viernes, 17 de octubre de 2014

ÉBOLA

LA OMS PRONOSTICA HASTA 10.000 CASOS DE ÉBOLA A LA SEMANA
Medidas que se aplican en Chile

Los datos más recientes proporcionados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 4.500 personas han muerto hasta ahora por la epidemia de ébola. En la actualidad, se dan unos 1.000 nuevos casos a la semana, con una tasa de mortalidad que se sitúa en torno al 70 por ciento. La mayor parte de las muertes se registraron en los países más afectados: Guinea, Liberia y Sierra Leona.
.
Para diciembre de 2014, la OMS pronostica la aparición de entre 5.000 y 10.000 nuevos casos semanales de ébola en África Occidental, aunque confía en que esa cifra disminuya el próximo año gracias a mejoras en el proceso de entierro de víctimas y el aislamiento de pacientes. Asimismo, la OMS prevé que en los próximos 60 días los gobiernos y organizaciones avancen en la formación, tratamiento y logística, de tal manera que el 70 por ciento de los fallecidos sean enterrados de forma segura y el 70 por ciento de los casos sospechosos sean aislados.
.
Situación y medidas en Chile
.
La ministra de Salud, Helia Molina, anunció hoy que son seis los hospitales a lo largo de Chile establecidos como centros de referencia especializados para tratar a los eventuales sospechosos de tener ébola, mientras serán 118 los centros de atención de urgencia los equipados para recibir a dichos pacientes y trasladarlos luego a los hospitales.
.
"Estos seis establecimientos se han calificado como Centro Nacional de Referencia para Ébola, son establecimientos que no elegimos al azar. Los hospitales, de norte a sur son el de Antofagasta, el Hospital de Enfermedades Infecciosas Lucio Córdova (ubicado al interior del Barros Luco en la Región Metropolitana), el Hospital Regional de Temuco, el Regional Punta Arenas, el Hospital Militar de Santiago, y el Hospital Naval de Viña del Mar", dijo Molina tras visitar el laboratorio de bioseguridad en el Instituto de Salud Pública.
.
Según explicó la titular de Salud, habrá una constante actualización de los protocolos de seguridad, además se decidió junto al comité de expertos que quienes trabajen en el tratamiento de los pacientes confirmados, sean sólo médicos y enfermeras.
.
"Vamos a trabajar con médicos y enfermeras para suscribir a todas las personas que están dentro de una Unidad de Cuidados Intensivos, y que puedan trabajar con los protocolos como se debe, y así adoptar toda la seguridad necesaria", indicó la ministra Molina.

En relación a esto el senadoor Guido Girardi dijo que “vamos a respaldar en el Presupuesto del año 2015 en la cartera de Salud, campañas de prevención de todas las enfermedades infecciosas que estén afectando potencialmente nuestro país, evidentemente la número uno es el ébola por la situación que hemos vivido este fin de semana”.

Además añadió que le solicitaron a la ministra Molina participar  en una sesión especial en la Cámara y el Senado “para poder evaluar el plan de contingencia y haga una detallada presentación de la manera que se enfrentará esta pandemia (…) que lo más probable es que llegue a todos los países del planeta, incluido Chile”.

Girardi y el el jefe de bancada de los diputados 
PPD Marco Antonio Nuñez afirmaron  que solicitarán un “presupuesto especial que cubra todas las necesidades de equipamiento  en los servicios de urgencia que es dónde, probablemente, llegará el primer caso”.

Helia Molina agregó que los hospitales donde serán tratados los pacientes con el virus son unidades de cuidados intensivos (UCI) especializadas, que cuentan con laboratorios en su interior, para así reducir al mínimo el traslado de muestras biológicas que puedan ser peligrosas.
.
"Estamos preparados, Chile puede estar tranquilo, el sistema de salud está equipado y con todo lo que se requiere en este caso, y ya se sabe cuáles son los hospitales donde se puede asistir en caso de tener sospecha", puntualizó la ministra de Salud.
.
Esta semana sumarían 9.000 los infectados
.
Desde el inicio de la epidemia, la OMS registró 8.900 casos de infectados por ébola. Esta semana se llegará a los 9.000, informó el subdirector general del organismo, Bruce Aylward. A la OMS le preocupa sobre todo que la enfermedad se esté propagando geográficamente en los tres países africanos más afectados y que se extienda a otras regiones, y advierte de la difícil situación que se vive en las capitales de esas naciones. A pesar de todo, también hay noticias alentadoras.
.
Así, la OMS habló de un número creciente de países y organizaciones no gubernamentales dispuestos a ayudar en la lucha contra el ébola. Además se constató que en varias regiones se están adoptando medidas preventivas y se está cambiando la forma de actuar en el trato con los enfermos y los fallecidos. Entre los retos pendientes, está el de implementar planes y programas de emergencia.
.
¿Qué es la enfermedad por el virus del Ebola?
.
La enfermedad por el virus del ébola (denominada anteriormente fiebre hemorrágica del ébola) es una enfermedad grave y con frecuencia letal cuya tasa de mortalidad puede llegar al 90% (hasta ahora sólo 70% según la OMS). La enfermedad afecta a personas y a primates no humanos (monos, gorilas y chimpancés).
.
Se detectó por primera vez en 1976 en dos brotes simultáneos, uno en una aldea cercana al río ébola, en la República Democrática del Congo, y el otro en una zona remota del Sudán.
.
Se desconoce el origen del virus, pero las pruebas científicas disponibles apuntan a que los murciélagos frugívoros (familia Pteropodidae) son sus huéspedes más probables.
.
¿Cómo se infectan las personas con el virus?
.
En el actual brote en África Occidental, la mayoría de los casos humanos se han debido a la transmisión de persona a persona. La infección se produce por contacto directo, a través de las membranas mucosas o de soluciones de continuidad de la piel, con la sangre u otros líquidos o secreciones corporales (heces, orina, saliva, semen) de personas infectadas. También puede producirse cuando las soluciones de continuidad de la piel o las membranas mucosas de una persona sana entran en contacto con entornos contaminados por los líquidos infecciosos de un paciente con el virus del ébola, como prendas de vestir o ropa de cama sucias o agujas usadas.
.
Más de 100 profesionales sanitarios han estado expuestos al virus mientras atendían a pacientes. Esto ocurrió porque no han utilizado equipo de protección personal (EPP) o porque no han aplicado adecuadamente las medidas de prevención y control de la infección al cuidar a los pacientes. Los profesionales sanitarios de todos los niveles del sistema de salud —hospitales, dispensarios y puestos de salud— deberían recibir información sobre la naturaleza de la enfermedad y su transmisión, y acatar rigurosamente las precauciones recomendadas para controlar la infección.
.
La OMS desaconseja a las familias y a las comunidades que atiendan en el domicilio a personas que puedan presentar síntomas de la enfermedad. Por el contrario, deben buscar tratamiento en un hospital o centro terapéutico que disponga de personal médico y de enfermería cualificado y equipado para tratar a pacientes contagiados con este virus. En caso de que se opte por la atención en el domicilio, la OMS recomienda vivamente que se notifique a la autoridad local de salud pública y que quienes vayan a atender al paciente reciban capacitación, EPP (guantes y otras prendas), instrucciones sobre cómo quitarse y desechar dichas prendas, e información sobre cómo prevenir la transmisión de la infección y la enfermedad a los cuidadores, a otros miembros de la familia y a la comunidad.
.
También se han producido casos de transmisión en la comunidad durante funerales y entierros. Las ceremonias de inhumación en las que los asistentes tienen contacto directo con el cuerpo del difunto han intervenido en la transmisión del virus del ébola. Los cadáveres de quienes hayan fallecido deben ser manipulados con ropas y guantes protectores resistentes, y ser inhumados inmediatamente. La OMS aconseja que los cadáveres sean manipulados y enterrados por profesionales capacitados, con equipo adecuado.
.
Existe posibilidad de contagio mientras el virus esté presente en la sangre y las secreciones. Por ello, los profesionales médicos efectúan un estrecho seguimiento de los pacientes infectados y les someten a pruebas de laboratorio para verificar que el virus ya no circula por su organismo antes de regresar a su hogar. Cuando los profesionales médicos determinan que los pacientes pueden regresar a su hogar es porque ya no son infecciosos y no pueden propagar el virus en sus comunidades. Los hombres pueden seguir transmitiendo el virus a su pareja por el semen hasta siete semanas después de la recuperación clínica. Por ello, es importante que eviten mantener relaciones sexuales durante al menos siete semanas o que utilicen preservativos en caso de mantener relaciones sexuales antes de transcurrido ese plazo.

Generalmente, para que el virus pueda propagarse en la comunidad de persona a persona es necesario que alguien haya tenido contacto con un animal infectado.
.
¿Quiénes corren mayor riesgo?
.
Durante un brote, quienes mayor riesgo de infección corren son: el personal sanitario; los familiares u otras personas que hayan estado en contacto estrecho con personas infectadas; los integrantes del cortejo fúnebre que hayan tenido contacto directo con el cuerpo del difunto como parte de las ceremonias de inhumación; y es necesario seguir investigando para entender si algunos grupos, como las personas inmunodeprimidas o con enfermedades subyacentes, son más susceptibles que otras a contraer la enfermedad.
La exposición al virus puede controlarse mediante el uso de medidas de protección en dispensarios y hospitales, en reuniones comunitarias o en el hogar.

 ¿Cuáles son los signos y síntomas típicos de la infección?
.
La enfermedad se suele manifestar con la aparición súbita de fiebre, debilidad intensa, dolores musculares, de cabeza y de garganta, síntomas que van seguidos de vómitos, diarrea, erupciones cutáneas, disfunción renal y hepática y, en algunos casos, hemorragias internas y externas.
.
Los resultados de laboratorio muestran disminución del número de leucocitos y plaquetas, así como aumento de las enzimas hepáticas.
.
El periodo de incubación (el intervalo desde la infección a la aparición de los síntomas) oscila entre 2 y 21 días. Los pacientes son contagiosos desde el momento en que empiezan a manifestarse los síntomas. No son contagiosos durante el periodo de incubación.
.
Las infecciones de la enfermedad por el virus del ébola solamente pueden confirmarse mediante pruebas de laboratorio.
.
¿Cuándo se debe buscar atención médica?
.
Alguien que haya estado en una zona con casos confirmados de enfermedad por el virus del Ebola o en contacto con una persona presuntamente infectada o cuya infección se haya confirmado debe buscar de inmediato atención médica.  Todos los casos de personas presuntamente enfermas deben notificarse sin demora al centro de salud más cercano. La atención médica temprana es esencial para mejorar la tasa de supervivencia a la enfermedad. Es también importante contener la propagación de la enfermedad, para lo cual es necesario iniciar de inmediato los procedimientos de control de la infección.

¿En qué consiste el tratamiento?
.
Los casos graves requieren cuidados intensivos. Los pacientes suelen deshidratarse y necesitan sueros intravenosos o rehidratación por vía oral con soluciones que contengan electrólitos. En la actualidad no se dispone de ningún tratamiento específico que cure la enfermedad. Algunos pacientes se recuperarán con la atención médica adecuada. Para contribuir a contener la propagación del virus, los casos presuntos o confirmados deben aislarse de los otros pacientes y ser tratados por personal de salud que aplique estrictas precauciones para controlar la infección.
.
¿Hay riesgos en los viajes?

El riesgo de que un viajero por motivos turísticos o de negocios se infecte con el virus del Ebola durante una visita a las zonas afectadas y presente la enfermedad a su vuelta es extremadamente bajo, aunque haya viajado a zonas donde se estén notificando casos primarios. La transmisión requiere contacto directo con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales de personas o animales infectados, vivos o muertos, todo lo cual es muy improbable en el caso del viajero típico. En todo caso, se aconseja a los turistas que eviten esos contactos.
.
El riesgo es igualmente bajo en caso de que se vaya a visitar a familiares o amigos en las zonas afectadas, a no ser que haya contacto físico directo con una persona enferma o fallecida. En tal caso hay que notificar a las autoridades de salud pública y proceder al rastreo de los contactos, que se utiliza para confirmar que no ha habido exposición a la EVE y evitar una ulterior propagación de la enfermedad mediante el seguimiento.

Recomendaciones generales de la OMS en los viajes
.
Los viajeros deben evitar todo contacto con pacientes infectados.
El personal de salud que viaje a las zonas afectadas debe acatar rigurosamente las orientaciones sobre el control de la infección recomendadas por la OMS.
Las personas que hayan estado en zonas con casos recientemente notificados deben conocer los síntomas de la infección y solicitar atención médica al primer signo de la enfermedad.

Se aconseja a los médicos clínicos que atiendan a viajeros que hayan regresado de zonas afectadas y que presenten síntomas compatibles que consideren la posibilidad de la enfermedad por el virus del Ebola.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario