lunes, 23 de junio de 2014

23-6-2014 -KRADIARIO- N°903

Entrevistas y declaraciones del fin de semana

GUTENBERG MARTÍNEZ: "ES EVIDENTE QUE UNA PARTE DE NUESTROS ALIADOS NO NOS QUIEREN"
.
Andrade: Le pido a la derecha que nos deje gobernar

 Blanco: "El título de la canción es: fin al reemplazo en caso de huelga"

El ex presidente de la DC acusó la existencia de "intentos hegemónicos" al interior de Nueva Mayoría, subrayando que este acuerdo oficialista es de “centro izquierda y no de izquierda”, declaraciones que han impactado fuertemente en algunos sectores del oficialismo, especialmete después que dijo: “Es evidente que una parte de nuestros aliados no nos quieren”.
.
Esta fue una de las entrevistas más impactantes del fin de semana ya que tocó el delicado problemas de las relaciones actuales entre la DC y el resto de los partidos de Nueva Mayoría que se inició con las divergencias del presidente falangista, el senador Ignacio Walker, con algunos aspectos frente a los  proyecto de reforma educacional.
.
Martínez, cercano a Walker, dijo en el programa Estado Nacional de TVN que “es real que ha habido un cambio en el trato dentro del acuerdo político en el cual nosotros formamos parte”.
"Veo intentos hegemónicos en relación a lo que es este acuerdo político, que es de centro izquierda y no de izquierda (...) ninguno puede pretender ser hegemónico sobre otro", recalcó.
.
El ex diputado dijo también no entender por qué se genera tanto reproche cuando algún parlamentario de la DC presenta un "matiz" frente a un proyecto y no se critica que -por ejemplo- el Partido Socialista (PS) haya propuesto modificaciones en la reforma al sistema binominal.
.
Respecto al origen de las críticas hacia su sector, Martínez evitó entregar nombres, pero descartó que sea el Partido Comunista (PC), destacando su historia de "responsabilidad" con los pactos políticos pese a las claras diferencias que existen con sus representantes.
.
Frente a la consulta de si la DC podría eventualmente retirarse del pacto de gobierno, el ex presidente de la DC se limitó a señalar que dicha situación "me produciría una sensación de frustración, de fracaso, de pérdida tremenda".
.
Apuntó que el Gobierno debería propiciar una "relación equilibrada con todos", donde se garantice la presencia equilibrada de todas las corrientes de la Nueva Mayoría.

Al respecto, Martínez afirmó que la DC se ha distanciado del oficialismo, pero aseguró no ser “una piedra en el zapato para el gobierno.

“Es real que ha habido un cambio en el trato dentro del acuerdo político del cual nosotros formamos parte". 

En esta línea, afirmó que “la base sobre la cual se construye nuestro entendimiento es un acuerdo entre lo que representamos nosotros, lo que llamamos humnismo cristiano y lo que es un humanismo laico o de izquierda. La base es el  acuerdo de estos dos mundos, que son capaces de ponerse de acuerdo en un programa y ejecutarlo en común, y que además se ponen de acuerdo en una cuestión muy básica, en que ninguno de los dos sectores puede tener hegemonía sobre el otro.

“Ese es uno de los tips que francamente hay que colocar en la discusión.Yo veo intentos hegemónicos en relación a lo que es este acuerdo político”, aseveró el ex jefe DC.

Sin embargo, precisó que “no digo que todo el mundo esté en esto, uno conserva todas las lealtades políticas y acuerdos políticos con quienes venimos caminando desde hace mucho tiempo, pero de repente noto en las expresiones que el que nosotros representemos lo que somos y no lo que los otros quieren que seamos, molesta”

“A nosotros nunca nos molestó que alguien en la izquierda representara sus opiniones, porque era parte de lo que nosotros decimos que era la riqueza de lo que ayer era la Concertación: la unidad en la diversisdad. La riqueza de nuestro acuerdo es ser diversos y a la vez ser únicos. Entonces algo raro pasa, algo ha cambiado”, sostuvo Martínez.

“Esto no es una alianza de izquierdas, sino que es una alianza de centroizquierda. Eso yo creo que hay que sincerarlo porque uno siente a veces que desde hace un tiempo que algo raro pasa”, añadió.
  
Consultado sobre la unidad dentro de la Democracia Cristiana, tema que ha estado sobre la palestra los últimos días y que se notó especialmente en las últimas elecciones internas del partido, el ex timonel aseguró que es sólo una disputa comunicacional.

“La conflictividad en la DC hoy es más comunicacional que real. Las declaraciones públicas no obedecen mucho a lo que es la realidad interna. La DC tiene líneas centrales en las que estamos todos de acuerdo”, señaló.

Sobre la relación de la Democracia Cristiana con el actual gobierna de la Presidenta Bachelet, Martínez aseguró que “debiera haber una relación con todos, una presencia equilibrada de todos”

Además, precisó que los matices dentro de la Nueva Mayoría en torno a las principales reformas del Ejecutivo, especialmente la reforma educacional, se deben a que no existió un trabajo previo entre el gobierno y los parlamentarios oficialistas.

“Los problemas que se dan en torno a la reforma educacional se dan porque no sólo nosotros, sino también otros partidos, no participaron en la generación del proyecto de educación”, aseveró.

Al respecto, afirmó que “los proyectos importantes en la historia de nuestros acuerdos políticos, siempre se han trabajado y discutido previamente con los partidos que sustentan el gobierno. Y una reforma educacional que es vital requiere tratamientos anteriores al interior de las fuerzas que sustentan aquello.

“Cuando eso no se hace finalmente el único espacio donde los matices y las opiniones se pueden dar es a nivel del Congreso, y como la derecha está ausente, está en lo suyo y buscando su destino, las diferencias entre nosotros se resaltan más”.



Andrade: Le pido a la derecha que nos deje gobernar
.
El presidente del PS, Osvaldo Andrade, se refirió a las interpelaciones que busca realizar la Alianza en contra de varios ministros de Estado e ironizó afirmando que "si Chile no pasa a la siguiente ronda del mundial, la derecha va a terminar interpelando a (Jorge) Sampaoli"
.
En la sede del Partido Socialista el timonel Osvaldo Andrade se refirió a las interpelaciones que pretende realizar la Alianza en contra los ministros de Interior Rodrigo Peñailillo, de Hacienda  Alberto Arenas, de Educación Nicolás Eyzaguirre y de Salud Helia Molina, y acusó que la medida es la continuación del intento del gobierno anterior por “destruir el prestigio de las instituciones”.
.
“Una cosa es utilizar los instrumentos que la ley permite y que establece para el logro de los propósitos que la naturaleza del instrumento establece, constituir una conversación, un diálogo con el gobierno y de ese punto de vista lograr que se aclaren cosas, que se precisen antecedentes y otra cosa es utilizar estas instituciones con malos propósitos”, afirmó el diputado.
.
“Durante cuatro años intentó destruir el prestigio de las instituciones (…) Hoy pretende seguir con ese esfuerzo y mejor manera de hacerla es que cuando se transforma la interpelación, que es una institución seria, que podrá mejorarse sin lugar a dudas, cuando se utiliza para bastardos propósitos”, aseveró el parlamentario socialista.
.
“Tenemos una dificultad, yo le quiero pedir a la derecha que nos permita gobernar y que si tiene mejores ideas las plantee, exprese sus puntos de vista, ¿qué hemos escuchado de la derecha en estos 100 días de gobierno? Nada, ideas ninguna. Por ahí unos se adjudican una falsa defensa de la clase media y otros se dedican a interpelar, eso hemos recibido de la derecha (…) Hay que denunciar esta falsa y pretendida defensa de la clase media porque no es coherente con el comportamiento de la derecha en el parlamento", concluyó.

Javiera Blanco: "El título de la canción es uno solo: fin al reemplazo en caso de huelga"

La ministra del Trabajo espera avanzar en una nutrida agenda laboral durante el segundo semestre de este año, la que incluye el fortalecimiento de la negociación colectiva y la titularidad sindical.
.
Para la ministra del Trabajo, Javiera Blanco, hay una tríada perfecta en las reformas educacional, tributaria y laboral para reducir las brechas de desigualdad que existen en el país. “Quizás -reflexiona- el orden de los factores es tributario, educacional y laboral”, en una entrevista con La Tercera.
.
En ese sentido, detalla que con la reforma tributaria se busca corregir en tiempo presente la desigualdad al establecer una carga impositiva correcta, y permitirá tener los recursos para cambiar el sistema educativo, que es lo que generará la igualdad de oportunidades desde la cuna.
.
Luego, cuando la gente busque empleo, entra a operar el ámbito laboral, con mejoras en la inserción (mayor capacitación), ocupaciones y una negociación colectiva reforzada que considera la titularidad sindical, pisos mínimos de negociación y el fin del reemplazo en caso de huelga.
.
Su apuesta, bajo este nuevo esquema en el mercado del trabajo, es que la conflictividad bajará y a la larga se traducirá en un “ahorro brutal de costos” para el país.
.
Es justamente el desarrollo de esta agenda la que ocupará parte de su tiempo durante el segundo semestre. Aunque aún falta por definir si será un solo gran proyecto o varias iniciativas, el grueso de las definiciones ya están tomadas.
.
“La mejor constatación de que Chile tiene un débil proceso de negociación colectiva se demuestra en el énfasis que le ponemos a la discusión del salario mínimo. Si tuviéramos procesos de negociación colectiva potentes, el salario mínimo no sería el centro del huracán. Como país no nos interesa tener a una gran parte de los trabajadores ganando un salario mínimo; lo que nos interesa es que ojalá tengan la mejor contraprestación económica”, declaró.
.
Agregó en la entrevista con La Tercera que “para que la negociación colectiva sea potente y eficiente hay que ordenar a la contraparte. Hoy, de alguna manera, se aplica la lógica de dividir para gobernar. Están todos los incentivos para no tener sindicatos, o para tener muchos sindicatos que representan un número variado de personas. Los procesos se vuelven bastante caóticos. El empleador define a quién le da los beneficios y muchas veces sobre los sindicatos pesan prejuicios: ser parte de un sindicato en Chile es ser conflictivo. La señal para los trabajadores es que no sean parte del sindicato”.
.
“La negociación colectiva se va a llevar exclusivamente por el sindicato más representativo. Ahora, si no hay sindicato en una empresa, o hay dos, el cómo se define con quién negociar será parte de la ingeniería de detalle, pero el empleador se deberá entender con el sindicato más representativo. Queremos que se produzca una situación como la del BancoEstado, donde el 98% de los trabajadores están afiliados al sindicato BancoEstado. Esto no es sólo bueno para los trabajadores, sino también para los empleadores”, señaló.
.
“Cómo no va a ser bueno para los empleadores entenderse con una voz cantante que representa a todo el resto de los trabajadores, en lugar de entenderse con 24 que van a tener opiniones e intereses distintos; es el caos total. Nosotros estamos ordenando el escenario, y al ordenarlo se ordena al empleador y al trabajador”, dijo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario