martes, 18 de octubre de 2011

Bolivia: Piden anular las elecciones judiciales del domingo por ser calificadas de "ilegítinmas"

Nuevo conflicto afecta al presidente Evo Morales tras las movilizaciones indígenas

La oposición boliviana pidió al presidente del país, Evo Morales, que anule los resultados de las elecciones judiciales celebradas el domingo por considerarlas "ilegítimas" basándose en que más del 42 por ciento de los electores emitieron votos nulos, según varios sondeos.

Las elecciones judiciales se celebraron este domingo en Bolivia por primera vez en la historia después de la reforma constitucional aprobada en 2009. En ellas, los bolivianos, que están obligados a votar, debían elegir los magistrados de los cuatro principales tribunales del país entre 116 candidatos elegidos por la Asamblea Nacional, controlada por el partido de Morales.

La encuesta a boca de urna de una cadena de televisión dio el 42 por ciento a los votos nulos, mientras que los válidos no serían más del 40 por ciento del total. Los restantes, entre el 16 y el 18 por ciento, habrían sido en blanco. Otro sondeo realizado por Ipsos cifra los votos nulos entre el 44,8 y el 46,6 por ciento de los emitidos, mientras que los válidos estarían entre el 39,6 y el 40 por ciento.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) señaló anoche que los primeros recuentos, con solo el 8,4 por ciento de los votos escrutados, confirmarían estas encuestas.

Legalmente, los votos nulos no afectan al resultado de la votación, según el presidente del TSE, Wilfredo Camacho, pero la oposición señala que la legitimidad está por encima de la legalidad. Los resultados oficiales se conocerán en dos semanas.

Estos comicios podrían ser el primer revés que sufre el presidente desde que fuera elegido en 2006, pero Morales no ha admitido ninguna derrota y tras la celebración de los comicios, proclamó la llegada de una "nueva justicia para Bolivia".

Los partidos opositores, que hicieron campaña por el voto nulo, valoran los resultados como una expresión de rechazo hacia Morales y piden que los jueces no sean reconocidos. El exalcalde de La Paz Juan del Granado señaló que "ningún juez puede asumir" el cargo.

El empresario del cemento Samuel Doria Medina comentó que Morales "tiene que escuchar el mensaje que ha dado el país (...) y anular estas elecciones, volver al inicio porque no se puede dar autoridad a los que no tienen legitimidad".

El gobernador de la rica provincia de Santa Cruz, Rubén Costas, calificó las elecciones como "una derrota del Gobierno y una victoria de los ciudadanos".

Por su parte, el ministro de Comunicación, Iván Canelas, destacó que es la primera vez que el pueblo elige a sus magistrados. "Algunos dirigentes de oposición están tratando de desvalorizar a los elegidos, de dañarlos sin dejarlos siquiera asumir su función. Nos damos cuenta de que hay mucho interés todavía en mantener la justicia como antes, con compras y cuotas, con gente de la élite", añadió.

Los opositores señalan que la marcha indígena en contra de la construcción de una carretera por el Amazonas, que fue reprimida por las fuerzas de seguridad hace tres semanas, ha afectado la popularidad de Morales. Dos ministros de su Gobierno dimitieron después de esta represión policial, que dejó más de 200 heridos.

Tribunal Supremo Electoral

Mientras tanto, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Wilfredo Ovando (foto izquierda), ratificó hoy a través de la agencia boliviana ABI que no renunciará a su cargo como pidieron varios sectores de la oposición después de las elecciones judiciales que se realizaron el pasado domingo.

El titular del TSE, que se encuentra en Santa Cruz junto a otros vocales de esa entidad, que administra la elección en ese departamento, fue tajante al responder a los periodistas sobre la posibilidad de su renuncia.

"Nunca se habló de mi renuncia, nunca hable de mi renuncia. ¿Por qué tendría que renunciar?", dijo.

Tras las elecciones del domingo, los jefes de la oposición lo acusaron de administrar irregularmente el proceso y de actuar en sintonía con el oficialismo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario