martes, 21 de diciembre de 2010

Pagina Editorial Latinoamericana: ¿Irregularidades en el Canal de Panamá? - TV digital en Uruguay - Las promesas en Cuba

Diario Crítica de Panamá
Un tema muy delicado (Canal de Panamá ¿Irregularidades en su
                                       ampliación)

Caricatura del diario Crítica de Panamá
Las revelaciones que hizo el fin de semana la página electrónica WikiLeaks sobre supuestas dudas del mandatario Ricardo Martinelli y del vicepresidente Juan Carlos Varela en torno a la transparencia con que se otorgó el multimillonario contrato de ampliación del Canal de Panamá y la calidad de esta obra, lo menos que causan es preocupación.

WikiLeaks cita información confidencial del Gobierno de Estados Unidos sobre "implacables" presiones diplomáticas de ese país para que una empresa norteamericana ganara el contrato de ampliación, de dudas de Martinelli sobre favoritismo de la Autoridad del Canal hacia el consorcio español Sacyr Vallehermoso, en el que figura la empresa CUSA del primo del administrador de la vía, y de una expresión de Varela de que los trabajos eran "un desastre".

Esta delicada información le está dando la vuelta al mundo y deja en entredicho el principal activo que tiene Panamá. La administración, mantenimiento y ampliación de la vía ha sido motivo de orgullo para los panameños, pero esta situación lanza mensajes peligrosos, precisamente cuando el país adelanta su obra más importante en casi 100 años.

La actitud pasiva y casi silenciosa del Gobierno y la Autoridad del Canal no es correcta. Ellos son los primeros que deben salir a defender la credibilidad de la vía, los panameños y los usuarios así lo demandamos. Sobre todo en lo referente a la calidad de los trabajos de ampliación y la solvencia económica de Sacyr Vallehermoso. No hacerlo sería jugar con candela.

Diario El País de Uruguay
TV digital

Durante el gobierno de Tabaré Vázquez se proclamó que en el 2010 Uruguay se contaría con la TV digital. El año se termina sin ese trascendente cambio de sistema televisivo, aunque José Mujica anunció que habrá una decisión antes del 31 de diciembre. En buena parte del anterior período de gobierno hubo viajes, negociaciones y declaraciones sobre la llegada de la TV digital con la adopción de la norma europea que, según se decía, era la más conveniente para el país.

Ahora, todo indica que el gobierno de Mujica desandará el sendero recorrido durante la administración Vázquez y optará por la norma japonesa que tiene como introductor en la región nada menos que a Brasil. Precisamente, durante su reciente encuentro con su colega Lula en Brasilia, el Presidente uruguayo habría sostenido una conversación final sobre el tema. De abrazarse a la norma japonesa-brasileña se ha dicho que Uruguay obtendría ciertas ventajas adicionales, entre ellas el apoyo para la televisión nacional, así como para la instalación de un parque tecnológico para generar ciertas aplicaciones.

Un dato que pesa en la opción final es la situación en la región. Una década atrás, los cuatro países fundadores del Mercosur habían acordado elegir la norma de manera conjunta. En forma inesperada Brasil, hace cuatro años, resolvió el tema por su cuenta al cerrar con el gobierno de Tokio un acuerdo ventajoso, algo que molestó a los otros tres países. Empero, a partir de ese momento, de manera gradual, América del Sur se volcó hacia la norma japonesa, con Colombia como única excepción.

Parece que la opción mayoritaria de nuestros vecinos sería, por la fuerza de los hechos, el argumento para optar por la norma japonesa.

Diario La Tercera de Chile
Promesas de cambio en Cuba


Hablando ante el Parlamento de su país, el Presidente cubano, Raúl Castro, ha descrito de manera inusualmente gráfica la actual situación económica del país: "O rectificamos o ya se acaba el tiempo de seguir bordeando el precipicio, nos hundimos". Las palabras del dictador no dejan lugar a dudas del crítico momento que enfrenta un gobierno que recién ahora parece darse cuenta de que ha optado por un modelo de desarrollo fracasado, 50 años después de adoptarlo y a dos décadas de que incluso quienes tuvieron un sistema similar lo abandonaran de manera definitiva.

Forzadas por las circunstancias, las autoridades cubanas parecen haber tomado conciencia de que la ruta de salvación pasa por abrirse a un proceso de reforma económica, introduciendo espacio para la iniciativa privada a través de pequeños emprendimientos y el trabajo por cuenta propia que debieran ser asumidos por las 500 mil personas que dejarán el sector público en el futuro próximo. Estos cambios serían consagrados formalmente en el Congreso del Partido Comunista convocado para el año próximo, para el cual las palabras de Raúl Castro constituyen una preparación. Junto con enumerar los errores cometidos en los últimos 50 años, el mandatario cubano se preocupó también de dejar en claro que espera hacer sostenible el socialismo, no implementar el capitalismo.

De producirse, la apertura económica seguramente obligaría al régimen a considerar cambios políticos, como ha ocurrido en todos los sistemas socialistas que han llevado adelante procesos de este tipo. La comunidad internacional debe mantenerse atenta a lo que está ocurriendo en Cuba, incentivando la adopción de cambios sustantivos y permaneciendo vigilante ante retrocesos que no han sido poco frecuentes dadas las dinámicas internas al interior del cerrado gobierno isleño.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario