miércoles, 20 de julio de 2011

Alerta roja: Muerte y desnutrición deja hambruna en Somalia

Mark Bowden, de la ONU
La Organización de las Naciones Unidas dio hoy una potente alerta mundial frente a la hambruna que afecta a dos regiones de Somalia controladas por rebeldes islamistas, Bakool y Bajo Shabele, y que se trata de la peor crisis alimentaria en el Cuerno de Africa desde 1992.

En algunas zonas, seis personas mueren a diario a causa del hambre y más de la mitad de los niños sufren desnutrición aguda. El control de los rebeldes, que dificultan la llegada de ayuda, y la dramática sequía empeoraron la realidad de esta castigada región.

Las causas de la hambruna radican principalmente en una sequía que ya ha dejado en situación desesperada a 12 millones de personas en todo el Cuerno del Africa. Además, el control de los rebeldes en las zonas afectadas hace que el acceso de la ayuda humanitaria sea limitado.

La hambruna es oficialmente definida cuando dos adultos o cuatro niños entre cada 10.000 personas mueren de hambre a diario y un tercio de los niños sufren de desnutrición aguda. En algunas zonas de Somalia, seis personas mueren a diario y más de la mitad de los niños sufren de desnutrición aguda, dijo en Nairobi el coordinador de Asuntos Humanitarios de la ONU para Somalia, Mark Bowden.

El gobierno somalí expresó su esperanza de que "el reconocimiento de la gravedad de la situación en esas regiones ayude a limitar las carencias", acelerando los envíos de alimentos y material médico.

Las personas directamente afectadas por la hambruna son unas 350.000, pero la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con sede en Roma, estimó que unos 12 millones requieren asistencia de emergencia en toda la región y evaluó en 120 millones de dólares los aportes necesarios de la comunidad internacional para garantizar esa ayuda.

Bakool y Lower Shabelle están controladas por los insurgentes Shebab, que se reivindican próximos a la red terrorista Al Qaeda. Esas milicias expulsaron hace dos años a las organizaciones internacionales de ayuda humanitaria, acusándolas de ser espías occidentales y cruzados cristianos, pero recientemente anunciaron haber levantado algunas restricciones y la ONU envió la semana pasada material humanitario por avión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario