viernes, 5 de agosto de 2016


ORDENAN DETENCIÓN DE LA PRESIDENTA DE LAS MADRES DE PLAZA DE MAYO

La Justicia argentina ordenó hoy detener a la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, por negarse a declarar en una causa en la que está imputada por supuestas irregularidades en el manejo de fondos millonarios para construir viviendas sociales.
La activista fue declarada en “rebeldía” luego de rechazar por segunda vez presentarse ante los tribunales. El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, además de disponer su detención, le prohibió salir del país. La Polícía aún no efectivizó la orden. “Si nos quieren poner presas, que nos pongan”, dijo la militante, de 87 años, reconocida mundialmente por su lucha por la aparición con vida de los desaparecidos en la última dictadura militar (1976-1983).
Miles de manifestantes se acercaron hasta la sede de Madres de Plaza de Mayo para apoyar a Bonafini, que además contó con el respaldo de decenas de dirigentes que integraron el Gobierno de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).
El caso generó gran repercusión internacional en la prensa y también en el escenario político. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que es una “afrenta contra la moral y los derechos humanos” el proceso judicial contra Bonafini, a quien le ofreció el apoyo de su Gobierno. “Madres de Plaza de Mayo ha recibido nuevamente un ataque del fascismo, cuando se ha decretado su captura para ser encarcelada esa inmensa mujer suramericana, Hebe de Bonafini”, añadió.
Pese a la medida dispuesta por la Justicia, la presidenta de la reconocida organización de derechos humanos participó ayer de la tradicional ronda de las Madres en la emblemática Plaza de Mayo, frente a la Casa de Gobierno, como la realizan cada jueves desde 1977.
Efectivos policiales se apostaron, con apoyo de carros de asalto, en la sede de Madres comandados por un subcomisario. Hubo un diálogo del oficial con un abogado de la entidad, pero no la detuvieron. Bonafini y otras madres, cerca de las 15, salieron del edificio y fueron a la Plaza de Mayo.
Bonafini aseguró que enfrentará “a esta Justicia corrupta” y que no le tiene “miedo a estos hijos de mil puta”, al referirse a la orden de detención dispuesta por el juez. “No sé qué va a pasar ni hasta dónde son capaces de ir, pero con el mismo valor y seguridad de que el único camino es el proyecto nacional y popular que conduce (la ex presidenta) Cristina (Fernández de Kirchner (2007-2015)) vamos a enfrentar” la investigación judicial, dijo Bonafini.
Además cuestionó al Gobierno de Mauricio Macri (centroderecha), al señalar que “lo que estos no saben, y menos” la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, es que “nos podrán poner presas, pero nunca podrán poner presas las ganas de pelear”. “Macri pará la mano”, dijo la militante en la puerta de la sede de Madres de Plaza de Mayo cuando caía la noche en Buenos Aires, frente a miles de manifestantes que la interrumpieron al grito de “Macri, basura, vos sos la dictadura”.
El magistrado dictó la detención luego de que Bonafini se negó hoy por segunda vez a presentarse a una declaración indagatoria, tras su ausencia el pasado 7 de julio a la primera citación. La militante fue citada a declarar en la causa que investiga presuntas irregularidades en el manejo de millonarios fondos aportados por el Estado para la construcción de viviendas sociales por parte de la Fundación Sueños Compartidos de las Madres de Plaza de Mayo.
Entre los kirchneristas que asistieron a la sede de Madres de Plaza de Mayo para manifestar su apoyo a Bonafini estuvo el diputado nacional Axel Kicillof, ex ministro de Economía de Fernández de Kirchner. “Esta postal va a recorrer el mundo. En Argentina los perseguidos son los luchadores populares, los que levantan la bandera de la dignidad. Esto no es casualidad, no está divorciado de lo que está ocurriendo en el plano económico”, dijo el legislador.
“Lo que está en marcha en el país es el proyecto neoliberal y eso solo se impone con la represión de los que luchan. Si el Gobierno de Macri espera utilizar el terror para imponer su ajuste se va a encontrar con un pueblo que va a luchar”, añadió Kicillof.
El diputado nacional Máximo Kirchner, hijo de la ex presidenta, destacó que Bonafini está “dispuesta a poner el cuerpo” ante el requerimiento judicial y sostuvo que el Gobierno va a tener que “dar explicaciones sobre estas medidas salvajes” que llevó adelante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario