miércoles, 27 de mayo de 2015

COLUMNA SEMANAL DE PSICOLOGÍA FAMILIAR Y SOCIAL-KRADIARIO

LAS PELEAS SOBRE EL MALDITO DINERO
.
Por Jessika Krohne
      www.psicologiaglobal.cl

El dinero muchas veces es un tema de conflicto entre las parejas. Los gustos, los objetivos y las ideas en ¿qué? y ¿Cómo? destinarlo muchas veces causa discusiones y momentos de tensión, ya que los hombres y las mujeres son muy diferentes en ver el tema del dinero.
.
La mujer es mucho más cuidadosa y el hombre más arriesgado cuando se trata de inversiones grandes. Por otro lado la mujer puede ser muchas veces mucho más gastadora y comprar a veces cosas de poca utilidad desde el punto de vista del hombre.
.
Según un estudio publicado en EE UU en el cual trabajó Sonya Britt, terapeuta de pareja y de familia entre otros investigadores, "las discusiones sobre dinero son por lejos el mayor predictor de divorcio".
.
Para este estudio en el que se evaluaron datos de 4.500 parejas se tomó en cuenta información como ingreso, las deudas y el patrimonio. "Los resultados indicaron que no importaba cuánto uno ganaba ni de cuánto era el patrimonio. Las discusiones sobre dinero son el predictor más alto de divorcio, porque ocurre transversalmente, en todos los niveles." 
.
Uno de los problemas, como dice la terapeuta Britt es que es más difícil recuperarse de este tipo de peleas, ya que el lenguaje que ocupan las parejas es más rudo, las descalificaciones más fuertes y las peleas suelen ser más largas.
.
Además, como revela este estudio, si el tema del dinero es un conflicto desde el inicio de la relación, lo más probable es que se va a tratar siempre de una unión poco satisfactoria, ya que las ideas que tiene de la economía doméstica cada miembro de la pareja, normalmente viene de la temprana infancia y son muy difíciles de modificar a lo largo del tiempo. Alguien que por ejemplo viene de una familia sumamente ordenada y previsora y herede esa tendencia, es difícil que se desordene a lo largo de los años. Eso puede dificultar una relación de pareja, si es que el otro tiene una idea totalmente diferente del dinero.
.
El dinero tiene además, un valor más allá de lo material. Puede simbolizar éxito o fracaso; trabajo y esfuerzo o buena suerte; egoísmo o generosidad; ahorro o despilfarro. Es decir, el dinero se asocia también a seguridad, tranquilidad y bienestar, ya sea en el presente o en el futuro, lo que tiene un peso tan importante, que puede generar una gran incompatibilidad si la pareja no tiene una visión relativamente similar de su valor y sentido.
.
Por eso los especialistas recomiendan desde el principio de una relación ser transparente con el dinero, comunicarle al otro cuanto se gana y manifestar la idea que tenga uno de la economía de la casa. Tal vez no es tan fácil cambiar al otro de opinión, pero por lo menos es importante llegar a un acuerdo de los gastos y ahorros de la casa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario