viernes, 25 de marzo de 2011

Siria: A pesar de los anuncios pacifistas, volvió hoy la guerra a las calles sirias con un saldo de 20 muertos

Las protestas contra el régimen de Bashar Assad se extiendieron hoy por todo el territorio sirio. Deraa, Damasco y Hama han sido escenarios de multitudinarias marchas pidiendo mayores reformas democráticas.

Sin embargo, contrariamente a lo que dijeron ayer algunas autoridades, las fuerzas de seguridad del régimen Baths volvieron a abrir  fuego en Deraa contra los manifestantes que venían, precisamente, marchando desde la localidad de Sanamein ubicada a 40 kilómetros de distancia, matando a unas 20 personas, informó el canal qatari Al Yasira.

En Deraa, en tanto, se realizó una manifestación en la que participaron miles de personas y en la que se rindió homenaje a los activistas de la oposición fallecidos en esa ciudad en los últimos días. La protesta se desarrollaba pacíficamente hasta que varias personas destruyeron una estatua del presidente Hafez Assad, padre del actual gobernante Bashar al Assad lo que motivó un enfrentamiento con fuerzas de seguridad.

El Presidente Assad prometió ayer reformas, eliminar el fin del estado de excepción, la posibilidad de crear nuevos partidos políticos y frenar el derramamiento de sangre.

A lo largo del día los sirios se han levantado bajo la convocatoria de un "Día de la dignidad" que desde Deraa, las manifestaciones se han extendido a todo el país. Más de un millar de personas han llevado a cabo una marcha desde el centro de Damasco después de la Oración de los Viernes en apoyo a los que estos días están protestanto contra el régimen reinante en el país, según consignó el diario español El Mundo.

Testigos y militantes de organizaciones de derechos humanos aseguraron ayer que el miércoles al  menos 100 personas murieron tras los ataques perpetrados por la policía contra manifestantes que piden un cambio a la democracia en Siria.

Ante las protestas, el Gobierno anunció ayer que adoptará decisiones "muy importantes" próximamente para atender las "demandas justificadas" del pueblo, según comunicó una consejera del presidente del país, Bashar al Assad, tras los incidentes de Deraa. Entre las reformas políticas y sociales estará la derogación del estado de emergencia que está vigente desde hace 17 años.

La televisión pública anunció anoche la liberación de todos los arrestados en los "hechos recientes", entre ellos el escritor y militante Louai Hussein. La asesora de prensa presidencial, Buthayna Shaaban, entregó ayer una lista de 10 puntos de "reformas políticas y sociales en curso en la dirección del partido Baaz", reunido hoy de modo extraordinario. Entre los puntos figuran una mayor libertad de prensa en Siria, aumento inmediato de los salarios de empleados públicos en 30%, subsidios en áreas de salud y un paquete de medidas para afrontar la corrupción y del desempleo.

Sin embargo, la cadena de televisión qatarí Al Yazira advirtió ayer jueves que no iban a haber reformas porque lo que quiere el régimen es "declararle la guerra" a los rebeldes de la oposición, a quienes acusó de haber provocado los enfrentamientos de los últimos días.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario