Luciano Cohan, reconoció a EL PAÍS que “los números son muy malos”, pero fue optimista: “Esa mala noticia esconde dos pequeñas buenas noticias. La inflación en el resto de las provincias fue significativamente más baja, o sea, si se incluye a todo el país en el análisis (incluso Ciudad de Buenos Aires) las cifras dan un 4,4%”. Se desglosa entonces un 7% para la región metropolitana (comprendida por la capital y los 3 primeros cordones del conurbano de la provincia de Buenos Aires) y entre 2 y 2,5% para todo el resto del país.
.
“La otra buena noticia es que gran parte, casi el 80% del número de abril, se explica por la suba de tarifas. Se trata de un ajuste que se da sólo una vez, con lo cual, pensando hacia adelante, eso deja algún optimismo y si bien no esperamos que el piso se dibuje en 2% en mayo, porque todavía quedarán residuos de la suba de tarifas, creemos que en junio podríamos ver bajar los números”, consideró Cohan.
.
El presidente Macri reconoció en rueda de prensa que “la inflación es responsabilidad del Gobierno". "Es un impuesto perverso que le cobra un mal gobierno a su gente y que siempre lo paga primero el que menos tiene. Se debe a que el Gobierno no sabe administrar. Nuestro compromiso es administrar bien, cuidando los recursos para llegar a pobreza cero y marcar un camino de crecimiento", dijo. El mandatario prometió además que “la inflación en el segundo semestre va a bajar drásticamente porque estamos haciendo las cosas bien. Veníamos de un gobierno desquiciado, sin planeamiento y corrupción a un gobierno que sabe manejar las cuentas públicas”.
.
El mandatario volvió a prometer que “la inflación en el segundo semestre va a bajar drásticamente porque estamos haciendo las cosas bien. Veníamos de un gobierno desquiciado, sin planeamiento y corrupción a un gobierno que sabe manejar las cuentas públicas. Vamos a tener una caída drástica de la inflación y comenzaremos así a proteger el salario de la gente, sino es una carrera descontrolada con 700% de inflación acumulada”.
.
“El ancla inflacionaria vuelve a ser el tipo de cambio, ya no a través del cepo sino a través de la tasa de interés”, analizó Marina Dal Poggetto, una de las directoras de la consultora Bein. Su sondeo estableció un alza de 7,2% mensual para abril, lo que da un aumento acumulado del 19,9% desde que arrancó 2016 y de 41,1% respecto del mismo mes de 2015.
.
Para el Estudio Bein, se alcanzó esa cifra por los incrementos en la vivienda (40,2%) y transporte y comunicaciones (17,3%). El informe también señala que la suba de tarifas del agua y el gas marcaron una incidencia y que se moderaron “otros precios de la canasta de consumo masivo como la salud y la educación”.
.
Dal Poggetto analizó que “el país está en un proceso de recomposición de precios relativos. Le dieron volatilidad al tipo de cambio y la inflación que tenes acumulada de noviembre hasta ahora más las tarifas dan este resultado”.
.
“El dólar se movía, el año pasado, 1% por mes y las tarifas de servicios públicos estaban congeladas”, consideró la economista. “Una vez que soltas esas variables, se genera un aceleramiento de la inflación. La verdad es que el dólar está cayendo desde febrero, de 16 pesos a 14 y monedas, con un Banco Central (BCRA) que compra divisas en forma directa o indirecta. Abril fue el pico de la inflación y en mayo va a ser alta, con 1,5% de base por el resabio de las tarifas de base. A partir de junio, con menor incidencia de las tarifas y si el BCRA maneja el valor del dólar, es muy probable que la inflación se modere. Se espera que este debajo del 2%”, explicó.
.
Combustibles, cigarrillos y el arrastre de la suba de tarifas (el aumento del transporte público comenzó a regir el 8 de abril), marcarán una cifra inflacionaria todavía alta para mayo y el aumento de los seguros privados de salud y las tarifas del subte (subirá de 30 a 50 céntimos de dólar), repercutirá en las cifras de junio.
.
“El interanual no se va a recuperar hasta octubre porque contrastas con un 2015 con inflación baja y tarifas congeladas. Recién en noviembre y diciembre, que empezas a contrastar con una inflación de 2015 que ya se había acelerado, podremos ver algún signo de recuperación. Nuestra proyección del año es de 36% de diciembre a diciembre”, finalizó Dal Poggetto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario