jueves, 25 de julio de 2013

25-7-2013-KRADIARIO-EDICIÓN N°863
.
CENTRO CAVAS DE LA PDI JUGÓ UN PAPEL CLAVE PARA PODER FORMALIZAR AL SACERDOTE LEGIONARIO JOHN O'REILLY
El Centro de Atención a Víctimas de Atentados Sexuales (Cavas) de la PDI ha sido fundamental en el caso del sacerdote legionario John O'Reilly para que pueda ser formalizado el próximo 27 de agosto supuestamente por abuso sexual de dos menores del Colegio Cumbres.
En el caso pasó mucho tiempo sin que hubiera una acusación formal. Desde la fiscalía trascendió que no habían podido formalizar antes por la falta de los informes periciales.
Luego de que se recibieran del Cavas dichos informes practicados a las dos menores, el martes la Fiscalía Metropolitana Oriente decidió formalizar cargos en contra del ex capellán del establecimiento.
.
Otro juicio
.
Un poco antes, el 12 del mismo mes, comenzará el juicio oral contra los dos auxiliares del Colegio Apoquindo, Margarita Villegas y Esteban Moya, acusados de violación y abuso sexual en contra de seis alumnos del play group del establecimiento. Y, nuevamente, entre las pruebas que serán consideradas figuran los peritajes realizados a dos menores por expertos  del Cavas.
El organismo fue foco de atención en 2012, por las denuncias de que -por falta de recursos- había niños que esperaban ocho meses o más para que les realizaran peritajes, lo cual podía incluso alterar los resultados de las pruebas.
Tras una inyección de recursos desde el Ejecutivo, se contrató más personal e incluso se pudo ampliar el cuartel general del Cavas -ubicado en un edificio de calle José Domingo Cañas en Ñuñoa- donde actualmente trabajan 140 personas entre policías, psicólogos y asistentes sociales, informó La Segunda.
.
Iglesia declara culpable a sacerdote
.
Un sacerdote de la Congregación Misioneros de San Francisco de Sales fue encontrado culpable de abusos a un menor de edad, denuncia presentada en su contra en mayo de 2012.
Así lo confirmó el Arzobispado de Santiago a través de un comunicado, donde señalan que “en mayo de 2012 el Dicasterio para la Doctrina de la Fe encargó al Arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati, instruir un proceso administrativo penal contra el P. Roberto Salazar Soto, sacerdote de la congregación de los Misioneros de San Francisco de Sales, acusado de abuso a menor de edad, cuya investigación previa había realizado la Congregación sobre la base de antecedentes proporcionados por el Arzobispado de Santiago”.
Luego de realizado el proceso administrativo penal, ” y conforme a lo establecido en el Código Derecho Canónico y en las normas de la Santa Sede sobre los delitos más graves, el sacerdote Salazar ha sido declarado culpable“, agrega el texto.
“Se ha decretado al padre Salazar la pena perpetua de dimisión del estado clerical y de dimisión del Instituto religioso al que pertenece”, detalla el comunicado.
El respectivo decreto fue firmado el 17 de julio de 2013. Salazar puede interponer un recurso contra este decreto ante la Congregación para la Doctrina de la Fe “en un plazo de 60 días hábiles desde la notificación realizada”.
La dimisión del estado clerical, según fuentes eclesiásticas, significa la pérdida del estado clerical, el sacerdote sigue siendo sacerdote para siempre porque el sacerdocio es un sacramento que imprime carácter pero pierde el estatus de ‘estado clerical’ y con ello pierde todos sus derechos y obligaciones como clérigo y pasa a vivir como un laico en la Iglesia. La pérdida del estado clerical es definitiva.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario