martes, 16 de agosto de 2011

CHILE: LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE CAMILA

Por Hugo Latorre Fuenzalida

“Camila” es nombre propio de origen latino, que significa “la que ofrece sacrificios” y también “la que está presente en dios”. También se interpreta como la que es amada, estimada. También es “Casmillus” un sobrenombre de Mercurio, que significaba “ministro” y de hecho Mercurio era verdadero ministro de los dioses, el mensajero, el que entregaba y portaba las noticias desde y hacia el Olimpo. En la época de los romanos, estas personas eran muy importantes, pues sus consultas y vaticinios ante los dioses, cuya cercanía e inspiración se daba por cierta, podían torcer la historia del imperio.

Es decir “Camila” es un nombre que se vincula fuertemente a los grandes “destinos”, desde donde los dioses van tejiendo los aconteceres de los hombres.

Los designios patronímicos señalan que la personalidad de estas mujeres es muy carismática, atractiva, de un acusado magnetismo personal. De gran tesón, aguante e instinto de conservación; saben esperar el momento preciso para actuar, es decir son pacientes y perseverantes. Poseen un agudo sentido de la justicia, respecto de las personas menos favorecidas. Tienen buena capacidad para realizar tareas arriesgadas. Es también afanosa en buscar el bienestar propio y la felicidad.

A las “Camilas” se les atribuye una naturaleza emotiva y vehemente, que se expresa en las actividades artísticas, en el honor y también en el humor. Ama el color, las proporciones y el ánimo alegre.

Es de naturaleza consistente, se expresa siempre en línea recta, sin desviaciones ni circunloquios; atiende siempre a los detalles y la seguridad de lo que asume. Ama lo que afirma y siempre tiene la disposición decidida de confirmar lo que dicho.

Su mentalidad es más bien afín con el pensamiento lógico deductivo y tiene la suficiente seguridad para ser capaz de elaborar pensamiento propio, al que imprime singularidad, novedad, originalidad. Como es de autonomía en el pensar, es leal a sus discursos y manifiesta autoridad sobre lo que dice o expone, aunque su forma de pensar se organiza en una mixtura de razón y de intuición.

Se siente atraída por los desafíos y tareas que imponen meditación e inspiración, es decir una profunda inmersión en los temas del ser y del acontecer. Por lo tanto, ama lo complejo y lo elevado.

Está hecha para destacar como líder en temas específicamente profesionales así como artísticos o religiosos. Pero como tiene fuerte tendencia a aguzar la intuición en la toma de posiciones, sin descuidar lo racional, entonces es también apta para el liderazgo político.

Nuestra Camila

Esta hija de Chile, moza agraciada y de inteligencia superior, de voluntad fuerte e inflexible, perseverante y segura de las razones de su justa lid, pareciera ser destinada por los dioses para ser portadora de un mensaje venido desde la esperanza misma, aquella que abre cielos y clausura fatalidades.

Es admirable su belleza y su paz. Hay un temple casi bíblico en su postura y su seguridad. Nada la hace retroceder, su voz recorre los valles longitudinales y estremece a la sociedad toda, despertándola de su marasmo histórico y anunciando buenas nuevas.

So tesón es admirable, porque ella sabe que la vida se conquista luchando. Un gran revolucionario dijo que al revolucionario le puede debilitar la torpeza, el error o la precipitación, pero lo que no le puede faltar es la voluntad. Su fortaleza le permite calcular fríamente las respuestas de sus adversarios, por tanto los espera tranquilamente en su postura inconmovible. Ella sabe que el contrincante se agitará y exaltará, que dará volteretas de odio e impaciencia, que desesperará y disparará con todas sus pasiones; pero ella inconmovible, sabe que estas furias deberán decantar en razones y de toda esta estridencia y tempestad, deberá surgir, finalmente, la calma y la moderación.

Entonces ella les esperará con el mismo rostro de Atenea ante la agonía del guerrero.

Hay en las historias de los pueblos innumerables personajes, pero pocos tienen la capacidad de mover y remecer las circunstancias hasta transformarlas según su inspiración. La mayoría inmensa sucumbe ante “el peso de la noche” de las estructuras y poderes instalados.

Nuestra Camila pareciera ser de esas personalidades excepcionales, que saben hacerse acompañar de hombres y mujeres capaces de derribar las columnas de los templos y, cual artesanos del espíritu, proyectar una nueva y superior realidad.

Chile entero debe sentirse orgulloso de este grupo de estudiantes que ha puesto de pie al pueblo y nos ha recordado que somos personas, que debemos forjar nuestra humanidad sobre la base de la justicia, el valor y la solidaridad.

Camila…,eres, sin saber, mensajera de los dioses, eres un regalo de los cielos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario