lunes, 8 de agosto de 2016


¿Secuestro o asesinato en Portugal?
EL MISTERIO DE LA DESAPARICIÓN DE MADELEINE EN UNA PLAYA SE LO LLEVARÁ EL VIENTO O EL MAR LUSITANO
La Policía británica pondrá término este año a la investigación forense en torno de Madeleine McCann, la pequeña inglesa desaparecida en 2007 en un resort de una playa de Portugal mientras sus padres habían salido a cenar fuera del establecimiento. Esa polémica pericia especial fue conocida como Operation Grange y lanzada en 2011 a instancias de la actual primera ministra, Theresa May, y con la aprobación de su predecesor, David Cameron.
Una de las críticas más duras que recibió esta unidad especial de investigación de Scotland Yard fue la referente a los altos costos que tuvo a lo largo de cinco años. Alrededor de 15 millones de dólares fueron destinados a esta búsqueda específica, sin que hasta el momento se hubiesen recogido datos concretos. Incluso, ese gasto adicional fue hecho en medio de los recortes que la seguridad interior del Reino Unido sufrió en los últimos años.
Madeleine ha sido buscada por la policía británica desde mayo de 2007 sin un indicio cierto de qué pudo haber pasado con ella. Pero las malas noticias para Kate y Gerry, los padres de Maddie, no terminaron allí. Al parecer, a comienzos del otoño europeo toda la operación será cerrada.
.
La reciente medida fue adoptada luego de que no se consiguieran resultados concretos que permitieran determinar qué pudo haber pasado con Madeleine la noche del 3 de mayo de 2007 en Praia da Luz, Portugal. Una fuente de Scotland Yard le indicó al diario ingles  Sunday Mirror que "las últimas pruebas forenses fueron hechas hace tres meses, pero tristemente no condujeron hacia adelante".

En la actualidad, los padres de la niña también están envueltos en otra polémica. Un juicio tiene lugar en Portugal luego de que Goncalo Amaral, ex detective portugués, dijera que tanto Kate como Gerry habían encubierto la muerte de Maddie.
Hace poco menos de dos meses, otra revelación alteró el humor de los McCann. Fue luego de que se conocieran denuncias de pedofilia y abuso sexual contra un ex presentador británico. Sir Clement Freud tenía una mansión cerca del resort de Praia da Luz donde desapareció Madeleine y se ofreció de anfitrión a los padres de la pequeña mientras estaban en medio de la investigación en Portugal. Freud murió años después sin que siquiera se lo considerara sospechoso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario