miércoles, 24 de agosto de 2011

Seis jóvenes de un liceo de Buin suspenden huelga de hambre tras sufrir preocupantes descompensaciones

Seguiremos la lucha para reformar la educación por otros medios. "Más vale morir de pie que vivir arrodillados", dijeron.

Los seis estudiantes que estaban en huelga de hambre en un liceo de la ciudad de Buin, al sur de Santiago, en protesta por la negativa gubernamental de acceder a las demandas estudiantiles para efectuar una reforma amplia de la educación en Chile, suspendieron hoy el ayuno que se prolongó por 37 días, debido al delicado estado de salud en el que se encontraban.

La decisión fue comunicada por la vocera Gloria Negrete, de 19 años de edad, quien tuvo que ser trasladada desde el Liceo A-131 de Buin al hospital de la misma ciudad al presentar un cuadro de descompensación de seriedad.

“Ante la preocupación y angustia de nuestros familiares y por nuestro crítico estado de salud hemos tomado la decisión de deponer nuestra huelga de hambre, no así la lucha que llevamos desde hace tres meses", dijo Negrete en un comunicado firmado por los seis ex ayunantes.

La estudiante agregó que "tenemos que estar íntegros para seguir la lucha. El ayuno nos estaba apagando día a día”, dijo. "Nuestros compañeros nos necesitan más afuera que acá adentro”, agregó la vocera.

Críticas al Gobierno

La joven resaltó que por parte del gobierno hubo "una nula preocupación por nuestro estado de salud” y aseguró que continuarán con su lucha para lograr sus demandas. Calificó al Gobierno de intransigente e indolente en sus posturas frente a las demandas estudiantiles.

La vocera afirmó que la decisión de suspender el ayuno fue voluntaria y no “hemos sido en ningún momento manipulados.  Más vale morir de pie que vivir arrodillados", sostuvo la estudiante, afirmando que "cuando salgamos vamos a estar de pie y la lucha no se va a acabar".

Los familiares de los seis estudiantes, se mostraron contentos y emocionados por la determinación de los jóvenes y llamaron a los otros estudiantes en huelga de hambre, a deponer el ayuno en cuanto noten que su salud se ve comprometida.

La huelga fue iniciada el 19 de julio por Gloria Negrete y Matías Ortega. Cinco días después se sumó Felipe Sanhueza y posteriormente Fabiola Pilquén. Hace más de una semana se incorporaron al ayuno Kamila Rubilar y Francia Gárate.

Por otra parte, el vocero de los huelguistas del otro liceo, Insuco 2, Felipe Díaz, dijo que los dos estudiantes que se mantenían en huelga de hambre desde ayer en la mañana, depusieron también hoy la medida. Mientras tanto, los huelguistas del Liceo Darío Salas manifestaron que continuarán con el ayuno como  medida de presión.

Proceso de realimentación

El ministro de salud, Jaime Mañalich, se mostró agradecido de que los estudiantes de Buin depusieran la huelga de hambre "que nos tenía a todos acongojados y preocupados".

El doctor Javier Quilodrán del Hospital de Buin declaró esta tarde que la condición de salud de los seis jóvenes es estable, con síntomas de desnutrición y compromiso de estructura. Por ello, dijo, "lo complicado es ahora la realimentación".

Tras este largo ayuno, los estudiantes recibirán el primer y segundo día una dieta líquida, es decir, basada en alimentos como jalea, sopas y leche, con el objetivo de estimular el intestino que ha pasado largo tiempo sin procesar alimento.

El tercer y cuarto día, consumirán una dieta hipocalórica y en los días restantes podrán comenzar a ingerir una dieta normal en bajas porciones, evitando las proteínas para impedir una sobrecarga renal.

El hospital de Buin será asesorado por especialistas que ya han ayudado a rehabilitar a huelguistas de hambre, como los mapuches,  y también a los mineros del yacimiento San José que quedaron atrapados al interior de un yacimiento minero en el norte del país.

El director del hospital Sergio Aguilera agregó que los tres alumnos, cuyo estado es más preocupante, son Gloria Negrete, quien perdió doce kilos; Matías Ortega, con nueve kilos menos; y Felipe Sanhueza, quien permaneció en huelga por espacio de 30 días.

En tanto Kamila Rubilar y Francia Gárate -quienes llevaban diez días de ayuno- podrían ser dadas de alta dentro de 48 horas, de acuerdo a lo indicado por el director del recinto médico de Buin.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario