lunes, 7 de diciembre de 2015

Columna semanal de psicología familiar y social
.

SACAR LO POSITIVO A LAS DIFERENCIAS DE OPINIÓN EN LA PAREJA
.

Por Jessika Krohne
www.psicologiaglobal.cl

Es extraño que las razones por las que nos enamoramos del otro sean las mismas que luego criticamos y generan conflicto en la relación de pareja. Cuando nos enamoramos, solo vemos lo bueno del otro y hasta las falencias nos parecen maravillosas. Todo lo justificamos y encontramos una explicación. A veces esas justificaciones pueden parecer absurdas para el otro, pero a nosotros, los enamorados no nos importa, y seguimos inmerso en ese mundo fantasioso donde solo hay cabida para la pareja.
.
Muchas veces yo he escrito que ese estado no es eterno. Sería peligroso si fuera así, ya que nuestra vida en otros ámbitos carecería de eficiencia.
.
Posterior a ese primer tiempo, la vida vuelve a la realidad y podemos ver más allá de este mundo de fantasía que creamos nosotros mismos. Empezamos a ver las cosas negativas del otro. Cosas que incluso al comienzo nos maravillaron del otro. Según Paula Serrano, psicóloga y columnista de la revista "Ya" explica que no nos enamoramos por las palabras ni los acuerdos, sino más bien por las emociones que reviven las formas de amar, las anteriores, las de los vínculos armados en nuestra familia de origen.
.
Entonces, por ejemplo, el señor que viene de una familia de vínculos seguros pero rígidos, puede caer en trance con la mujer que es puro encanto y desorden, con vínculos más bien inestables. En el flechazo inicial lo que más importa es la historia previa y la cultura a la que pertenecemos. Luego, cuando esta pareja se consolida, y con mayor razón si después tienen hijos y conforman una verdadera familia, aparecen los fantasmas y nos termina molestando lo estructurado de uno o lo desorganizado del otro. Es interesante y cierto, lo que nos enamora en algún momento, nos termina molestando mucho en otra situación.
.
Finalmente aquí es importante sacarle partido a lo estructurado de uno y lo más desorganizado del otro para llegar a un complemento. Primero que nada, hay que tratar de definir cada forma de ser positivo. Alguien estructurado es alguien organizado que tiene bastante probabilidad que le vaya bien en el trabajo y pueda ser un aporte con los niños, ya que muchas veces sabe aprovechar de mejor manera el tiempo. Mientras alguien desorganizado puede ser alguien más relajado que le hace muy bien a una persona estructurada. Ésta puede darle un toque de más tranquilidad y relajo a la vida y tener muchas veces aires más positivos.
.
Es importante saber complementar las diferencias en una pareja y definir lo que nos molesta del otro con palabras más positivas.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario