martes, 30 de agosto de 2011

La minería artesanal de oro, fuente de contaminación humana y natural con mercurio

Por Jorge G. Conte Burrell

La exposición al vapor de mercurio generado por la reducción de este elemento químico usado en la extracción informal de oro, causa extensivos daños a los pulmones y acumulación mercurial en la sangre y finalmente en los riñones que causan daños degenerativos en los adultos. En el resto de los familiares causa igual daño, sin embargo en las mujeres embarazadas y niños menores de 12 años y ancianos, se da un deterioro de las capacidades neurológicas, de aprendizaje y movilidad similares al autismo.

Las minería artesanal, informal o semi industrial de oro, como se le conoce en el mundo a la extracción manual llevada a cabo por pequeños grupos de personas, motivados principalmente por la pobreza en todas partes del mundo, desde Asia, África, Suramérica y Centroamérica, representan unas 15 millones de personas directamente involucradas y 100 millones indirectamente comprometidos en la actividad minera.

 Así informaron Susan Keave del Programa Global Mercurio de las Naciones Unidas, y Marcello Veiga de la Universidad de British Columbia. La primera es reconocida por los científicos que presentaron sus informes en el 10º congreso internacional de mercurio como contaminante global efectuado en Halifax, Canadá. En ellos se señaló que el mercurio es la fuente principal de contaminación tanto para los seres humanos, la vida silvestre y los ecosistemas terrestres, acuáticos y atmosférico.

El mercurio elemental y en todas sus especies, tal como el metilmercurio, son elementos tóxicos, principalmente neurotóxico y bioacumulables, que a través del proceso de amalgamiento de oro, en ríos y pequeñas industrias formales e informales, y su introducción a los ecosistemas a través del agua, aire o tierra del mercurio causa daños acumulativos tanto en los organismos vivos, humanos y marinos.

La exposición al vapor de mercurio generado por la reducción del mercurio usado en la extracción informal del metal precioso, causa extensivos daños a los pulmones y acumulación de mercurio en la sangre y finalmente en los riñones que ocasionan daños degenerativos en los adultos. En el resto de los familiares causa igual daño, sin embargo en las mujeres embarazadas y niños menores de 12 años y ancianos, se da un deterioro de las capacidades neurológicas, de aprendizaje y movilidad similares al autismo.

Varios cálculos hechos por diversos estudios, como el del Dr. Kevin Telmer en su trabajo “Estimación global de uso de mercurio en la minería artesanal de oro en el 2010” supone un estimado de 1.400 toneladas de mercurio elemental ó casi 20% de las 7.500 toneladas utilizadas anualmente a nivel mundial. De este total (1.400) el 50% se pierde (60% contamina el sistema acuático y los suelos y el 40% la atmosfera) y 50% es recuperado por parte de los mineros. El costo actual de la libra de mercurio en el mercado es de US$ 56.00 mientras que el precio internacional del oro alcanza la mayor cotización de su historia, en mas de US$ 1.800 la onza.

La carencia de información sobre los efectos en la salud y el medio ambiente del mercurio elemental utilizado para amalgamar el mineral de oro, la escasa tecnología disponible para este fin, tanto de amalgamiento, como de vaporización, el bajo costo del mercurio comparado al precio del oro y la falta casi total de supervisión de estos procesos por parte de las agencias reguladoras en casi todos los países visitados para el estudio, hacen de ésta una actividad descontrolada y altamente contaminante con consecuencias fatales para las personas expuestas a los mismos y los ecosistemas donde se llevan a cabo tanto en el campo como en las ciudades. Esto fue comprobado en el estudio “Contaminación atmosférica urbana por mercurio” de los investigadores Paul Cardy, Ben Crawford y el profesor asociado y Ph. D. Marcello Veiga, de la Universidad de British Columbia, llevado a cabo en poblados mineros como Segovia en Medellín y la cordillera de los Andes en Andacollo, Chile, Perú y en Brasil, en el año 2010.

Este estudio demostró que existe una relación directa entre la falta de buenas prácticas tanto artesanales de extracción de material con oro, su amalgamiento con mercurio, como de la reducción de esta amalgama y la vaporización in situ del metal amalgamado en el 99% de los casos, que conlleva a una mortal exposición de las personas involucradas directamente en los procesos antes mencionados y una severa contaminación del pueblo en general debido a las emisiones atmosféricas generadas en los locales donde se comercia con oro.
Ecoportal

No hay comentarios.:

Publicar un comentario