viernes, 15 de julio de 2011

La violencia vuelve a empañar legítimas demandas del movimiento estudiantil chileno - Siguen las protestas en Chile

Gobierno responsabiliza al presidente del Colegio de Profesores Jaime Gajardo de la violencia de ayer

Un fuerte retroceso tuvo ayer la nueva marcha estudiantil realizada en Santiago con unos cien mil participantes tras derivar en una ola de violencia que no se veía desde hacía varias semanas, lo que significó un paso atrás para los objetivos pacifistas del movimiento liderado por Camila Vallejo, presidenta de la Fech, y Jaime Gajado, presidente del Colegio de Profesores.

Esta situación de violencia debilita a los estudiantes, le resta importancia y validez a sus legítimas aspiraciones y le da argumentos al Gobierno para prohibir en el futuro actos de protesta en la vía pública, dijeron algunos analistas. Los hechos ocurridos ayer están ahora en una etapa de investigación para ubicar a los verdaderos culpables de los desórdenes. En todo caso, los estudiantes para tener éxito en su lucha deben evitar todo tipo de violencia, venga de donde venga, y dar una muestra de tranquilidad y calma en el planteamiento de sus metas y objetivos.

Reacción del Gobierno

Tras este resultado, el gobierno reaccionó duramente esta mañana, acusando al presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, que, según el ministro (S) del Interior, Rodrigo Ubilla, este dirigente "al parecer lo único que quiere es provocar una situación de caos y de conflicto, lo que el gobierno no comparte", según declaró al Canal 13.

Ubilla cuestionó además las declaraciones del dirigente del profesorado, afirmando que ayer "el señor Gajardo celebró el hecho de haberle torcido la mano al intendente. Yo digo, con 44 carabineros heridos no sé qué puede celebrar un dirigente responsable".

Las declaraciones del ministro (S) del Interior se suman a las del alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, quien también apuntó a Gajardo como el mayor responsable de los desórdenes. Ubilla respaldó la postura del edil, luego de la controversia que protagonizó con el intendente de Santiago, Fernando Echeverría, quien permitió que la marcha se iniciara desde Plaza Italia -como habían convocado los estudiantes- y no desde la Universidad de Santiago, como se había autorizado.

Ubilla también informó que tanto el Ministerio del Interior como la Intendencia Metropolitana van a presentar una querella contra el estudiante acusado de ser el responsable de lanzar una bomba molotov contra un efectivo de Carabineros, lo que le provocó graves quemaduras.

En ese sentido, el ministro rechazó la tesis planteada por algunos dirigentes estudiantiles, quienes han afirmado que las personas que provocaron destrozos en las marchas serían infiltrados y no estudiantes, afirmando que "tengo entendido que la persona que está detenida y que se le asigna la responsabilidad de haber tirado la bomba molotov a carabineros es un estudiante de antropología".

Posición de la Intendencia

Por su parte, el intendente Metropolitano, Fernando Echeverría, señaló que el Colegio de Profesores y la Confech son los responsables de todo lo ocurrido ayer en la marcha por el centro de Santiago, y aseguró que no habrá más permisos para que ellos utilicen la Alameda en futuras movilizaciones.

"Los organizadores crearon esta polémica e hicieron esta manifestación desde un lugar no autorizado justamente para crear más expectativas sobre su marcha porque tenían miedo de que tuvieran baja convocatoria. Los organizadores no hicieron lo que tenían que hacer para prevenir la violencia", dijo Echeverría a canal 24 Horas.

El intendente además agregó que "el señor Gajardo en forma muy irresponsable, estando en el escenario, en el momento en que era lanzada una bomba molotov contra el sargento Pastén, él llamaba, que estaba siendo agredido por Carabineros".

"Nosotros no podemos permitir que vuelvan a pasar los hechos que pasaron ayer en Santiago, y por lo tanto solicitudes que haga el Colegio de Profesores, solicitudes que haga la Confech, no van a ser autorizadas (...) Organizadores como el Colegio de Profesores y la Confech no son capaces de negociar nada, yo no sé cómo si no son capaces de negociar una cosa tan simple como esta marcha, cómo vamos a llegar a acuerdo con ellos", puntualizó el intendente.

Coincidiendo con Zalaquett, el intendente de la Región Metropolitana “lamento que el Colegio de Profesores esté en manos de Jaime Gajardo, porque si no es capaz de negociar en una cosa tan simple como lo es una marcha, como va a ser capaz de negociar y transigir en un tema tan complejo como es la educación en Chile", dijo la autoridad regional en conversación con TVN.

Reacción de Gajardo

El presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, afirmó este viernes que no se siente responsable de hechos ocurridos al término de la marcha de ayer convocada por los estudiantes universitarios, secundarios y de otras organizaciones por la Alameda en defensa de la educación pública.

Gajardo, quien concurrió hoy viernes al Hospital de la Mutual de Seguridad junto a otros dirigentes a donar sangre para el estudiante del Liceo Amunátegui, Fernando Ignacio Droguett Quintana, de 16 años, que se agravó en el día de hoy, al ser preguntado por lo expresado por el ministro (s) Ubilla, dijo: "yo no me siento responsable en absoluto de los hechos violentistas ocurridos ayer, porque no los provocamos nosotros".

Explicó que "la marcha se hizo sin dificultades, con carros alegóricos, batucadas, y hasta la una de la tarde era todo absolutamente normal, con una extraordinaria disciplina en la calle", sostuvo, agregando que las personas que marcharon no son los responsables de que "Carabineros irrumpiera en la manifestación".

El dirigente afirmó que "la autoridad tiene los métodos para neutralizar a los grupos violentistas y para actuar con prevención y evitar que se produzca ese tipo de cosas. Las autoridades tienen todos los instrumentos técnicos, policíacos, modernos, de comunicación para neutralizar, pero sin embargo, no lo hacen y después quieren endosarnos a nosotros la responsabilidad", dijo el presidente de los profesores.

"Las autoridades lo único que querían era empañar nuestras actividades y poner el acento no en los contenidos de la manifestación sino en estos hechos de violencia. Lo que buscan es que todo el centro del debate, la discusión de hoy, se haga sobre los hechos que se produjeron ayer y no los contenidos de la marcha que son poner fin al lucro en la educación, desmunicipalización sin privatizar, democratización en el sistema educativo y haya educación pública para Chile que es un anhelo nacional", expresó Gajardo.

El intendente Echeverría indicó que la manifestación de ayer – que terminó con 88 detenidos en Santiago y 68 carabineros heridos- "fue la más violenta que hemos tenido en muchos años". Según dijo, "nunca habíamos tenido tantos carabineros lesionados ni una agresividad de tal magnitud".

La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) aseguró que 200 mil personas adhirieron a la marcha estudiantil a nivel país, de los cuales la mitad se movilizó sólo en Santiago. Así lo manifestó la presidenta de la FECh, Camila Vallejo, quien dijo que con la movilización de hoy se reafirmó "la cohesión de este movimiento social amplio, transversal, que hoy día tiene clarita la película: queremos avanzar a un sistema nacional de educación pública, democrático, pluralista, de calidad para todos los chilenos".

2 comentarios:

  1. Comentario de José Venturelli, Vocero, CECT-SE a: http://mundoclaraboya.blogspot.com/2011/07/la-violencia-vuelve-empanar-legitimas.html

    La incapacidad de enfrentar negociaciones serias y que respeten el derecho a una educación, justa, para todos y sin lucro lleva al gobierno a criminalizar al movimiento nacional de apoyo a una educación democrática, con equidad y calidad. Esto se refleja en las declaraciones orquestadas del Intendente, oficiales como Ena Von Baer, el represivo Ministro Hinzpeter y el propio Presidente que, el jueves mismo anunciaba "poner fin a la violencia"... con más violencia: porque inmediatamente que habló fue el GOPE el que atacó brutalmente el acto humano, social e imaginativo contra el cual el gobierno no tiene palabras sino violencia y criminalización. Esto es el neo-pinochetismo que avanza para provocar miedo en el proceso democratizador social, pacífico nacional por los derechos fundamentales del país y del medio ambiente.

    ResponderEliminar
  2. Segunda nota re-comentarios. Hace unos días mandé un comentario (adecuado y bien escrito) pero no veo ni respuesta ni inclusión. ¿Pueden mandarme una nota al respecto?

    joseventurelli@gmail.com

    ResponderEliminar