martes, 30 de agosto de 2011

Gordon pidió perdón, castigó verbalmente las tareas de algunos carabineros y pidió para el futuro un "régimen militar" en la institución

 El único imputado, el  sargento Miguel Millacura, será  puesto a disposición de la Justicia Militar  

El general director de Carabineros, Eduardo Gordon, pidió esta tarde perdón a la familia de Manuel Gutiérrez, el joven de 16 años que el viernes pasado murió tras recibir el impacto de bala disparada por un funcionario policial y, en un sentido discurso, realizó una firme defensa de la institución que encabeza, puntualizando que "fuimos traicionados con la verdad" y pidiendo que "no nos dañen más".

En ningún momento el general defendió a su personal ni se refirió al difícil momento que está viviendo la institución como consecuencia de los graves disturbios que vienen afectando al país desde hace varios meses por demandas populares y sociales de reformas fundamentales que el Gobierno no está dispuesto a llevar adelante.

En el fondo, el máximo mando de la policía uniformada accedió sin chistar a todo lo que le ordenó el Gobierno desde el Ministerio del Interior. El título publicado hoy por el diario electrónico El Mostrador define muy bien el papel jugado por el uniformado: General Gordon se aferra a su cargo y pide perdón a familiares de joven muerto en Macul.

El general anunció el paso a retiro del subjefe de la zona Metropolitana de la institución, hasta ayer el general Sergio Gajardo, como se lo “solicitó” el gobierno tras confirmarse que un uniformado fue el autor del disparo que terminó con la vida del joven de Macul. Pero no sólo eso, porque al mismo tiempo anunció que abandonarán la institución el jefe de la Prefectura Cordillera, coronel Sergio Uribe Álvarez; el jefe de la 43ª Comisaría de Peñalolén, Roberto Contreras Silva, y el jefe de la Subcomisaría de Peñalolén, capitán Carlos Castillo Ahumada.

Otros cinco funcionarios, todos suboficiales, entre ellos el principal acusado y posible autor de la muerte del joven de Macul, el ex sargento Miguel Millacura, a quien Gordon no mencionó por su nombre en el discurso, a pesar de haber prestado servicios a la institución durante 18 años, fueron dados de baja ayer lunes. Es decir un general, tres altos oficiales y cinco suboficiales, en total nueve personas, deben irse a retiro o han sido dados de baja por un hecho que no tuvo, aparentemente, ninguna intención u objetivo, y puede ser considerado como un accidente o un error en medio de disturbios tan intensos y graves como los ocurridos en la madrugada del viernes pasado en Macul.

¿Tendrá todo esto un efecto negativo para la institución que signifique desaliento general en el personal policial como consecuencia de un trato demasiado severo y hasta injusto?

“Este encuentro no es más que para expresarle a la familia del joven, señora Mireya y Manuel, sus padres, las sentidas condolencia de Carabineros ante la tragedia y estos terribles momentos que están viviendo”, dijo Gordon.

Y explicó que en este caso, “lamentablemente uno de los nuestros (Miguel Millacura), incumpliendo todas las normativas que tenemos al respecto, hizo uso de las armas saliéndose de todos los parámetros y las normativas que esta requiere. Además trató de ocultar posteriormente la información y ahí rompió otro de los principios de Carabineros de Chile que es la verdad. Aquí se ha faltado a la verdad y toda la institución lo repudia”.

El proceso judicial

Entretanto, el caso de Millacura fue visto en un tribunal de Santiago, cuya jueza Ely Rothfeld se declaró incompetente, dejó al acusado en prisión preventiva y pasó la causa a la Justicia Militar. La medida cautelar la decretó, según dijo, por considerar que Miguel Millacura era un peligro para la sociedad y que existía peligro de fuga.

La fiscalía de la Zona Oriente pidió la prisión preventiva para el imputado. "Teniendo presente la gravedad del delito, es necesario mantenerlo en prisión preventiva" para investigar los hechos acontecidos, dijo la jueza.


1 comentario:

  1. Excelente radriografia a lo que esta ocurriendo en Carabineros, si fuera Carabinero me daría verguenza tener un General Director como este sr. Gordon, es una pena que tantos carabineros sean dado de baja por algo que no necesariamente pueden controlar, yo me pregunto cual es su responsabilidad y desgraciadamente la respuesta es que EL, con su forma de mando, lo que ha provocado todas estas situaciones.

    ResponderEliminar