miércoles, 26 de marzo de 2014

26-3-2014-KRADIARIO-Nº890
En todas partes se cuecen habas
LA HISTORIA DEL OBISPO ALEMÁN "DEL LUJO" QUE SE LAS DABA DE MAGNATE
El obispo alemán de Limburgo, Franz-Peter Tebartz-van Elst,  tuvo una vida de magnate mientras ejerció su cargo pastoral. Tanto es así que el Papa Francisco, que contrariamente vive con humildad, se vio obligado a aceptar su  dimisión. El Vaticano hizo hoy el anuncio agregando que recibirá “en su momento”  otro cargo.



En el comunicado se explicó que "la conducta suya en la diócesis de Limburgo (Renania del Norte-Westfalia) le impedía  el ejercicio fecundo de su ministerio". El Sumo Pontífice aceptó por tanto la  dimisión presentada el 20 de octubre pasado por el purpurado, que fue  remplazado provisionalmente por un vicario general. 

"El Santo Padre pide al clérigo y a los fieles de la diócesis de Limburgo que acojan las decisiones de la Santa Sede con docilidad y se esfuercen para recuperar  un clima de caridad y de reconciliación", añadió el Vaticano en su comunicado. 
.
Hace unos meses, surgió una viva polémica en torno al financiamiento de la renovación y transformación del centro diocesano de Limburgo. La  explosión del coste hasta los 31 millones de euros (43 millones de dólares), en  vez de los 6 previstos, provocó un enorme escándalo mediático en Alemania. 
.
Una comisión de investigación estaba encargada por la Iglesia alemana de presentar un informe sobre los enormes gastos de esta diócesis.  Esta se reunió hasta en ocho ocasiones, a partir de octubre de 2013, a veces durante varios días seguidos, y se puso en contacto con numerosos testigos. 
.
El presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Robert Zollitsch,  entregó su informe a principios de marzo al cardenal Marc Ouellet, jefe de la  congregación para los Obispos, en el Vaticano. 
.
El miércoles, el Vaticano nombró para dirigir la Diócesis a monseñor Manfred Grohe,  como administrador apostólico. 
.
Según la prensa alemana, el informe de investigación era demodelor para el que la prensa alemana apodaba "el obispo del lujo" por sus errores de  gestión.  El caso generó mucha polémica y contrasta con una Iglesia más sencilla como pregona el Santo Padre desde el Vaticano.
.
En Alemania , tanto la Iglesia católica como la Iglesia evangélica se benefician  de un impuesto de culto, dinero con el cual emplean a numerosas personas, gestionan numerosos bienes y asociaciones sociales, educativas y sanitarias.
.
El Papa Francisco ordenó hoy miércoles que el obispo de Limburgo Franz-Peter Tebartz-van Elst,   abandonara de manera indefinida su diócesis para que sus excesivos gastos fueran investigados.
.
En el centro de la controversia se encuentra la construcción y renovación de la residencia del obispo, la cual ha tenido un costo total de 42 millones de dólares. Según explicó Tebartz-van Elst a la prensa, ese dinero en realidad es para otros 10 proyectos, y que los costos adicionales fueron producto de las regulaciones en edificios que tienen protección histórica.
.
Medios alemanes por otra parte, citando documentos oficiales, indicaron que en la residencia había una bañera que costó 15.000 euros (20.000 dólares), una mesa de conferencias de 25.000 (34.380 dólares) y una capilla privada de 2,9 millones de euros.

"¡Por Dios!" decía el titular del diario alemán Bild el pasado viernes. "¿Por qué el obispo requiere un jardín de 783.000 euros?".
.
La semana pasada, abogados de Hamburgo pidieron a la Corte que aplicara una multa por falso testimonio bajo juramento, luego de que la revista Der Spiegel publicara que el obispo había viajado en primera clase para visitar a niños en situación de pobreza. El obispo, bajo juramento, insistió que había viajado solo en clase ejecutiva.

A Tebartz-van Elst, de 53 años, le quedan 22 años para la edad de retiro oficial en la iglesia y su caso representa un extraordinario dilema para el Vaticano.

Incluso si renunciara a la diócesis de Limburgo, el sacerdote retendría el título y el rango de obispo, lo que significa que el Vaticano tendría que encontrarle un puesto en otro lugar.
En el comunicado difundido hoy por la oficina de prensa del Vaticano, se explica que el papa ha sido informado "ampliamente y objetivamente de la situación en la diócesis de Limburgo, en la que se ha creado una situación en la cuál el obispo Franz-Peter Tebartz-van Elst, en el momento actual no puede ejercitar su ministerio episcopal". 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario