miércoles, 27 de junio de 2012

EL LÍDER DE LA CGT HUGO MOYANO DESAFIÓ A LA PRESIDENTA CRISTINA FERNÁNDEZ EN UN ACTO REALIZADO A UN COSTADO DE LA CASA ROSADA Y TRAS UN DÍA DE PARO NACIONAL EN ARGENTINA

EN DICTADURA HUBO DOS CLASES DE EXILIO: ALGUNOS SE FUERON DEL PAÍS Y OTROS SE EXILIARON A LUCRAR EN EL SUR DE ARGENTINA, ACUSÓ MOYANO

MOYANO SE QUEJÓ DE LA FALTA DE DIÁLOGO Y DE LA "SOBERBIA" DEL GOBIERNO


El líder de la Confederación General de Trabajadores (CGT) de Argentina, Hugo Moyano, reclamó hoy en la Plaza de Mayo y ante unas 50 mil personas por el impuesto a las ganancias y la falta de respuestas del Gobierno a otros reclamos históricos del sindicalismo. En su mensaje, repleto de alusiones a Perón y Evita, Moyano cuestionó el enriquecimiento de los Kirchner. “Hubo dos clases de exilio, algunos se fueron del país y otros se exiliaron al sur a lucrar”, expresó.

El líder de los camioneros empezó su discurso cuestionando la ofensiva del Gobierno para intentar desprestigiar el paro de hoy, al que se plegaron otros gremios. "Hemos escuchado tantos disparates, atacando a las organizaciones gremiales y lo han hecho con funcionarios que dicen que son peronistas", señaló, según la versión publicada por Clarín online.

"Fueron las organizaciones sindicales quienes pelearon por la democracia durante la dictadura y muchos de estos (funcionarios) estaban debajo de la cama". En varios tramos de su discurso, el titular de la CGT le habló a la Presidenta. Cuando la mencionó, se escucharon silbidos de fondo. "No tengo vocación de vigilante", le respondió. Instantes después se mostraba algo conciliador: "Estamos viviendo una situación que no es tan grave desde el punto de vista económico". No obstante, advirtió que "se avecinan problemas" en el país, sin especificar.

Moyano se quejó de la falta de diálogo y la "soberbia" del Gobierno. "No nos gusta la forma de imposición que tienen, nos molesta que quieran hacer todo sin consultar con nadie", advirtió desde el palco que se armó de espaldas a la Casa Rosada.

El líder de la CGT pidió que el Gobierno concrete los anuncios recientes sobre créditos a la vivienda y se animó a proponer que se nacionalice el Banco Hipotecario “para que los trabajadores puedan tener créditos para sus viviendas”.

El reclamo central de su discurso fue el impuesto a las ganancias. Así intentó sumar a otros sectores sociales, como la clase media. Moyano apeló a un empleado, Chazaretta Humberto Aníbal, para marcar la “injusticia” del gravamen. También dijo que “se discrimina cruelmente a los hijos de los trabajadores” con las asignaciones familiares. Y pidió que el Gobierno “no se quede” con los fondos de las obras sociales. “No se pueden entender las amenazas que reciben algunos dirigentes, los presionan para que se alejen del Negro Moyano, muchos de ellos no vinieron por ese motivo”, se quejó. Así concluyó el acto político más importante desde las elecciones de octubre del año pasado.

La movilización a la Plaza de Mayo de los gremios que adhirieron al paro fue masiva. La avenida 9 de julio quedó totalmente bloqueada desde temprano en ambos lados, desde San Juan hasta la avenida Corrientes por la cantidad de buses estacionados, lo que demoró el ingreso a la plaza de algunas columnas desde la zona sur.

Opositores a Moyano

Mientras los camioneros, sus aliados y el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) se movilizaron a la Plaza de Mayo en el marco del paro, dirigentes políticos y gremiales rechazaron la medida que lleva como consigna la modificación del mínimo no imponible y la eliminación de los topes para las asignaciones familiares. El diputado nacional del Frente para la Victoria, Edgardo Depetri, aseguró que "se trata de un apriete que va en contra de sus propios representantes, porque Moyano sabe que este Gobierno representó los intereses de los trabajadores como ningún otro". En tanto, el titular del bloque oficialista de la Cámara de Diputados, Agustín Rossi, cuestionó a los legisladores de la oposición por intentar desde el Congreso "acompañar el acto".

A través de una solicitada, titulada "los derechos de los trabajadores son la base de la unidad y no oportunistas reclamos personales", los gremios opositores a la reelección de Hugo Moyano al frente de la CGT volvieron a rechazar el paro convocado por el camionero y cuestionaron que se decida "utilizar las necesidades de todos los trabajadores en la búsqueda de un mezquino beneficio personal". "Algo está muy mal, si detrás de las banderas de los trabajadores se refugian la Sociedad Rural y los dueños del capital", sostienen.

Cristina le responde a Moyano

La presidenta Cristina Fernández destacó hoy que "el modelo no es de un partido ni de un sector" sino que "es de todos", en un contradiscurso ante el que da Moyano en Plaza de Mayo en el marco del paro nacional convocado por la CGT.


En su primera visita a San Luis, la jefa de Estado señaló: "Necesitamos una Argentina en la que se debatan ideas, donde se debata con argumentos".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario