jueves, 18 de agosto de 2016

Economía


CON EXCESO DE OPTIMISMO EL MINISTRO VALDÉS SE REFIRIÓ AL PIB DE 1,5% DADO A CONOCER ESTE JUEVES

El Banco Central informó este jueves que el crecimiento del PIB de Chile en el segundo trimestre fue de un 1,5%, cifra por sobre el 1,2% estimado anteriormente en medio de un ciclo de bajo desempeño de la minería y de la inversión que fue compensado por un mayor consumo.


Frente a los números, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, valoró el alza de la actividad mejor a la esperada, pero recalcó que "seguimos pasando por un proceso de crecimiento que es menos de lo que puede dar Chile".

Añadió que "más allá del dato puntual del segundo trimestre, me gustaría mencionar que se revisó al alza el año pasado dos decimales arriba y el primer trimestre también al alza un par de décimas. Más importante creo, respecto de lo que los Imacec señalaban fue al alza en cuatro décimas".

El  ministro aseveró que se trata de "una revisión importante" que deja un crecimiento del PIB de 1,9% en el año.

A pesar de tratarse de una cifra mayor a la pronosticada, lo que calificó como una "buena noticia", Valdés enfatizó que se trata de números "bajo de lo que Chile puede".

"Tuvimos una desacumulación de inventarios muy fuerte en los dos primeros trimestres, eso quiere decir que la demanda interna final, el consumo y la inversión, están creciendo más que el PIB, en un 2,6%", dijo el ministro y finalizó diciendo que "la cancha está bastante despejada para que la economía siga tomando un ritmo de crecimiento los próximos trimestres".

El principal impulso provino de la actividad servicios personales, seguida de comercio, en tanto el mayor efecto negativo se registró en minería y, en menor medida, en industria", dijo el instituto emisor en su informe.
Entre abril y junio se contabilizaron además tres días laborales más que en el mismo lapso del año pasado, con un efecto calendario igual a 0,4 puntos porcentuales.

Con la cifra del segundo trimestre, la economía chilena acumuló una expansión del 1,9% en la primera mitad del año.
El acotado dinamismo de la economía del mayor productor mundial de cobre ha estado marcado por un complejo escenario externo y una débil inversión, sumado a un moderado ritmo del consumo y de otros sectores no mineros.

Pese al positivo desempeño trimestral, el organismo rector informó que el PIB desestacionalizado del segundo trimestre se contrajo un 0,4%, una variación negativa que no se constataba desde el primer trimestre del 2010, cuando un devastador terremoto y tsunami azotó al país.

El acotado dinamismo de la economía del mayor productor mundial de cobre ha estado marcado por un complejo escenario externo y una débil inversión, sumado a un moderado ritmo del consumo y de otros sectores no mineros.
Con todo, la demanda interna creció un 1,4% interanual entre abril y junio.
.
"El resultado de la demanda interna se explica por un aumento del consumo, el cual fue parcialmente compensando por la caída de la inversión", dijo el Banco Central.
.
En medio de este panorama, la cuenta corriente de la balanza de pagos registró un déficit de US$632 millones al segundo trimestre.

Analistas han pronosticado inicialmente para el tercer trimestre una expansión del PIB de 1,4%, mientras que para todo el 2016 los pronósticos privados apuntan a un crecimiento de entre 1,6 y 1,7%. El Banco Central, en tanto, ha proyectado un aumento del PIB de entre 1,25 y 2,0% para este año.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario