viernes, 30 de octubre de 2015

Opinión del Editor
UN ESCÁNDALO POR DÍA PARECE SER UNA CIFRA ACEPTADA PARA UN PAÍS CORRUPTO COMO CHILE
.
Por Walter Krohne
.
Después que la Tercera Sala de la Corte Suprema, por tres votos a dos, confirmó las "millonarias" sanciones por colusión contra Agrosuper, Ariztía y Don Pollo y ordenó la disolución de la Asociación de Productores Avícolas, se ha abierto un nuevo proceso público contra estas tres empresas que ya sufren las "condenas" del infierno por parte del resto del empresariado, es decir de sus colegas en el mundo de los negocios.

Sin embargo, nada concreto se ha hecho en las últimas horas a pesar de este escándalo ya "multado" y de la denuncia de una nueva colusión como es el tema de dos empresas productoras de artículos de papel coludidas durante diez años como son la poderosa papelera chilena del Grupo Matte y la sueca Svenska Cellulosa Aktiebolaget (SCA).

La Presidenta Bachelet y el Gobierno también condenan, pero hasta ahora no le han dado la necesaria extrema urgencia a la tramitación del proyecto contra la colusión  que descansa en la comisión respectiva de la Cámara de Diputados. En Chile se castiga a este tipo de delitos empresariales sólo con multas que son muy inferiores a todo el dinero adjudicado mientras duró la colusión. En EE UU estos ejecutivos o ladrones de cuello y corbata y del Club de La Unión, como también muchos otros,  estarían hace rato en la cárcel con condenas entre diez y veinte años.

Por esta razón decimos que "un escándalo por día parece ser una cifra aceptada para un país corrupto como parece ser Chile".

El fallo de los pollos rechaza un recurso de reclamación presentado contra la resolución del Tribunal de la Libre Competencia que, en septiembre de 2014, determinó que las tres empresas, coordinadas por el organismo gremial, se coludieron para “proyectar la demanda futura de pollo y asignar cuotas de producción”.
.
El escándalo ha tenido consecuencias: Por una parte la Sociedad de Fomento Fabril informó este viernes que las empresa Agrosuper y Ariztía, multadas y cuya sanción fue ratificada ayer por el alto tribunal, ya no son socios de  la multigremial. La Sofofa informó que  la Asociación Gremial de Productores Avícolas, fue borrada de su registro de gremios, tras la orden de disolución dictada por la  Suprema.
.
En un comunicado que recoge el Diario Financiero, la Sofofa expresó sus condenas a “las conductas, actuaciones y comportamientos de quienes han transgredido las leyes, normas y principios de libre competencia”. Adicionalmente, la sociedad señala que los delitos en cuestión “merecen nuestro más profundo rechazo”, ya que “atentan contra la confianza de los consumidores y de la ciudadanía hacia el sector empresarial”. Parece que la consigna es "hacer leña del árbol caído", aunque todos siguen siendo amigos.
.
Por otra parte, la  Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (CONADECUS) presentó una demanda en contra del llamado “cartel de los pollos” compuesto por las principales avícolas del país, Agrosuper, Ariztia y Don Pollo. En el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago quedó radicada esta demanda de la organización de consumidores y usuarios que exige una millonaria compensación.
.
El líbelo se basa en el fallo que dio a conocer  la Corte Suprema y en él que se confirmaron multas por sobre 60 millones de dólares por el denominado “cartel de los pollos”.
.
Mario Bravo, uno de los abogados que interpuso la demanda colectiva explicó que la indemnización de 1.200 millones de dólares, la calcularon economistas de Conadecus en base al perjuicio que sufrió la población con los precios de los pollos.
.
Y agregó que será el tribunal el que definirá como se repartirá el dinero en un eventual fallo favorable a los consumidores.
.
El denominado “Cartel del Pollo”, ya que reúne al 80 por ciento de la producción avícola del país, fue denunciado en noviembre del año 2011 por la Fiscalía Nacional Económica.
.
“No es dable sino concluir que el acuerdo antes descrito y analizado permitió a las empresas, tantas veces citadas, alcanzar un nivel de beneficios superior al que habría prevalecido de no existir la conducta anticompetitiva”, dice el fallo de la Suprema.
.
Concluye que “los mayores precios, que en forma controlada fueron evidenciándose en el largo espacio de tiempo del acuerdo colusorio, fueron siendo traspasados a los consumidores finales sin que se haya acreditado que los costos de producción presentaran variaciones significativas”. Esto influyó también fuertemente en el cálculo del índice de inflación.

De esta manera, se confirman las multas a Agrosuper y Ariztía, con el pago máximo establecido por la ley, de 30 mil Unidades Tributarias Anuales, es decir, cerca de 25 millones de dólares cada una. Mientras que Don Pollo deberá pagar 12 mil Unidades Tributarias Anuales, correspondientes a unos 10 millones dólares. 
.
Este resultado es un mal final o un resultado demasiado mediocre frente a una inexistente ley que combata la colusión y que seguramente descansará por mucho tiempo más en el Congreso. La ley que había antes fue derogada por el ex presidente concertacionista Ricardo Lagos en una negociación no bien aclarada en la que habría participado también el ex senador UDI Pablo Longueira. !! Que pena me da Chile!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario