miércoles, 24 de agosto de 2011

Misterio es el paradero de Gadafi y de sus hijos - Ofrecen millonaria recompensa por su captura vivo o muerto

Muamar Gadafi sigue aparentemente vivo y resistiendo aunque su régimen esté agonizando y nadie sepa dónde está realmente. El coronel ha reiterado en un último mensaje que luchará "hasta la muerte o la victoria" contra los rebeldes pese a que estos dominan ya el 95% de Trípoli y la mayoría de las ciudades importantes libias.

En dicho mensaje, Gadafi aseguró que el abandono del simbólico complejo residencial y militar de Bab Al Aziziya, en Trípoli, tomado ayer por los rebeldes, se debió a un "movimiento táctico", después de los bombardeos de la OTAN sobre este palacio que, según explicó, ya no tenía importancia para él.

Los combates siguen en Trípoli pese al inexorable fin del régimen de Gadafi. Fuerzas aún leales al coronel siguen luchando y habrían lanzado proyectiles desde el hotel Rixos, último bastión gadafista, hacia el Palacio Presidencial, tomado ayer por los rebeldes, y otras partes del centro de la capital, según informaron agencias internacionales desde Trípoli.

Secuestro de periodistas

Hoy se denunció que cuatro periodistas italianos fueron secuestrados hoy miércoles en Trípoli, por un grupo de civiles leales al régimen de Muamar Gadafi cuando se dirigían en coche desde Zawiya hasta la capital libia según confirmaron fuentes diplomáticas italianas al diario La Repubblica.

Se trata, según las primeras informaciones, de Domenico Quirico, del diario turinés La Stampa; Elisabetta Rosaspina y Giuseppe Sarcina, del milanés Corriere della Sera; y Claudio Monici, del rotativo de los obispos italianos, Avvenire.

Entretanto, el  grupo de unos 35 periodistas extranjeros que se encontraban retenidos en el hotel Rixos de Trípoli por fuerzas leales al líder libio, Muamar Gadafi, fue liberado hoy, según han informado algunos de ellos tras pasar varios días sin poder abandonar el edificio. Según CNN, los reporteros negociaron con los guardias su salida del hotel y éstos accedieron a que salieran en pequeños grupos, pero, cuando estaban a la espera de la llegada de coches de la Embajada china o del Comité Internacional de la Cruz Roja, fueron obligados a entrar nuevamente en el hotel. Finalmente, gracias a algunos periodistas árabes, consiguieron convencer y desarmar a los dos guardias que estaban con ellos.

Millonario rescate
 
El Consejo Nacional de Transición (CNT), máxima autoridad rebelde, ofreció una recompensa de 1,7 millones de dólares (casi 1,2 millones de euros) a quien capture al coronel “vivo o muerto”, e “inmunidad a cualquier persona de su círculo cercano que lo detenga o mate”

El ministro de Exteriores libio, Abdul Ati al Obeidi, consideró que el régimen de Gadafi "está acabado" y confirmó que su primer ministro, Al Baghdadi al Mahmoudi, desertó a Túnez. En una entrevista telefónica a la televisión británica Channel 4, Al Obeidi dijo que no estaba "en contacto con nadie" del Gobierno y que no conoce el paradero de Gadafi. "Si yo estuviera al frente (del país), les diría que depusieran las armas", señaló. El ministro explicó que continúa en Trípoli con su hijo y sus nietos y ha dicho no temer por su vida. En su opinión, los rebeldes tienen "una buena idea sobre mí, me conocen" por lo que se ha mostrado "seguro de que no me harán nada ni a mí ni a mi familia", informó La Vanguardia de Barcelona.

La existencia de tropas gadafistas en algunos puntos de la capital libia, especialmente al sur, mantiene la tensión y aumenta los controles rebeldes. Las dificultades de suministro (pese a que hay reservas de carburante) no parecen detener la actividad de los civiles.

Las fuerzas rebeldes están avanzando desde el este y el oeste hacia Sirte, la ciudad natal de Gadafi, y algunas de las unidades se encontrarían ya a unos 55 kilómetros en el que se considera el último bastión de las fuerzas gubernamentales. Según ha informado el Consejo Militar de los rebeldes en Misrata, en el oeste, los sublevados se están encontrando escasa resistencia en su avance por la carretera de la costa hacia Sirte.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario