viernes, 16 de noviembre de 2012


¡GRAN FRAUDE ELECTORAL ALIANZA-
CONCERTACIÓN!

Por Felipe Portales


¿Se dio cuenta que el Gobierno y el Servel nunca terminaron de informar respecto de los resultados globales de la reciente elección municipal? ¿Y que la Concertación tampoco lo ha exigido, terminando por celebrar aceleradamente un “triunfo” inexistente?
 
Aquí tiene la explicación.
 
El último informe del Gobierno sobre los resultados generales de la elección de concejales (que es el que permite valorar realmente el desempeño de cada partido)  cubrió sólo el 76,95% de los votos; mientras que incluyó el 95,24% de la elección de alcaldes. Aquel porcentaje se remitía a 4.422.925 votos que correspondían a 31.411 mesas escrutadas; mientras que la de alcaldes se refería a 5.495.929 votos, correspondientes a 38.879 mesas escrutadas.
Notablemente, en el informe de concejales se señala que hubo un 7,41% de votos nulos y blancos (328.193); mientras que en las de ediles ellos representaron un 4,26% (134.860). Era esperable que se demorara más el informe sobre las elecciones de concejales. Pero lo que al final ha terminado por ser insólito es que ¡nunca más hubo informes oficiales!
El dato anterior nos permite comenzar a explicarnos por qué los partidos gobiernistas y opositores no mostraron ningún interés en que la propia sociedad chilena conociera su real comportamiento electoral.
Y luego el informe (¡sin tomar para nada en cuenta que ahora los electores hábiles se habían incrementado en más de 5.000.000 de personas alcanzando un total de 13.404.084!) terminó registrando el desempeño de cada partido solo en función del total de votos válidamente emitidos, para evitar que la población pudiese darse cuenta del virtual descalabro electoral sufrido tanto por la Alianza como por la Concertación.
Pese a que dicho informe sólo considera el 76,95% de la votación total de concejales; es posible y legítimo hacer una proyección de las proporciones existentes en dicha votación al 100% del total. De este modo, ¡el 32,94% de la Alianza respecto de los votos válidamente emitidos, se transforma en 13,08% en relación al universo total de personas con derecho a voto; y el 42,92% de la Concertación se convierte en 17,09%!
Y respecto de cada partido tenemos también una gigantesca disminución. Así, RN desciende de 15,70% a 6,24%; la UDI, de 17,24% a 6,84%; el PDC, de 15,11% a 6,0%; el PS, de 12,24% a 4,96%; el PPD, de 9,94% a 3,95%; y el PR, de 5,73% a 2,28%.
Lo mismo podemos ver en los partidos menores que están fuera de las dos grandes coaliciones. Así, el PRI cae de 7,63% a 3,03%; el PC desciende de 6,42% a 2,55%; el PRO, de 4,51% a 1,79%; el PH, de 1,86% a 0,74%; y el MAS, de 1,19% a 0,47%. Es cierto que al ser mucho mayor la debacle electoral de la derecha, la Concertación se vio notablemente más favorecida en el número de alcaldes y concejales. Pero difícilmente puede llegar a considerarse una victoria como la que se ha querido señalar.
Además, los partidos de la Concertación han convertido en “triunfo” dicho resultado al cotejarlo indebidamente con su desempeño en la anterior elección municipal de 2008. Ambas no son para nada comparables, desde el momento que la de 2008 estaba compuesto de dos universos rígidos de electores: De los inscritos que obligatoriamente iban a votar aunque no quisiesen; y de los no inscritos que, aunque quisiesen en el momento, no podían ir a votar. De este modo el PDC se ha jactado de haber “subido” de 13,98% a 15,11%; el PS, de haber “aumentado” de 11,17% a 12,24%; el PPD, de haber “incrementado” su apoyo de 8,53% a 9,94%; y el PR, de haberse “elevado” de 5,19% a 5,73%.
Con la actitud de ocultamiento de los verdaderos resultados electorales por parte del Gobierno -y con el silencio y la complicidad que los dirigentes de la Concertación han demostrado frente a ello-, podemos concluir que se ha realizado "un gran fraude electoral", no en cuanto a la contabilidad y los resultados mismos, sino en relación al descomunal engaño que –con el virtual monopolio de la TV y los diarios- se ha hecho respecto del comportamiento electoral efectivo de la gran mayoría de la población. Sólo con dicho engaño están justificando ampliamente el rotundo rechazo que les ha propinado más del 60% del electorado.
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario