viernes, 21 de octubre de 2011

La captura y la muerte de Gadafi es una incógnita difícil de aclarar en corto tiempo

Por Walter Krohne

Las versiones de su muerte son numerosas y la mayoría confusas.  ¿Quisieron evitar que Gadafi fuera juzgado en el Tribunal Internacional de La Haya? 

La versión más cercana a la verdad sobre la captura y muerte de Muamar Gadafi aún no se ha publicado y seguramente será un tema que ameritará una larga investigación. Los relatos se confunden de comando en comando y se hacen más o poco creíbles, dependiendo mucho de las pruebas que se presenten, como es en este momento el material gráfico disponible, que tampoco es absolutamente confiable.

Por ejemplo, la cadena de televisión catarí, Al Yazzira, mostró imágenes de vídeo del ex hombre fuerte de Libia antes de morir,  en las que aparece en poder de un grupo de rebeldes con el rostro parcialmente ensangrentado.

En las imágenes, registradas posiblemente con celulares, un Gadafi desorientado y que camina con sus propios pies, mira en un momento a la cámara que le está grabando. En uno de los cortes, aparece como lo sostienen,  tumbado sobre la parte delantera de un vehículo todoterreno.

Anteriormente el mismo canal emitió otro vídeo, esta vez  del cadáver de Gadafi, supuestamente a su llegada a Misrata a donde fue conducido después de su muerte en Sirte, el último bastión gadafista que ayer fue totalmente controlado por los rebeldes.

En estas últimas imágenes, el cuerpo de Gadafi aparece en una ambulancia con una marca de un disparo en la sien, algo que no es perceptible en las secuencias en las que aparece vivo. Al parecer, el coronel libio se encontraba en un escondite subterráneo de una casa en Sirte con sus guardaespaldas.

Según el diario La Vanguardia de Barcelona, Muamar Gadafi murió el jueves acorralado, golpeado y con un disparo en la cabeza durante su caótica captura por combatientes libios a los que alguna vez llamó "ratas" y que conquistaron Sirte, su ciudad natal y último bastión de apoyo.

El coronel murió debido a heridas fatales de bala, relató al canal de televisión Al Arabiya un médico libio que trabaja en Misrata, a donde fue llevado el cadáver del ex líder libio. El médico señaló que Gadafi tenía heridas en la cabeza y en el estómago.

Con Sirte prácticamente sitiada por los rebeldes, Gadafi intentaba huir ayer jueves de la ciudad en un convoy de quince vehículos que fue atacado por aviones de la OTAN. Fuentes allegadas a esta organización se limitaron a decir que efectivamente efectuó un ataque contra un convoy en Sirte, pero sin saber que alli se encontraba el mismo Gadafi.

A su vez en Estados Unidos, altos mandos militares que pidieron no ser identificados confirmaron a la cadena de televisión NBC que un avión Predator estadounidense no tripulado lanzó un misil Hellfire contra el convoy. Según los funcionarios, tanto el Predator como un avión de combate de la OTAN lanzaron misiles y alcanzaron a varios vehículos.

El primer ministro libio, Mahmud Jibril, informó, basándose en el documento de una supuesta autopsia realizada al coronel, dijo que Gadafi había sido sacado sin oponer resistencia de una "alcantarilla". Luego recibió un disparo en un brazo -no estaba claro quién disparó- y tras ello fue colocado en una camioneta que "quedó en medio del fuego cruzado" mientras llevaba al ex líder, de 69 años, al hospital."Fue cuando recibió un disparo en la cabeza", dijo Jibril.

El cuerpo, ensangrentado, medio desnudo, fue llevado, como trofeo de guerra, a Misrata, la ciudad ubicada al occidente de Sirte.

Primeras imágenes de la televisión en Trípoli. No se distingue
si en el momento de captar esta imagen Gadafi estaba
vivo o muerto
Estas versiones se contradicen, sim embargo, con un video de la red Al Yazzira en la que se ve a un Gadafi aturdido y ensangrentado tras haber sido linchado por una multitud de rebeldes. Allí se aprecia a un coronel todavía vivo aunque herido. Mientras alguien grita "manténgalo vivo", desaparece la imagen y se escuchan disparos. Justo después aparece Gadafi muerto

El destino del hijo de Gadafi, que aparecia como su heredero en el trono del poder, Saif al Islam, habría sido rodeado en el mismo lugar donde fue hallado su padre siendo también capturado y luego posiblemente asesinado.

La BBC difundió la versión de que en el mismo escondite del coronel fue encontrado igualmente el ex ministro de defensa Abu Baker Yunis Jabar, quien igualmente habría fallecido.

Otras versiones aseguran que en el lugar estaban también otro hijo de Gadafi, Mutasim y el jefe de los servicios de inteligencia, Abdala Sanusi.

Para explicar la muerte del coronel, tras su captura vivo, se especula con la existencia entre los rebeldes de personas o grupos que decidieron matarlo para evitar un juicio en su contra en el Tribunal Internacional de La Haya, que podría haberle dado argumentos a los gadafistas para seguir luchando por la liberación de su encarcelado líder. Una situación así podría haber obstaculizado más de la cuenta el trabajo para el nuevo Gobierno de Transición.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario