miércoles, 20 de noviembre de 2013

20-11-13-KRADIARIO-879


LA GRAN TRAGEDIA EN FILIPINAS
 La Organización de las Naciones Unidas (ONU) dijo hoy que 7,8 millones de mujeres y niños necesitan ayuda urgente en Filipinas como consecuencia del  tifón Haiyan que hace doce días devastó la región central del país, donde el balance provisional de muertos llega ya a 4.000.
Alrededor de 3,2 millones de mujeres y 4,6 millones de niños precisan asistencia psicológica y protección contra violaciones, tráfico humano y explotación, afirmó la subsecretaria general de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos.
"Con más de 500.000 hogares completamente destruidos, la necesidad urgente de contar 
con refugios y protección básica para las mujeres y los niños continúa", declaró al diario local The Star Amos, que ayer visitó la ciudad de Tacloban, una de las más afectadas por el Haiyan, versión consignada por la agencia EFE.
"Las mujeres embarazadas o las que acaban de dar a luz, así como otros grupos vulnerables, necesitan ayuda especial", subrayó Amos, cuyas declaraciones se producen tras informes de violencia y agresiones sexuales en las zonas azotadas por el desastre natural.
Amos, que también es la coordinadora de Ayuda de Emergencia de las Naciones Unidas, destacó, por otro lado, la mejora observada en el reparto de asistencia humanitaria.
En una primera visita a la zona cuatro días después del desastre, Amos dijo estar horrorizada por la devastación y la lentitud de la ayuda a los afectados, pero “ahora es diferente".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario