miércoles, 24 de agosto de 2011

Chile: No pasó mucho en la primera jornada del paro de la CUT - Gobierno calificó la acción de "gran fracaso"

Esta noche se produce una balacera en la Villa Francia en Santiago donde se han concentrado unos 200 encapuchados, informó CNN.

El gobierno chileno calificó de “gran fracaso” el primer día de paro de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), según declaraciones del subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, corroboradas posteriormente por el vocero gubernamental Andrés Chadwick.

"Podemos decir que la movilización de la CUT fue un gran fracaso", aseguró Ubilla en entrevista con Canal 13.

Esta declaración se conoció después de que la misma Moneda informara que sólo un 5,3 por ciento de los funcionarios públicos adhirieron a la movilización. Mientras que la Sofofa afirmó que el 99 por ciento de los trabajadores del sector industrial tuvieron una jornada normal de labores.

El presidente de la CUT, Arturo Martínez, rechazó esta estimación y la organización sindical afirmó, como también lo hizo la ANEF, que la movilización afectó al 90 por ciento de las reparticiones públicas. Sin embargo se criticó un instructivo distribuido por el Gobierno en los servicios públicos con medidas “poco éticas” como estimaron algunos dirigentes de la oposición.

Durante la jornada se produjeron algunos incidentes entre manifestantes y Carabineros, especialmente en los sectores donde funcionan universidades, como la Estación Central y la calle Portugal en Santiago, como también en el sector céntrico de la capital chilena. El número de detenidos en todo el país es hasta ahora de 348 y de 36 las personas lesionadas, entre ellas 19 carabineros.

Ubilla dijo también que hubo diversas barricadas, cerca de 15, en distintas comunas de la capital y se registró “la quema de dos vehículos.

Gobierno: Objetivo del paro fue causar daño

El ministro secretario general de Gobierno, Andrés Chadwick, por su parte, manifestó que el objetivo del paro era muy evidente: paralizar al país y generar un enorme daño a quienes necesitan de su trabajo para generar sus condiciones de vida y agregó que “como gobierno, sentimos una alegría profunda de que ese objetivo no se haya podido cumplir".

Según el ministro, la primera jornada de paro "nos dejó la gran lección de que la inmensa mayoría del país no quiere los caminos ni de las paralizaciones ni de la violencia, sino que el del diálogo, la paz y la unidad. Y ese es nuestro camino también".

Ante eso, hizo un llamado "a quienes convocan" al paro a que "repudien públicamente" los hechos de violencia y "hagan un llamado" a que no se desarrollen nuevos disturbios en las últimas horas del miércoles "amparándose en la oscuridad de la noche".

En el manifiesto de la movilización publicado por la CUT hay seis puntos claves que son una reforma tributaria, un cambio del sistema previsional social, mejoras en la salud, una reforma del sistema educacional, un nuevo código del trabajo y, como broche de oro, una nueva Constitución.

Respecto a este petitorio, Chadwick señaló que "cuando empecé a leerlo pensé que era una propuesta o un programa presidencial, porque abarca todo".

Sin embargo, explicó que varios de los temas están siendo abordados por el gobierno. En el caso de las reformas constitucionales, comentó que ese tema ya comenzó a ser analizado. Esto, a través de las distintas reuniones en las que han participado los partidos políticos en La Moneda.

Chadwick hizo un llamado a los dirigentes de la CUT "a respetar al resto de los ciudadanos" y afirmó que "no son ellos los dueños del país y, por eso, les pedimos que respeten el ejercicio de la autoridad cuando se dan todas las facilidades para que puedan tener las manifestaciones y sólo se pide que no se transite por un lugar, dando además una alternativa". El problema está en que los trabajadores no estaban de acuerdo con el recorrido de la marcha programada para mañana que ofreció la Intendencia de Santiago.

El Gobierno subrayó que todos los aeropuertos del país están funcionando normalmente.

Mensaje del Presidente

En las primeras horas de la mañana, el Presidente Sebastián Piñera cuestionó las destrucciones de la propiedad pública y privada que ha existido en las últimas marchas, realizadas en el marco del conflicto estudiantil.

Junto con criticar los disturbios, hizo un llamado a "los partidos que apoyaron a los gobiernos anteriores, y que, en cierta forma, son los que han generado estos problemas, que ahora nos ayuden a no agravar los problemas, sino que a solucionarlos".

Los dichos del Jefe de Estado, quien estaba acompañado durante su mensaje de su esposa Cecilia Morel y del ministro de Planificación Joaquín Lavín (ver foto),  se producen luego que el bloque opositor decidiera respaldar la jornada de movilización que comenzó hoy y que culminará mañana, decisión que fue cuestionada por La Moneda.

En esa misma línea, sostuvo que "los paros que intentan paralizar nuestro país, y que todos saben que desgraciadamente aparecen los encapuchados que se aprovechan para destruir, no conducen a ninguna parte", al tiempo que cuestionó que lo que se ha buscado es -a su juicio- "paralizar" al país. "Una cosa es una marcha, y otra cosa es intentar paralizar el país", dijo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario