lunes, 5 de abril de 2010

ENTREVISTA A CANCILLER BOLIVIANO DAVID CHOQUEHUANCA


SALIDA AL MAR ES IRRENUNCIABLE

TENEMOS YA GRANDES AVANCES CON CHILE PERO NO FIRMAREMOS NADA A ESPALDAS DEL PUEBLO BOLIVIANO


Entrevista del ministro boliviano del exterior, David Choquehuanca, concedida hoy al diario "La Razón" de La Paz

Por Claudia Soruco

P: ¿Cómo fue la relación entre Bolivia y Chile en los cuatro años del primer mandato de Evo Morales?

R: Fue una relación muy buena. En más de cien años, otros presidentes no han hecho nada y nosotros en sólo cuatro años de gestión hemos logrado instalar una mesa de diálogo y estamos avanzando seriamente y formalmente para alcanzar una solución. Lo que en 100 años no se ha podido alcanzar, lo estamos haciendo. Y dependiendo del pueblo boliviano, no sólo vamos a alcanzar soluciones en el tema Silala, sino en otros más y principalmente en nuestra preocupación fundamental que es la salida soberana al mar. Ahora, con Chile, estamos en un proceso de negociación.

P: ¿Considera que se logró el mejor avance de las últimas décadas específicamente en el tema marítimo?

R: Si nosotros miramos atrás, en el pasado, Chile no aceptaba trabajar formalmente respecto al tema marítimo. Las anteriores autoridades chilenas no aceptaban que este tema fuera tocado en ningún escenario. Los bolivianos tampoco han tenido la capacidad de estar en una mesa de trabajo para abordar de manera oficial y formal esta problemática y demanda irrenunciable para nuestro país. Los vicecancilleres de ambos países han realizado un excelente trabajo en este tema. Se ha establecido la agenda de 13 puntos en la que se incluye esta demanda de la soberanía marítima. En el pasado histórico que tenemos con Chile, por primera vez les estamos haciendo sentar (a las autoridades chilenas) para tratar este tema y otros juntos.

P: Analistas aseguran que en estos cuatro años no hubo avances reales, plasmados en documentos, respecto a la atención a la demanda marítima. ¿Qué opinión le merecen estas aseveraciones?

R: En el tema marítimo con Chile hemos dicho que no vamos a trabajar a través de los medios de comunicación. Debo mencionar que ha habido avances con Chile y cuando consideremos oportuno los daremos a conocer a nuestros pueblos. Los analistas suelen inventarse muchas veces las cosas, han analizado durante más de 100 años todo este problema y no debemos hacer caso de lo que indiquen los analistas, porque estaríamos perdidos.

P: Entonces, ¿cómo se plasma la buena relación que se mantuvo entre Bolivia y Chile?

R: Podemos decir que hemos desarrollado grandes avances positivos. Con Chile no tenemos relaciones diplomáticas, se han roto esas relaciones, pero tenemos la mejor relación. Lo que hemos construido es algo muy positivo. Nuestros presidentes se hablan y muy bien. Hemos roto todos estos esquemas porque está el interés de nuestros países y los mandatarios han manifestado voluntad política de alcanzar soluciones. Hasta el momento no hemos tenido una reunión formal con las autoridades recién posesionadas de Chile, esperamos que ya tengamos oportunidad de conversar sobre lo que hemos avanzado, pero el pueblo, las instituciones quieren resolver. Si uno va a Calama, al litoral o a las fronteras mismas, se puede ver que los empresarios y la sociedad quieren restablecer las relaciones diplomáticas con nosotros. Nuestros pueblos buscan integración, quieren encontrar una solución a este problema histórico que venimos arrastrando.

P: Durante esos cuatro años, ¿cuántas reuniones importantes y trascendentales se dieron entre los gobiernos de Chile y Bolivia para tratar la agenda de los 13 puntos?

R: Hubo muchas reuniones y todas fueron muy importantes. Están establecidos dos mecanismos de consultas políticas. Anualmente los vicecancilleres de ambos países deben reunirse dos veces, pero de manera extraordinaria pueden reunirse más veces, que fue lo que pasó. La próxima reunión tendría que ser en Bolivia porque la anterior se realizó en Chile. Calculamos que este encuentro podría darse en junio o julio, todo depende de lo que se pongan de acuerdo las autoridades de ambos países.

P: ¿La afinidad ideológica tuvo mucho que ver para un acercamiento con la ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet (Partido Socialista)? ¿Considera que ahora será más difícil mantener esta relación con Sebastián Piñera de una ideología derechista?

R: No quiero entrar en la especulación, nos sentaremos y conversaremos. Pero tenemos muy buenas relaciones con el presidente de Francia (Nicolás Sarkozy, conservador), así que no necesariamente tiene que haber afinidad ideológica entre los presidentes. Es importante, pero no es imprescindible. Estamos empezando recién y pienso que los mandatarios tienen que velar por el interés de su país. No queremos ideologizar nuestras relaciones con todos los países, son nuestros vecinos. No es recomendable que evitemos tener relaciones con otros países sólo porque no tienen afinidad ideológica con nosotros. No es recomendable ideologizar las relaciones.

P: ¿Qué opinión tiene del apoyo de autoridades y personalidades del exterior ante la demanda de Bolivia de una salida soberana al mar?

R: Agradecemos las manifestaciones de solidaridad con Bolivia para que se pueda alcanzar una solución, a través del diálogo, para esta demanda pendiente. Éste no sólo es un problema entre Chile y Bolivia, sino también es un problema de la región que incluso puede tratarse en la OEA, porque (ahí) necesitan saber cómo se está desarrollando y cómo va evolucionando la situación en este tema tan delicado. Esto es preocupación de una instancia multilateral; sin embargo, nosotros hemos decidido llevar las negociaciones de manera bilateral, pero de cualquier forma no se descarta un escenario multilateral, no se descarta un arbitraje internacional. Pero hoy específicamente nos abocamos a un espacio bilateral.

P: ¿Cómo se imagina que vayan a ser las relaciones bilaterales a partir de este 23 de marzo?

R: Instituciones como las Fuerzas Armadas de ambos países se han dado la mano. Juntas han rendido homenaje a Eduardo Abaroa, en Calama; lo hicieron los altos mandos militares de Chile y Bolivia. Somos un Gobierno del diálogo, consideramos que mediante éste podemos alcanzar soluciones y vamos a seguir trabajando. Nos comprometemos a una voluntad de diálogo para alcanzar la solución. Y ratificamos nuestra demanda irrenunciable a una salida soberana a las costas del océano Pacífico. Tenemos esperanzas de que nuestros presidentes van a escuchar a nuestros pueblos, a la sociedad civil de ambos países.

P: Con esta buena relación que se mantiene con Chile, ¿cuál es el paso más importante a ser encarado para el futuro?

R: Tenemos una demanda, hay un tema pendiente, que es el más importante, y es el retorno con soberanía a los puertos del Pacífico, ése es el tema más importante. Ése es el objetivo central. Desde luego hay otros temas, como la integración entre fronteras, libre tránsito, comercio, que estamos desarrollando en la agenda de los 13 puntos, pero el tema más importante es el tema marítimo. Esta demanda es irrenunciable, no solamente para este Gobierno, sino para todos los bolivianos. Es el tema número uno. Estamos trabajando para poder resolverlo, pero también hemos establecido que tenemos que ir avanzando gradualmente. Quiero aclarar que si se concretizan estos acuerdos, no vamos a firmar jamás a espaldas del pueblo boliviano, será con el pleno consentimiento de todos los bolivianos. Se tiene que terminar esa mala práctica de firmar acuerdos por detrás. No tenemos que desesperarnos, estamos por un buen camino.

P: ¿Podemos decir entonces que están dadas todas las condiciones para llegar al gran objetivo que los bolivianos anhelan?

R: Bueno, no necesariamente, seguimos trabajando y tenemos que hacerlo así, este trabajo debe ser continuo. Ya hay una relación muy positiva con Chile. Hay un sentimiento que ya se recoge en nuestros pueblos y que es el sentimiento integracionista. Todos estos sentimientos están siendo recogidos por los presidentes de ambos países. Hemos avanzado mucho en estos cuatro años y se debe a la predisposición de nuestros presidentes.

P: ¿Cree que el nombramiento de Jorge Canelas como cónsul general de Chile en Bolivia afecte el diálogo en base a la agenda de los 13 puntos, tomando en cuenta que hace diez años el diplomático afirmó que lo mejor era no tener relaciones con Bolivia?

R: No queremos entrar en la especulación, esperaremos que él llegue a Bolivia y sostendremos reuniones. Nosotros tenemos la esperanza de seguir trabajando en la construcción de la confianza mutua que ha sido muy importante hasta hoy. En el pasado no solamente había este tipo de declaraciones, sino había algunas acciones que no ayudaban en nada a la integración de nuestros pueblos.

P: ¿Planea reunirse con el cónsul Canelas cuando llegue?

R: Generalmente el cónsul se reúne con los directores y yo recibo a los embajadores. Los cónsules mantienen más relaciones con las direcciones consulares, con el viceministro y los directores, aunque tenemos algunos encuentros. Así que siempre es posible una reunión, pero yo no estoy planeando algún encuentro con el cónsul chileno. Todo podría darse.

P: ¿Qué importancia le asigna al nombramiento de Wálker San Miguel como cónsul general de Bolivia en Chile?

R: Mucha. Es importante que la persona que vaya a Chile tenga una comunicación directa con el Presidente y Wálker ha trabajado como ministro, en un gabinete histórico; es abogado, tiene mucha experiencia, conoce las normas. Consideramos que él puede apoyar en este trabajo de retorno a las costas del océano Pacífico, a construir buenas relaciones con este hermano país.

P: ¿Cómo avanzó el tema del Silala?

R: Llegaremos a un acuerdo en este tema, y será firmado de cara al pueblo. Los bolivianos, antes, no hemos tenido la capacidad de instalar una mesa de trabajo para tratar la problemática del Silala. Ahora, gracias a las movilizaciones del pueblo boliviano, se ha llegado a escuchar este pedido tan importante. Por más de 100 años hemos permitido que los chilenos se lleven nuestras aguas sin compensar ni un solo centavo, hemos dicho que esto no puede ser. Ahora Chile debe pagar por el 100% de las aguas que pertenecen a Bolivia, para lo cual hemos creado un acuerdo inicial para llevar estudios de manera conjunta entre los dos países. Son estudios que se llevarán por separado, pero van a servir para la elaboración de un acuerdo de largo plazo. Al momento, lo que se está haciendo es socializar el documento redactado el 13 de noviembre. El acuerdo inicial es para construir en cuatro años uno de largo plazo con la participación de todos: universidades, expertos, estudiosos, movimientos sociales, equipos especializados. Todos participarán en la construcción de este acuerdo.

P: ¿Existe un último acuerdo borrador, respecto al Silala?

R: Hay un borrador del preacuerdo del Silala, que es del 13 de noviembre, es el que está en socialización. Nos pidieron en Potosí que no politicemos este tema tan delicado, así que no lo haremos. Estamos dispuestos a socializar e informar sobre todo este proceso que estamos llevando a cabo, para especificar a toda la población sobre los puntos que contempla este acuerdo inicial sobre el Silala.

P: ¿Habrá un referéndum?

R: Algunos han pedido referéndum, nosotros no estamos contra el referéndum, somos respetuosos de la Constitución Política del Estado; en este caso, si el 5% de los que están registrados en el padrón electoral solicita un referéndum, cumpliremos con la Constitución o cuando el 35% de la Asamblea Legislativa Plurinacional lo solicite. Haremos lo que el pueblo decida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario