lunes, 5 de marzo de 2012

OPOSICIÓN RUSA ACUSA A PUTIN DE "ROBO" DE LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES

La oposición acusó hoy de “robo” el resultado electoral en Rusia que le dio el triunfo en la elección presidencial celebrada ayer domingo al expresidente y actual primer ministro de Rusia, Vladímir Putin, quien ganó por mayoría absoluta con un 59,3 por ciento, según el Fondo de Opinión Pública, difundido por la agencia Interfax.

Por otra parte, escrutadas hasta ahora el 14,5% de las papeletas de los colegios electorales, Putin gana en la primera vuelta con el 61,8% de los votos, anunció la comisión electoral rusa.

Ziuganov llega en segunda posición con el 17,8% de los votos. En tercera posición, el populista y nacionalista Vladimir Jirinovski (8,0%) superando al multimillonario Mijaíl Projorov (7,5%) y al centrista, cercano al Kremlin, Serguei Mironov (3,67%).

Guenadi Ziugánov denunció que la elección presidencial rusa fue "un robo", mientras que Vladimir Rijkov, uno de los organizadores de las manifestaciones opositoras post elecciones parlamentarias de diciembre, afirmó que no puede ser considerada "legítima".

Protesta pública femenina en contra del supuesto fraude en
las elecciones  parlamentarias rusas de diciembre.
La elección fue "un robo, absolutamente deshonesta e indigna", según Ziuganov. "No reconocemos estas elecciones", agregó.

"Mañana lunes por la mañana habremos contabilizado ya 30.000 casos de fraude", dijo por su parte Rijkov a la televisión estatal.

Sin embargo, a pesar del fraude, ya desde diciembre se sabía que Vladimir Putin se convertiría si o si en el Presidente de Rusia por segunda vez, como concluyó una encuesta del Centro Levada publicada en Moscú, aunque en este análisis aparecía como ganador pero no con los votos suficientes en primera vuelta para obtener la mayoría absoluta, lo que lo hacía ir a ballotage.

La misma encuesta consideró que un 75 por ciento daba a Putin como ganador “de todas formas”.

A su vez, un 28 por ciento opinó que en las elecciones presidenciales se producirían igual o más número de falsificaciones como en las controvertidas elecciones parlamentarias de diciembre, en las que la oposición denunció fraude en contra del partido de Putin, Rusia Unida. A su vez un 18 por ciento consideró que habrá más irregularidades que en los comicios legislativos.

Putin abandonó la Presidencia en 2008. La Constitución rusa impide más de tres mandatos presidenciales consecutivos. Es por esta razón que llegó a un acuerdo con el actual Presidente Dmitri Medvedev (derecha) para que éste ocupara el cargo en el actual período y así poder volver a presentarse como candidato en marzo. Se desconoce si Medvedev volverá también a ser el Primer Ministro ruso.

Ambos políticos utilizaron el "sistema kirchnerista de Argentina" que permitió a Cristina Fernández elegirse como Presidenta cargo ocupado antes por su esposo Nestor Kirchner entre 2003 y 2007. Este mismo enroque iban a hacer ambos en las elecciones de octubre del año pasado, pero falló al fallecer Kirchner en octubre de 2010 de un infarto cardiaco. Sin embargo, Fernández logró igualmente por amplia mayoría la Presidencia tras enfrentarse a una debilitada oposición.

Ya en diciembre pasado, la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton se hizo eco de las denuncias de fraude en las elecciones legislativas rusas conjuntamente con su colega alemán Guido Westerwelle.

Las críticas de ambos políticos occidentales fueron calificadas de “inaceptables” en Moscú. Clinton señaló que las elecciones "no fueron libres ni justas". A su vez, Westerwelle pidió a Rusia que investigara las denuncias de fraude masivo.

La reacción del Ministerio ruso del Exterior, en un enérgico comunicado, fue que las declaraciones de la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton y los comentarios análogos de representantes de la Casa Blanca y del departamento de Estado eran inaceptables.

También la Comisión Electoral Central en Moscú rechazó las acusaciones. "De lo que Clinton debería preocuparse es de las elecciones en Estados Unidos", afirmó su vocero, Nikolai Konkin.

En medio de denuncias y protestas por fraude, el primer ministro ruso, Vladimir Putin, obtuvo la mayoría absoluta en las elecciones en la Duma (Cámara Baja del Parlamento) en diciembre, al lograr prácticamente el 50% de los votos. Sin embargo, su partido, Rusia Unida, no logró retener la mayoría absoluta -es decir, los dos tercios- que le hubiese permitido imponer grandes reformas, como la de la Constitución, sin negociar con otros partidos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario