jueves, 18 de agosto de 2011

Piñera recordó que Chile perdió la democracia en el pasado por la violencia

Casi 52% de los estudiantes movilizados rechaza la tercera propuesta del Gobierno para mejorar la educación en Chile. 

En momentos en que se desarrollaba hoy una nueva marcha convocada por el movimiento estudiantil, en la que participaron unos 60.000 estudiantes, el Presidente Sebastián Piñera dijo estar "absolutamente convencido que el camino para hacer de Chile un país más libre, más justo, más prospero, más solidario, no es el camino de las piedras, de la violencia ni de las bombas molotov".

Esto, en referencia a los destrozos ocasionados por grupos de encapuchados en las últimas manifestaciones. Según comentó el Mandatario, "eso no conduce a ninguna parte".

En la marcha de hoy casi no hubo incidentes y en fuentes oficiales y estudiantiles se comentó que gracias a la intensa lluvia caída en Santiago los encapuchados (elementos criminales que no son  estudiantes) se mantuvieron alejados de la marcha que se realizó en el sector poniente de la Alameda Bernardo O'Higgins, la principal arteria de la capital chilena.

Piñera dijo que el camino de la violencia "ya lo conocimos en el pasado y nos llevó al quiebre de la democracia, a la pérdida de la sana convivencia y tuvo muchas otras consecuencias", agregó.

Los dichos del Jefe de Estado, además, se dan luego que el día de ayer el gobierno -a través del ministro de Educación, Felipe Bulnes- presentara nuevas medidas que buscan mejorar la respuesta inicial del Ejecutivo a las demandas estudiantiles, como una forma de destrabar un conflicto que se prolonga por más de tres meses. Sin embargo, casi un 52% de los estudiantes movilizados rechaza también esta propuesta, la tercera que les ha presentado el gobierno.

Las propuestas del Ejecutivo se basan en cuatro ejes: una reforma constitucional, financiamiento estatal, desmunicipalización y garantías del término del lucro dentro del sistema de universidades privadas. El paquete apunta a mejorar las medidas presentadas por el titular de Educación, Felipe Bulnes,  a comienzos de agosto, las que fueron rechazadas por los estudiantes.

Dentro de las medidas detalladas por Bulnes se encuentra la creación de un sistema combinado de créditos y becas para los sectores más vulnerables, y bajas de tasas de los créditos con aval del Estado a un 2%. Actualmente dicha tasa es de 6%, y en su propuesta anterior La Moneda había planteado bajarla a 4%.

Además, entre las iniciativas se encuentra la repactación de las deudas a cerca de 110 mil alumnos con crédito universitario. Esto implica sacar a los deudores morosos de Dicom, y que puedan reprogramar sus compromisos pendientes con la nueva tasa. De esta forma, dijo Bulnes, se produce "una reducción de los intereses y del endeudamiento sin precedentes".

El segundo eje presentado por Bulnes apunta a fortalecer la educación pública, desmunicipalizando los establecimientos educacionales. En esa línea, el secretario de Estado anunció que en septiembre el Ejecutivo presentará un proyecto de ley que establecerá un sistema de descentralización, generando una nueva institucionalidad en materia educacional, con organismos públicos que representen a la comunidad y al ministerio. Además, esto incluye aumentar las subvenciones escolares.

El tercer eje apunta a garantizar el cumplimiento de la ley que prohíbe el lucro en los establecimientos de educación superior "en términos estrictos", de manera que las casas de estudios privadas sean regidas por fundaciones sin fines de lucro. De esta forma, se pondrá término al lucro en este tipo de establecimientos.

El secretario de Estado anunció, además, que en septiembre el gobierno enviará al Congreso el proyecto de ley que crea una Superintendencia de Educación Superior, que se encargue de fiscalizar a las casas de estudios.

Finalmente, el cuarto eje apunta a asegurar la calidad de la educación. En ese sentido, este eje incluye la presentación de un proyecto de reforma constitucional que garantice la calidad en la educación. Además, Bulnes anunció que se reforzará la fiscalización a los establecimientos.

En esa línea, el secretario de Estado anunció una "fiscalización con rigor", con el objetivo de verificar que la educación entregada por los establecimientos sea de calidad. "En esto vamos a ser implacables", anunció Bulnes, quien explicó que si se detecta que un establecimiento no está entregando educación de calidad, primero se le van a quitar los aportes del Estado, luego se le quitará el reconocimiento, y finalmente se prohibirá su funcionamiento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario